Maloma Morales da a luz durante su secuestro en el Sáhara

Maloma Morales de Mato antes de su secuestro, junto a sus padres adoptivos, María del Carmen y José

"Me han llamado desde el Gobierno y me han dicho que soy abuelo". José Morales, padre adoptivo de la ciudadana española Maloma Morales, le ha confirmado así a eldiario.es/Andalucía que su hija ha dado luz este miércoles en el Sáhara, durante su secuestro, reconocido como tal por Naciones Unidas y el Gobierno de España.

El PP de Sevilla exige al Gobierno de Rajoy la repatriación de una española secuestrada en el Sáhara

El PP de Sevilla exige al Gobierno de Rajoy la repatriación de una española secuestrada en el Sáhara

Según le han explicado a Morales fuentes oficiales, ha sido "un parto natural y ha sido niña. El Gobierno la considera una española más y, al ser dos españolas, van a reactivar su regreso. Yo espero que esta situación ayude a traerla de vuelta a casa. Lo he dicho siempre, yo no la obligo a nada, sólo pido que vaya a un sitio neutral y declare, sin presiones de ningún tipo, si quiere regresar a España".

Hace dos años, en diciembre de 2015, el propio José presenció como un hermano, Mohamed Lamin, y otros familiares la secuestraban a golpes, según relata, durante una visita a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), de donde es originaria Maloma. El Ministerio de Asuntos Exteriores, amparándose en la ley de protección de datos, no ha confirmado ni desmentido la información.

Para Pepe Morales, a pesar de que esta información circulaba desde el miércoles por la tarde en las redes sociales, “esta noticia ha sido una sorpresa, porque en los planes de Maloma nunca entró ser madre tan joven. Es una tranquilidad saber que tanto ella como la pequeña están bien, así como que el Gobierno nos haya manifestado que la niña también es una ciudadana española de pleno derecho y, por lo tanto, nos ha dado grandes esperanzas de que van a seguir luchando por ellas, ahora con razón doble”.

En un comunicado a los medios, Morales señala que “ahora aún es más urgente que Maloma sea libre y repatriada. Es impensable que una hija no comparta con sus padres la ilusión de su maternidad. Esto nos lleva de nuevo a lo mismo, a que cuando las cosas se hacen por obligación, no ilusionan. No le han permitido decírnoslo, ni siquiera cuando ha nacido. Damos la bienvenida al mundo a la niña, que es nuestra nieta y deseamos con todas nuestras fuerzas que impere por fin la cordura y que el Frente Polisario actúe y logre que le permitan salir de los campamentos con su hija para ejercer sus derechos libremente, de modo que elija dónde, cómo y con quién quiere vivir”.

Maloma, de origen saharaui, llevaba desde los siete años visitando en verano a los Morales de Matos, pero se quedó en régimen de acogida con ellos a partir de los 12 años. Cuando cumplió la mayoría de edad, solicitó la adopción y la nacionalidad española. Ambos le fueron concedidos. Con su pasaporte español y todos los papeles en regla, se marchó con su padre adoptivo a visitar a su familia biológica, a lo que no visitaba por no tener regularizada hasta ese momento su situación legal en España.

Fue durante esa visita, cuando su familia adoptiva aprovechó para retenerla ilegalmente. La propia Maloma le reconoció a un periodista de El País Semanal, Pablo Mediavilla, que el momento del secuestro sucedió tal y como José Morales explicó tanto en su denuncia ante la Guardia Civil, como los medios de comunicación.

Pasividad política

La recién nacida es fruto de un supuesto matrimonio forzado, que ha tenido lugar durante el secuestro. En concreto, la boda se celebró el 6 de marzo de 2017 en el barrio 4, del distrito de Hausa del campamento de Smara, donde se encuentra el domicilio de su presunto secuestrador, su hermano biológico Mohamed Lamin Takio Hamda, denunciado por José Morales por secuestrarla. Vive allí con su hermano Khaled y su madre Salka.

El padre de Maloma recuerda, por otra parte, que "Maloma nunca ha querido tener hijos. De hecho, una pelea que tuvo con su expareja fue porque ella no quería tenerlos y él, sí". El Ayuntamiento de Sevilla ha sido una de las últimas instituciones en reclamar "la liberación y la repatriación de Maloma Morales". Partido Popular, PSOE y Ciudadanos apoyaron una moción para exigirle al Gobierno y la Junta de Andalucía que "avancen en el proceso negociador y adopten las medidas necesarias para la liberación y repatriación de Maloma Morales de Matos".

Aunque el Ministerio de Asuntos Exteriores siempre ha manifestado que sigue de cerca su caso y realiza las gestiones oportunas, la diputada socialista Zaida Cantera, que sigue el caso desde la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados, asegura que "el problema sigue siendo el mismo: la pasividad del Gobierno y del Ministerio de Asuntos Exteriores". Las familias de las secuestradas se han reunido con los grupos parlamentarios del Congreso y el Senado. Desde el Senado, el socialista Joan Lerma cree que "diplomáticamente, el Gobierno (español) puede hacer un esfuerzo mayor".

Mientras tanto, el Gobierno saharaui es acusado por organizaciones como Human Rights Watch o la asociación 'La libertad es su derecho' de no tener "ni la capacidad ni la voluntad política para garantizar que esta mujer (Maloma) sea libre de elegir si quedarse o irse". En el caso de La libertad es su derecho directamente tachan a los responsables políticos saharauis de "cómplices" de secuestro.

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2018 - 21:33 h

Descubre nuestras apps

stats