Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

El MAS abre sus puertas al público sin inauguración oficial para que la alcaldesa no sea denunciada de nuevo por infringir la ley electoral

Reapertura del MAS.

Javier Fernández Rubio

Santander —

1

Dos meses antes de cada cita electoral los políticos entran en pánico. Como no pueden inaugurar ni rentabilizar su gestión de forma explícita que se interprete como propaganda política, hacen lo de siempre pero paseando, visitando, acompañando. La palabra 'inauguración' está prohibida.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), sabe esto por experiencia. Acaba de ser denunciada por los socialistas de la capital, aunque la denuncia se ha archivado, por intentar rentabilizar electoralmente desde el Consistorio la apertura del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander (MAS). Pese al archivo, la alcaldesa no ha querido arriesgarse a “ser denunciada por segunda vez” y este viernes ha asistido a la puesta en escena de la nueva reordenación de los fondos de la pinácoteca y su presentación al público este sábado, Día Internacional de los Museos, sin decir que se trata de una inauguración.

[“La Junta Electoral de la Zona de Santander ha rechazado la denuncia presentada por el PSOE de Cantabria contra la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), por infringir el artículo 50.3 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) al inaugurar el 17 de mayo una exposición en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo (MAS)”, según reza el texto de la Junta Electoral].

Con este preámbulo, ha insistido Igual en que no ha habido este viernes una “inauguración” propiamente dicha: simplemente la presentación de unas actividades para estos días, lo que conlleva que, por primera vez desde hace siete años, en que el museo hubo de cerrar sus puertas a resultas de un incendio, el público podrá acceder a la restauración del edificio y volver a contemplar cuadros, esculturas, instalaciones, grabados y otros 'géneros' plásticos de su colección. Con motivo del Día de los Museos, que no de la reinauguración, ha recalcado, se ha dispuesto un ámbito especial dedicado a Juan Uslé, compuesto por obras del museo y de coleccionistas privados. También habrá vermú y refrescos en la calle a iniciativa de los hosteleros de la zona.

La alcaldesa ha postergado hasta después de la cita electoral de las europeas, es decir, a partir del 9 de junio, los nuevos proyectos que pueda pergeñar la comisión asesora de la colección y la puesta de largo, o inauguración, del edificio de Rucabado rescatado de las llamas.

Igual ha comparecido públicamente este viernes junto a su concejala de Cultura, Noemí Méndez, y el presidente de la Fundación Caja Cantabria CASYC, Gaspar Laredo, quien ha colaborado desde hace más de dos años en la organización en su sede de la calle Sevilla de una veintena de eventos de la actividad del museo. Les han acompañado la directora general de Cultura de Santander, Yolanda de Egoscozabal, y el director de CASYC, Juan Muñiz.

La alcaldesa ha defendido que el MAS “no ha dejado de programar exposiciones” durante todos estos años que no ha tenido la sede en la calle Rubio. Además, ha alegado que el Día de los Museos es el día 18 y, como han hecho “toda la vida”, se inauguran o se abren exposiciones, como se hará esta tarde. “No nos lo hemos inventado en el Ayuntamiento de Santander por las elecciones europeas”, ha recalcado Igual.

MAS de lo mismo

Lo que el público podrá ver a partir de este sábado, en que se han programado cuatro visitas guiadas, es una selección de los fondos del Museo, con una ordenación cronológica por plantas, abandonando de este modo el modelo intertextual e intertemporal con que el director Salvador Carretero intentó imprimir un giro a la oferta expositiva en los años 90.

El museo ahora ofrece un recorrido vertical por sus cuatros plantas, en donde el visitante encontrará en la planta baja obras de Arte Contemporáneo de artistas nacionales e internacionales (1982-2024); en la primera, Arte Contemporáneo cántabro (1978-2024); la segunda y tercera, Arte Moderno (1863-1985), la más nutrida y que recuerda que originariamente fue un Museo de Bellas Artes; y una cuarta, que albergará obras desde el siglo XVI hasta 1960, Arte Clásico en donde el retrato de Goya a Fernando VII sigue siendo la joya de la Corona. Junto con la pequeña selección de obra donada por Juan Uslé o en propiedad de coleccionistas privados (siete piezas), poco más hay que reseñar tras siete años de espera.

