La portada de mañana
Acceder
El Gobierno de Ayuso se resquebraja por su gestión de la pandemia
Villarejo intentó vender material para "anular" los casos Gürtel, Pujol y procés
OPINIÓN | Estado de sindiós, por Elisa Beni

Ciudadanos entrega la Alcaldía de Santander al PP y entra en un equipo de Gobierno en minoría que depende de Vox

El concejal de Ciudadanos en Santander, Javier Ceruti, y el portavoz autonómico, Félix Álvarez.

Ciudadanos entrega definitivamente la Alcaldía de Santander al Partido Popular, que lleva gobernando la ciudad desde hace casi cuatro décadas, y se integrará en un equipo de gobierno en minoría que dependerá del único edil de Vox dentro del Ayuntamiento, ya que la formación naranja ha descartado un pacto alternativo con PSOE y PRC que podría haber desalojado del poder a los populares y que sí otorgaba una mayoría absoluta en el pleno.

Ciudadanos bloquea el cambio en Santander y mantendrá al PP en el poder

Ciudadanos bloquea el cambio en Santander y mantendrá al PP en el poder

Con ese acuerdo, que desde la formación naranja califican de "muy satisfactorio", podrán gestionar la próxima legislatura las concejalías de Urbanismo e Innovación, que incluye el área de Contratación, y la de Cultura, Deportes y Transparencia, y ostentarán también la portavocía municipal.

Además, Cs tendrá el segundo teniente de alcalde y dos de los nueve miembros de la Junta de Gobierno Local, según el pacto al que han llegado los dos partidos después de negociaciones "tensas" y "agotadoras", y la mediación de sus respectivas direcciones nacionales, algo que ha sido "público y notorio", según ha reconocido visiblemente contrariado Javier Ceruti, el candidato de Ciudadanos.

Pese al acuerdo definitivo entre ambos partidos, la fórmula elegida para darlo a conocer ha sido muy poco convencional, ya que la firma del pacto entre los cabezas de lista de PP y Cs en las últimas elecciones municipales no ha sido pública y ambos han comparecido por separado en la misma sala, con media hora de diferencia, y sin propiciar siquiera una fotografía con un apretón de manos o un gesto de complicidad tras cerrar las negociaciones. Un breve encuentro en el pasillo ha sido la única oportunidad de ver juntos a los nuevos socios de gobierno.

El primero en comparecer ha sido Ceruti, que ha estado acompañado por el portavoz autonómico de Ciudadanos en Cantabria, Félix Álvarez, así como por buena parte de la cúpula de su partido, pero no por la que será su número dos y concejala de Cultura, Deporte y Transparencia, María Luisa San Juan, que se ha mantenido al margen de las negociaciones y que no ha participado en ninguno de los encuentros en los que se ha decidido este pacto.

Ceruti, que será a partir de este sábado nuevo responsable de Urbanismo, Innovación y Contratación, además de portavoz del equipo de gobierno municipal, ha dejado entrever su disgusto y no ha dudado en transmitir a la prensa que la decisión de mantener en el poder a los populares ha sido una "imposición" desde la dirección nacional de Ciudadanos, que ha negociado "desde Madrid" el futuro de Santander. De hecho, ha lamentado no haber tenido "suficiente autonomía" para explorar otras opciones de pacto con el PSOE y el PRC como era su intención.

Una gran parte de su comparecencia ha girado sobre la credibilidad o no que otorga al PP para cumplir una serie de medidas que, tal y como ha expuesto reiteradamente Ciudadanos, supone una "enmienda a la totalidad" de la gestión de Gema Igual y su equipo de Gobierno durante la pasada legislatura. En este sentido, ha explicado que la intervención de la cúpula nacional de su partido ha tenido mucho que ver en que se diera por bueno el documento que finalmente han suscrito, aunque Ceruti ha advertido que estarán "vigilantes".

Al margen de las concejalías, el acuerdo incluye otras cesiones de tipo orgánico que benefician a Ciudadanos. Así, serán los encargados de nombrar al próximo director general de Urbanismo, un puesto de nueva creación, área que se desgaja de Infraestructuras y Arquitectura, además de al responsable de la Dirección General de Innovación y del Instituto Municipal de Deportes (IMD).

Al tiempo, la formación naranja podrá proponer dos de los tres candidatos a dirigir la Fundación Santander Creativa, con lo que se hará cargo de su gestión, y tendrá presencia en el resto de empresas y entidades públicas ligadas al Ayuntamiento, además de disponer de un auxiliar y un periodista para su grupo municipal. Es en estos cargos de la segunda línea de gobierno donde han surgido más fricciones y se ha negociado hasta última hora.

