La portada de mañana
Acceder
La España temporal: una máquina que crea y destruye 100.000 empleos al día
Almudena Grandes, la escritora que se negó a olvidar
OPINIÓN | Salpicaduras de mierda judicial, por Elisa Beni

Las terrazas hosteleras en Santander mantendrán su ocupación porque hay clientes que aún tienen "respeto" por entrar al interior de los locales

Varias personas en una terraza de Santander.

El cierre de calles para habilitar terrazas hosteleras en la calzada concluirá este domingo, 31 de octubre, pero seguirá siendo posible, a discreción de los hosteleros, la ocupación que ahora tienen sus terrazas en las aceras, ya que, a juicio del primer teniente de alcalde y concejal de Fomento en Santander, César Díaz, la ordenanza reguladora los ampara.

La nueva ordenanza de terrazas de Santander amenaza una mayor ocupación del espacio público a costa del peatón

La nueva ordenanza de terrazas de Santander amenaza una mayor ocupación del espacio público a costa del peatón

Durante las fases más restrictivas de la pandemia por coronavirus, Santander, al igual que otros municipios, posibilitó que los hosteleros que disponían de terraza pudieran ampliar la misma sin costes, dado que era imposible atender a los clientes en el interior de los locales. Aquellos hosteleros que no disponían de terraza no tuvieron alternativa. Ahora, en que las restricciones son mínimas y los hosteleros pueden atender en el interior, el Ayuntamiento de Santander seguirá dejando a discreción de los propietarios de bares y restaurantes qué hacer.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha justificado esta moratoria, que hace que en la práctica algunas aceras sean intrasitables por la ocupación de mesas hosteleras, en que los clientes de bares y restaurantes aún siguen teniendo "respeto" por entrar al interior, así como el actual "repunte" de casos que aconseja, a su juicio, esperar.

César Díaz, por su parte, ha precisado que "es una decisión de los hosteleros y serán ellos los que digan si quieren continuar o ajustar", pudiendo elegir si reducen la ocupación de sus terrazas en una vuelta a la situación inicial.

Las declaraciones se han producido el mismo día de la convocatoria de una movilización de la Asociación de Vecinos Pombo-Cañadío, en protesta por los desperdicios y suciedad que han vuelto a las calles después de la reapertura del ocio nocturno. A este respecto, la alcaldesa ha indicado que se estudiará una mayor presencia policial y una mayor limpieza de calles. Queda descartado el cierre de locales. "Vamos a ver la posibilidad de intensificar o ajustar horarios", ha dicho Gema Igual.

Etiquetas
Publicado el
27 de octubre de 2021 - 14:39 h

Descubre nuestras apps

stats