El edificio tiene la misma configuración que hace siete años (ha perdido superficie expositiva pero no significativamente y se han remozado todos los sistemas y medidas de seguridad), la colección es básicamente la misma (aunque ha crecido principalmente debido a los propios artistas cántabros) y el equipo directivo sigue siendo el mismo, con Salvador Carretero al frente de la pinacoteca desde hace 35 años. Si hay nuevos proyectos para el museo, habrá que esperar al 9 de junio para empezar a conocerlos.

Lo que se expone estos días son 299 obras de 148 autores nacionales e internacionales, de los cuales 34 son mujeres. Hay obra expuesta de 70 cántabros, de otros 45 artistas del resto de España y 33 internacionales. La pintura prima sobre lo demás: 180 cuadros, frente a 47 fotografías, nueve instalaciones, 11 vídeos, cuatro grabados y una veintena de esculturas.

El museo cuenta en sus fondos actualmente con 3.200 piezas artísticas, cerca de cuatro veces más de las que disponía en 1990, y se espera alcanzar en breve las 5.000. Como el edificio no dispone de tanta capacidad de almacenamiento, las obras no expuestas han de estar a recaudo, por lo que la colaboración con la Fundación Caja Cantabria se seguirá manteniendo y el almacenaje será un de los cometidos de esta, junto con la labor expositiva, que tampoco se descarta.

Críticas sindicales

UGT ha denunciado públicamente que la reapertura del museo se hace sin planificación sin espacio para el personal que fue trasladado mientras el inmueble estuvo en obras. La Federación UGT-Servicios Públicos ha denunciado así que el Ayuntamiento de Santander vaya a reabrir al públicola instalación “sin el personal suficiente para garantizar su correcto funcionamiento y el cumplimiento de las condiciones laborales de la plantilla”.

Según precisa el sindicato, el MAS se reabre al público con cuatro vigilantes en lugar de los nueve necesarios por su horario especial y parte del personal municipal adscrito al museo (director, ayudante de museo, restaurador y administrativo) no disponen aún de espacios habilitados para su trabajo y seguirán en el Centro Cultural al que fueron trasladados cuando se iniciaron las obras de rehabilitación.

UGT ha indicado que el Consistorio “desistió recientemente de privatizar la vigilancia y el control de la colección” del MAS tras la oposición de los sindicatos porque eran “puestos de trabajo que hace pocos meses había ofertado a los aspirantes que obtuvieron la plaza en el proceso de estabilización de empleo temporal”.

Además, la sección sindical de UGT en el Consistorio santanderino se sorprende de que se anuncie a través de los medios de comunicación que se va a reforzar la asistencia especializada mediante mediadores e informadores en sala cuando “son profesionales con una formación muy específica en materias como Bellas Artes o Gestión Cultural, perfiles que no existen actualmente en ninguna Administración local”.

“Mientras los empleados municipales adscritos al MAS no tienen cabida en el mismo, se pretende contratar de cualquier manera, por lo que nos tememos que el equipo de Gobierno tenga, una vez más, la intención de externalizar o privatizar el servicio municipal”, ha recalcado el sindicato.

La Federación UGT-Servicios ya ha solicitado que en la mesa de negociación programada para el 21 de mayo “se busquen soluciones para el MAS” para que “no se repita la misma historia como cuando se procedió al cierre de una biblioteca al poco tiempo de su inauguración por falta de personal [por la del Centro Cultural Fernando Ateca, de Monte]”.

UGT se ha sumado así a la crítica laboral que ha realizado CCOO este jueves. CCOO ha valorado positivamente la “decisión” municipal de “desistir de su idea inicial de externalizar la vigilancia y el control de la colección artística y de las instalaciones” del MAS, lo que ha atribuido a la “presión” de todos los sindicatos de la Junta de Personal que, “al conocer las intenciones de privatizar el servicio, se opusieron rotunda y frontalmente”.

Etiquetas
stats