Exigencias programáticas

El documento que han firmado PP y Ciudadanos incluye un decálogo que gira en torno a los asuntos que los naranjas han venido "machacando" durante la campaña electoral y que eran "irrenunciables", entre los que destaca la retirada de la escollera de La Magdalena, que ha sido un empeño de los populares desde hace años y que ha generado un gran rechazo entre los vecinos y las asociaciones conservacionistas. Tras el acuerdo, se exigirá al Estado la "eliminación inmediata" del dique levantado y se solicitarán rellenos de arena en la playa, especialmente en verano.

Otro de los puntos está relacionado con el fallido proyecto del Metro-TUS, diseñado bajo el mandato del anterior alcalde y exministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y al que Gema Igual dio marcha atrás a los seis meses de su puesta en marcha, debido también a las quejas de vecinos y colectivos sociales. Ahora, en base al pacto de gobierno, se deberá eliminar el carril bus que se mantiene activo en el centro de la ciudad.

El acuerdo entre populares y naranjas también aborda el próximo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), después de que la justicia anulara el que estaba en vigor. En este ámbito se prevé la convocatoria antes del 1 de noviembre de mesas de participación ciudadana para la redacción del documento.

Sobre el proyecto en marcha para la integración ferroviaria se reclama en el escrito la paralización temporal de las actuaciones previstas y que se someta también a una mayor información y participación vecinal.

Además, en el pacto PP y Cs se contempla la realización, antes del 1 de febrero de 2020, de una auditoría de gestión para la mejora de las condiciones de trabajo de los funcionarios y la eficiencia del servicio, así como convocar el mayor número posible de plazas de Policía Local. También se exigirá controlar el cumplimiento de los contratos por parte de las concesionarias.

Asimismo, alberga el compromiso de una rebaja de impuestos, cuantificada en cerca de 7 millones de euros a lo largo de la legislatura, y que afectará al IBI -que bajará un 10% en cuatro años-, la plusvalía municipal y la tasa de basuras, las escuelas deportivas o la exención de la licencia de apertura en locales de menos de 400 metros cuadrados.

El documento también prevé un plan de corredores verdes y medidas para las familias, como la mejora de becas para la educación de 0 a 3 años o la cubierta de parques infantiles.

Sí a todo

Gema Igual, que repetirá en el cargo tras arrancar este acuerdo a Ciudadanos y despejar las dudas sobre su continuidad, sí ha comparecido mucho más satisfecha, pese a que en su última intervención ante los medios había expresado su malestar por lo que consideraba una "imposición" de Ciudadanos, que le pedía que dijera "sí a todo", con una serie de medidas y nombramientos que le parecían "desproporcionados".

Tras rubricar el acuerdo, sin embargo, y sin explicar en qué se diferencia el texto firmado este viernes con el que estuvo a punto de provocar la ruptura, ha señalado que el PP ha sido "justo" y "generoso" en el reparto de competencias y ha defendido que liderará un equipo "cohesionado" y "con una única voz", restando importancia al hecho de que la portavocía del Ayuntamiento recaiga a partir de ahora en Ceruti o que no conozca ni haya mantenido ningún tipo de contacto con la que será su nueva concejala de Cultura, Deporte y Transparencia.

"En las negociaciones hay que ceder. La generosidad ha sido grande porque las circunstancias así lo requerían", ha opinado la alcaldesa en funciones, que ha explicado también que todos los ediles del PP tendrán cartera y dedicación exclusiva y que ha acusado a PSOE y PRC de querer impulsar un "pacto de perdedores" en la ciudad mientras su partido cierra acuerdos en las principales capitales españolas, como Madrid, con la intención de desalojar a la lista más votada. "No es lo mismo, yo solo hablo de Santander", ha dicho como justificación.

Pendientes de Vox

En lo que sí han coincidido Igual y Ceruti durante sus intervenciones es en que no otorgarán ningún papel dentro del equipo de Gobierno al edil de Vox, con el que no se han puesto en contacto, a pesar de que la suma de PP y Ciudadanos no alcanza la mayoría absoluta. Al bloquear Cs la opción de un pacto alternativo con socialistas y regionalistas, la candidata del Partido Popular tiene garantizada la investidura este sábado porque fue la lista más votada en las urnas.

Sin embargo, ninguno de ellos ha precisado qué pasará a partir de entonces, en cada una de las votaciones en el pleno, donde los dos partidos que integran el equipo de Gobierno estarán en minoría y dependerán de la extrema derecha para aprobar cualquier medida, desde los presupuestos municipales a las ordenanzas o mociones que se debaten en las sesiones plenarias en el Consistorio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats