Llega la FP de ‘tocinero’ en pleno pinchazo de la burbuja del cerdo

La demanda y las cotizaciones de carne de cerdo están cayendo en picado tras cinco años de crecimiento vertiginoso.

La Consejería de Educación del Gobierno de Aragón y el Clúster Nacional de Productores de Ganado Porcino (i+Porc) ha firmado un acuerdo por el que se comprometen a "colaborar en la puesta en funcionamiento de una formación profesional dual especializada en producción porcina" para paliar el "desequilibrio importante entre la demanda de las empresas y los trabajadores disponibles" en la comunidad.

Ese desajuste, según indica el convenio suscrito por la comunidad y la organización empresarial, "pone en riesgo el aprovechamiento del potencial ganadero de la región (sic) de Aragón" ya que prevén que afecte a "la situación actual y futura del empleo" en ese ramo.

La puesta en marcha de esa FP dual, que se diferencia de la tradicional por el mayor peso de las prácticas que los estudiantes realizan en empresas y que llega tras la creación de varios títulos de certificación de profesionalidad, parte de unas premisas que ahora mismo parecen estar perdiendo la solidez.

"Las previsiones reales de implantación de nuevas granjas en Aragón avalan el crecimiento del sector", señala el texto del convenio, que explica que "actualmente la comunidad autónoma lidera la producción de ganado porcino a nivel nacional, lo que no sólo justifica las necesidades actuales, sino que garantiza que las necesidades de trabajadores cualificados van a crecer en el futuro, de igual forma exponencial".

La consejería y los empresarios se muestran, por último, "conscientes" de que "el número de titulados en formación profesional de la familia profesional agraria es notablemente inferior al demandado por las empresas del sector porcino" en Aragón.

Esa afirmación, por otra parte, resulta sintomática de la evolución que está teniendo el sector en Aragón, donde el modelo de explotaciones familiares está siendo devorado por el industrial que imponen las integradoras y los fondos de inversión.

China frena en seco el negocio y fuerza una reconversión

El sector porcino ha experimentado un espectacular crecimiento en los últimos años, en los que se ha situado como el principal territorio español en producción con algo más de la cuarta parte de las plazas (8,77 millones de 32,67) autorizadas para cerdos de engorde, aunque muy por detrás de Catalunya en sacrificios (10,32 millones de un total estatal de 56,46) pese al avance de los últimos año, según los datos del Ministerio de Agricultura.

Esa progresión, que ha disparado la aportación del sector porcino a la renta agraria, aunque con el grueso del valor añadido en manos de las empresas de Italia y Catalunya (y pronto Alemania) que gestionan los principales mataderos, al mismo tiempo que disparaba los efectos negativos para el medioambiente como la contaminación de acuíferos, parece haber comenzado a colapsar.

Sin embargo, los importadores que operan en China, destino de dos tercios del porcino que se exporta desde Aragón, dejaron a partir de abril de renovar los contratos de suministro tras recuperar un nivel de producción previo a la epidemia de peste porcina africana que sacudió su sector a partir de 2014, y eso equivale a que se ha quedado en el aire el destino de la mitad de la carne de cerdo que se cría aquí.

Los precios caen en lo que parecen ser los prolegómenos de una reordenación del sector cuyos primeros compases incluyen una carrera entre las integradoras y los mataderos locales por hacerse con los mercados europeos y rescatar algunos asiáticos, como Corea del Sur y Singapur, en los que se habían visto desplazados en los últimos años por sus competidores europeos.

Así, el último Informe de Coyuntura del Ministerio de Agricultura refiere un "descenso generalizado de las cotizaciones de los canales de porcino de capa blanca (-2,50% de media en sus diferentes clasificaciones) debido a una disminución considerable de la demanda procedente de China y a un exceso de oferta europea". "Los precios del porcino cebado siguen descendiendo en todas las plazas nacionales", señala, al tiempo que anota que "los precios de los lechones base 20 kilos de origen nacional bajan esta semana un considerable -11,75%".

La cotización de los animales de cría cayó casi a la mitad en el segundo trimestre de este año por falta de demanda, tras varios años en los que era necesario importarlos al no dar al abasto los criadores españoles. Y el descenso de los precios de la carne en verano es, sencillamente, algo desconocido hasta ahora para el sector.

Un mapa de la empleabilidad en el porcino aragonés

En ese escenario en pleno proceso de cambio llega un convenio entre el Departamento de Educación y el Clúster del Porcino que incluye aspectos como que la puesta en marcha de esa nueva FP "no generará, ni dará lugar" para la Diputación General de Aragón (DGA) "a contraprestaciones financieras que requieran, en su caso, de otros acuerdos y formalidades, ni supondrá coste económico adicional con cargo al presupuesto".

El acuerdo tendrá una vigencia de dos años prorrogable por otros cuatro, contempla una comisión mixta para resolver las diferencias de interpretación que puedan surgir y establece que el uso de los logotipos del Gobierno de Aragón requiera la autorización previa de este.

El catálogo de acciones del convenio incluye "potenciar y promover la información y orientación profesional de las profesiones vinculadas al sector agroalimentario y ganadero" y crear un "grupo de diálogo" entre empresas y administración para "la actualización de los currículos aragoneses en los títulos de formación profesional de Agraria e Industrias Alimentarias".

El acuerdo también prevé que el clúster y la DGA pongan en marcha tres líneas de colaboración específicas: una para "el análisis de las cualificaciones demandadas en el sector de la producción porcina para permitir un estudio o mapa de la empleabilidad ligado al mismo", otra con el objetivo de trabajar en "la orientación profesional del alumnado matriculado en ciclos formativos en centros docentes públicos en las familias profesionales Agraria y de Industrias Alimentarias" y una más con el fin de trabajar en "la difusión y mejor aprovechamiento del módulo de formación en centros de trabajo en empresas del sector de la ganadería y de las posibilidades de la formación profesional dual".

Etiquetas

Descubre nuestras apps