La portada de mañana
Acceder
Los sanitarios advierten de la grave situación en la Comunidad de Madrid
Villarejo confesó una operación para que Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP
Opinión - Es el sistema, amigos, por Neus Tomàs

El inicio de curso escolar en Andalucía rompe la unidad sindical: mismo diagnóstico, distinta respuesta

Foto recurso de colegio

El comienzo en Andalucía del nuevo curso escolar, que arrancó este jueves, ha levantado el rechazo sindical unánime. Los cinco sindicatos presentes en la mesa sectorial (Comisiones Obreras, USTEA, ANPE, UGT y CSIF) coinciden en que faltan recursos para garantizar el retorno seguro a las aulas, y reclaman más personal (docente y no docente). El que hay sería insuficiente para establecer unas ratios de alumnos por aula que garanticen una distancia mínima de seguridad. Sin embargo, a pesar de estar de acuerdo en el diagnóstico, los sindicatos discrepan en las acciones a adoptar. Comisiones Obreras, Ustea y CGT secundan la huelga fijada para el próximo 18 de septiembre. UGT, ANPE y CSIF plantean un calendario de movilizaciones alternativo.

Entre la "alegría" y el "miedo" de volver al cole. El Parlamento andaluz confronta dos versiones límites del regreso a las aulas

Entre la "alegría" y el "miedo" de volver al cole. El Parlamento andaluz confronta dos versiones límites del regreso a las aulas

La falta de personal docente suficiente es la principal reivindicación sindical. Este ha sido también el motivo de que hayan encallado las negociaciones con la Consejería de Educación. Fuentes sindicales explican que se trata de una cuestión de cifras, una pelea por lograr más personal a los refuerzos inicialmente propuestos por la administración. “Las mesas han quedado en dique seco porque se han enrocado en el tema de plantilla”, señala Elena García, presidenta del Sector de Educación de CSIF Andalucía, que añade: “Hay mucha preocupación por parte del profesorado, basada en cuestiones objetivas: no se están produciendo los desdobles porque no hay plantilla suficiente”.

La cifra que Educación puso finalmente sobre la mesa era de unos 6.200, según dos fuentes sindicales, desglosada en 4.114 docentes adicionales, 800 más para liberar a quienes asumen las tareas de coordinación Covid, otros 400 ya comprometidos con anterioridad y una última oferta de otros 800 efectivos. CSIF planteó 7.500 en total, una cifra “realista”, según García. Ahí se rompió el diálogo. Además, los sindicatos advierten de que se trata de contrataciones temporales hasta diciembre. No obstante, admiten que la flexibilización de las habilitaciones (especialistas que puedan apoyar las clases generales) y la adopción de nuevos modelos de enseñanza a distancia pueden ayudar a bajar la ratio en algunos centros.

La Consejería explica que mantiene contactos para reabrir las negociaciones. También responde que está previsto que se incorporen 6.419 docentes al plan de refuerzo Covid. Es una nueva cifra que los sindicatos dicen desconocer, si bien este mismo viernes han sido convocados para una reunión con un único punto en el orden del día: “Posibilidad de ampliación de personal”.

Incorporación sin los tests

En todo caso, no todos los refuerzos comprometidos se están incorporando al inicio de curso, según los sindicatos. “A día de hoy, no están”, señala Yolanda Gamero, responsable de enseñanza pública de CCOO Málaga. En Málaga, las adjudicaciones eran solo de 385, según Gamero.

Los refuerzos del plan Covid se han calculado sin tener en cuenta las unidades de primaria o educación especial. Un parte se incorporó el jueves, coincidiendo con el primer día de clase, a pesar de que la Consejería de Educación había asegurado que adelantaría a agosto la contratación. La resolución de adjudicación de las plazas se publicó el lunes, tres días antes del inicio de curso.

Llegaron sin haber pasado el test rápido que la Junta de Andalucía esgrimía como garantía de un retorno seguro a las aulas, según comprobó este medio en un centro y confirman los sindicatos. En el caso que constató este medio, el propio director concertó la cita con el Centro de Salud después de dar la bienvenida al personal de refuerzo.

Fuentes de la Consejería aseguran que la realización de los tests ha sido gestionada por “las delegaciones de Salud y Familias junto a los distritos sanitarios en coordinación con las delegaciones de educación”. Con todo, Educación mantiene: “Lo que se explicó es que estarían incorporados al inicio del curso, como así ha sido”.

Huelga: “necesaria” o “no es el momento”

Paradójicamente, la respuesta al diagnóstico compartido de que faltan docentes está abriendo una brecha entre los sindicatos. Mientras CSIF, UGT y ANPE apelan a la prudencia y descartan por ahora la huelga, Comisiones Obreras, CGT y USTEA llaman al paro el próximo 18 de septiembre. “Estamos obligados a convocar la huelga. Así no se puede”, señala Gamero. Diego Molina, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, relata que la decisión se tomó en los órganos colegiados del sindicato después de un debate “intenso”: “Nuestros propios afiliados nos piden que es necesario que ahora demos un puñetazo en la mesa con una movilización fuerte, para que se sepa que la comunidad educativa está acojonada”.

Los que no se suman han establecido un calendario alternativo de movilizaciones que también empieza el 18 de septiembre, con concentraciones ante las delegaciones territoriales. La siguiente semana están previstas caravanas de vehículos en las capitales de provincia. La huelga se descarta por ahora, pero no a medio plazo.

ANPE, CSIF y UGT creen que “no es oportuno” convocarla en un inicio de curso muy complicado. “Entendemos que no es el sentir del profesorado, ni el momento de hacerlo”, señala Elena García, de CSIF, que advierte además del riesgo de que traslade una mala imagen del colectivo. Molina, de CCOO, rechaza las posibles acusaciones de corporativismo: “No hablamos de condiciones laborales, ni de que nos suban el sueldo. Defendemos a todo el mundo, no queremos ser un vector de contagio”. 

Etiquetas
Publicado el
12 de septiembre de 2020 - 22:25 h

Descubre nuestras apps

stats