eldiario.es

9

El no de Revilla

No me sirven ni a mí ni a muchas los argumentos de Mazón, más bien escasos y con un discurso poco construido sobre la realidad de Cantabria, que nos intentan esbozar una comunidad más aferrada a la bandera que a sus necesidades

Revilla anticipa el apoyo del PRC al PSOE si reafirma sus compromisos con Cantabria

Mazón y Revilla. EFE

Y de nuevo sesión de investidura, trepidante, alucinatoria a ratos, siempre didáctica. Este teatro de lo político elevado en los últimos tiempos a categoría de espectáculo nacional, por mucho que me guste que supere en audiencias a ciertos reality show ya que ello debería llevar implícita una mayor cultura sobre cómo funciona nuestra democracia, no deja de ser prácticamente lo mismo. Mentiras, insultos, hipérboles, descalificaciones, trilerismo, demagogia…vamos, que ni el mejor Sálvame de Lux.

En la parte que nos toca como cántabras, he de decir que el revillismo no defrauda. Apenas dos días antes de la sesión parlamentaria que debía decidir en primera vuelta quien nos va a gobernar los próximos cuatro años - aunque lo dejaremos para el día 7-, el PRC anuncia su 'no' a Sanchez. Rasgándose las vestiduras y la patria, argumentaron para cambiar su voto la más que posible ruptura de la unidad del Estado por el acuerdo con ERC. Pues muy bien, esa cantinela ya la hemos oído antes de boca de la ultraderecha, la derecha ultra y los ultras de la derecha. Podían haberse molestado un poquito más, haberle dado un toque más local, algo que no rechinara en los oídos de los votantes progresistas de ese partido, que los hay y muchos.

Que Revilla iba vender el voto al mejor postor lo teníamos claro. Que se iba a abrazar al discurso reaccionario de quienes quieren romper España no tanto. Porque España no se rompe por sentarse a dialogar, ni por cuestionar las normas que nos rigen, ni siquiera por sacar la justicia de la política. España se rompe cuando los que deberían representarnos a todas se dedican a enfrentarnos, a debilitar todo lo común y compartido sembrando odio y discordia, a estigmatizar idiomas y culturas o cuando prefieren señalar con el dedo a quienes piensan diferente intentando con amenazas que quieran seguir perteneciendo a un país que parece querer meter en la cárcel a todos los disidentes del régimen del 78.

No me sirven ni a mí ni a muchas los argumentos de Mazón, más bien escasos y con un discurso poco construido sobre la realidad de Cantabria, que nos intentan esbozar una comunidad más aferrada a la bandera que a sus necesidades. Ese no es nuestro día a día. Necesitamos infraestructuras, necesitamos servicios, necesitamos trabajo, necesitamos educación y cultura, necesitamos políticas de igualdad, financiación, carreteras, mejoras de medio rural, protección de nuestro entorno frente al cambio climático. Necesitamos gobierno.

Un gobierno que han puesto en solfa por su 'no'; porque ese no a la investidura de un gobierno progresista para España ha hecho que se tambalee el pacto en esta comunidad. Personalmente estoy hasta las narices de testosterona en la política, no sé vosotras. Cuando hablamos de feminización de este entono tan masculinizado no nos referimos a llenar de ministras las ruedas de prensa, sino a una cultura de pactos y dialogo, de acuerdos y sensatez, de cuidados y respeto.

Las declaraciones del PRC y del PSOE cántabros son una buena muestra de lo que no se debe hacer si se quiere representar de una manera digna a quienes les votan: una escalada de amenazas y órdagos que se han resumido en una oferta de Pablo Casado en la tribuna del parlamento español a facilitar el gobierno en Cantabria y un Sánchez asegurando que el voto en contra del PRC haría insostenible mantener el pacto con los regionalistas. Les ha faltado la metralleta y decir "a que no hay huevos". Toda una oda al hooliganismo que lo impregna todo.

A mí me da mucha vergüenza la irresponsabilidad de tantos. Que no sepan entender que quienes les votan lo que buscan es, además de buen gobierno y una gestión eficiente de los recursos de todas, ejemplo. No deberían seguir haciéndose daño a sí mismos y al país usando recursos de parvularios, matones o adolescentes hiper-hormonados. Para eso ya está Abascal. Y es victoria de la ultraderecha llevar el relato hacia posiciones guerracivilistas y apocalípticas. ¿De verdad les vamos a dejar ganar también esa baza? Cantabria se merece algo mejor.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha