La portada de mañana
Acceder
Las CCAA que subvencionan a la fundación del PP que preside Súarez Illana
El falso mito "optimista" de la microbiología: los virus no se atenúan con el tiempo
Opinión: Lo del rey Juan Carlos no se podía saber, por Isaac Rosa

Nueve entidades se alían para recuperar la ganadería extensiva en el Pirineo

El pastoreo y la ganadería extensiva son, desde hace décadas, actividades productivas en declive en la montaña aragonesa

Nueve asociaciones de ganaderos y centros de investigación, entre otras entidades, han puesto en marcha un grupo de trabajo cuya finalidad es potenciar la ganadería extensiva en zonas de montaña y de media montaña integradas en la Red Natura 2000 y recuperar para el pastoreo áreas tradicionales en las que esta actividad ha desaparecido.

El grupo de trabajo, coordinado por la reserva de la biosfera de Ordesa-Viñamala y que comenzará sus actividades este otoño, tiene entre sus principales objetivos diseñar un sistema de monitorización que permita realizar un seguimiento a distancia de los rebaños y, también, poner en marcha sistemas de gestión modernos que compatibilicen la productividad y la sostenibilidad en la cría y el pastoreo de ganado bovino, ovino y equino.

En el proyecto, cofinanciado en un 80 % con fondos europeos del Programa Feader y en un 20 % por el Gobierno de Aragón, participan las asociaciones de ganaderos del Valle de Broto y de Guara, la de propietarios del Monte Estós (Benasque) y la asociación Aragonesa de Equino Hispano Bretón. Los responsables de la reserva de la biosfera de Ordeda-Viñamala coordinarán los trabajos, en los que también participan el Instituto Pirenaico de Ecología, integrado en el CSIC; la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza y la Escuela de Negocios del Pirineo, además del Ayuntamiento de Nueno (Huesca).

Recuperar las actividades tradicionales

La ganadería extensiva es una de las actividades en declive en las zonas de alta y media montaña de la comunidad aragonesa, cuya regresión también ha tenido efectos ambientales al haberse reducido de manera notable la presencia de rebaños en el monte, para cuya conservación han resultado fundamentales durante siglos.

La iniciativa, coordinada por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, incluye un triple objetivo en el que la mejora de la producción y la conservación de los montes convive con la búsqueda de efectos demográficos de fijación de la población.

Un estudio presentado hace unos meses por la Dirección General de Ordenación del Territorio del Ejecutivo autonómico demuestra cómo las figuras de protección ambiental y la regulación de las actividades productivas se traduce en una mayor fijación de la población en el territorio y en un aumento de las rentas.

La población ha crecido en las áreas de influencia de 13 de los 24 parques, monumentos, paisajes y reservas protegidos de Aragón (hasta un 30 % en el caso de los glaciares), en otras seis ha decrecido a un ritmo inferior a la media de la comunidad y solo en cinco el balance es negativo. Esas zonas suman 1.300 kilometros cuadrados, un 3 % de los 45.000 que incluye la superficie autonómica.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2017 - 22:32 h

Descubre nuestras apps

stats