La portada de mañana
Acceder
Los beneficios de colegios privados se sostienen con más subvenciones públicas
El marido de la alcaldesa de Marbella conocía la investigación y avisó a su hijo
"El exministro Campo para el TC: la ética, la estética y la ley", por Ignacio Escolar

El PP sella con PSOE y Vox un pacto para renovar la RTVA y el Consejo Audiovisual andaluz que deja fuera a las izquierdas

Domi del Postigo, presentando la entrega de las medallas de Andalucía por el 28-F.

Antonio Morente


1

El primer gran pacto de la recién estrenada legislatura en Andalucía ya está aquí y, como ocurrió en 2019, tiene como protagonistas a los órganos que designa el Parlamento andaluz, aunque no todos por ahora. El acuerdo, suscrito por el PP con el PSOE por un lado y Vox por otro, trae como principal novedad la llegada del periodista malagueño Domi del Postigo a la presidencia del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) en sustitución de Antonio Checa, a la vez que se mantienen en sus puestos el director general de Canal Sur, Juan de Dios Mellado, y el presidente del Consejo de Administración de la RTVA, Rafael Porras.

La RTVA declara desierta y reinicia la licitación de un servicio de consultoría para su "racionalización organizativa"

La RTVA declara desierta y reinicia la licitación de un servicio de consultoría para su "racionalización organizativa"

El otro titular que deja este pacto es que no ha prosperado la propuesta para ampliar el número de integrantes de ambos consejos, con lo que Por Andalucía y Adelante Andalucía –que integra el grupo mixto– se quedan fuera. En el caso de la coalición liderada por Inmaculada Nieto, es la primera vez que un grupo parlamentario (lo que implica un mínimo de cinco diputados) se queda sin representación en estos órganos desde su fundación.

Tras la reforma legal acometida en 2019, los partidos con presencia en el Parlamento andaluz tenían un año para renovar estos consejos y nombrar nuevos responsables, que ahora están en funciones. Esto obligaba al PP a negociar y sellar un pacto, ya que los 58 parlamentarios de su mayoría absoluta allanan mucho el camino pero no son suficientes al requerirse el respaldo de tres quintos de la Cámara. Al final ha habido acuerdo con PSOE y Vox para esta renovación (suman 102 de los 109 diputados), pero no ha prosperado la propuesta que lanzó Por Andalucía para aumentar el número de miembros en ambos consejos de 9 a 11, lo que le habría hecho un hueco.

Consejo con PP, PSOE y Vox

Esto implicaba un nuevo cambio legal, y tampoco hubiese garantizado la presencia de Adelante, ya que el PP se habría reservado uno de los dos nuevos consejeros para así garantizarse la mayoría absoluta a la que tiene derecho en ambos foros. Finalmente, las cosas se quedan como hasta ahora, con una composición que viene marcada por los resultados electorales del pasado 19 de junio, lo que se traduce en cinco miembros del PP, tres del PSOE y uno de Vox. La formación de ultraderecha, por cierto, no se opuso inicialmente a una posible ampliación de los consejos para entrase la izquierda.

Al margen de la tormenta que esto ha generado desde Por Andalucía y Adelante, que cargan contra la falta de pluralidad con la que nacen los nuevos órganos, el acuerdo beneficia especialmente al PP, que refuerza así la imagen de diálogo que intenta transmitir desde el inicio de la legislatura pese a su mayoría absoluta. Una mayoría absoluta, por cierto, con la que le hubiese bastado el acuerdo con Vox en solitario, una imagen precisamente que rehúyen los populares.

¿Y qué lectura tiene para el PSOE? Los socialistas, conscientes de no tenían nada que hacer con respecto al reparto de sillones, han puesto el acento en el modelo de lo que tienen que ser los medios de comunicación oficiales de Andalucía. En este sentido, y aunque los textos de los acuerdos que el PP ha suscrito con ambas formaciones son básicamente iguales, el PSOE ha añadido un párrafo en el que se subraya que la RTVA deber ser “vehículo de información veraz, neutral y plural”, pero también “tiene que dar voz a la ciudadanía, garantizando el acceso de la sociedad civil a través de sus representantes y promoviendo la participación y el debate democráticos con igualdad de oportunidades para todos y todas”.

Un representante de los trabajadores en el consejo

En ambos casos, se incide en que debe incorporarse un representante de los trabajadores (con voz pero sin voto) al Consejo de Administración de la RTVA, lo que ya se acordó la legislatura pasada pero no llegó a aplicarse. Vox, por su parte, ha introducido una frase en la que se tiene que poner “especial esmero en combatir la propaganda gubernamental y todo intento de manipulación política en todos los contenidos emitidos”.

El acuerdo se ha firmado este mismo lunes, y los encargados de poner la rúbrica han sido los portavoces parlamentarios Toni Martín (PP), Ángeles Férriz (PSOE) y Manuel Gavira (Vox). Los populares han incidido en el “avance democrático” y la “altura de miras” de los partidos, los socialistas confían en que se garantice una información “veraz, independiente y plural” en la cadena autonómica y la formación de ultraderecha ha resaltado que logra que “no se incremente el gasto económico” en los dos consejos de extracción parlamentaria.

Las cosas no se ven igual desde la izquierda, y es que Por Andalucía critica que el pacto se ha alcanzado “a espaldas” de esta formación, lo que en su opinión deja el “pluralismo” de estos órganos como su principal “damnificado”, además de incidir en que “nunca antes, en toda la historia de estos órganos, se había excluido de la composición” de los mismos “a ningún grupo parlamentario”. Adelante Andalucía, por su parte, ha cargado contra el “acuerdo de mesa de camilla” para repartirse los puestos “dejando fuera” a esta formación, un pacto “totalmente antidemocrático” que evidencia “falta de pluralidad, ya que deja fuera a dos grupos políticos, casualmente los más a la izquierda de la cámara andaluza”.

En cuanto al acuerdo en sí, PP, PSOE y Vox “se comprometen a abrir una vía de diálogo” para aprobar una nueva Carta de Servicio Público para renovar a la aprobada en 2010, “para adaptar prioridades y estrategias a los cambios tecnológicos y a los nuevos hábitos de consumo del público salvaguardando siempre los principios inspiradores y la función de servicio público de la radio televisión andaluza”. También se incluye el compromiso de mantenimiento y estabilidad laboral del conjunto de la plantilla, la dotación de recursos humanos y materiales y una apuesta decidida por la producción propia para aprovechar el talento y buen hacer de sus profesionales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats