La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

Contenido patrocinado

Cinco visitas imprescindibles para descubrir Valderredible

Uno de los núcleos de población del municipio cántabro de Valderredible.

Valderredible es el municipio más meridional de Cantabria. Se extiende en la depresión formada por el río Ebro, que da nombre al municipio. En cuanto al patrimonio, la localidad campurriana alberga numerosas ermitas e iglesias construidas durante la Edad Media, la Alta Edad Media y la Edad de Bronce que, en su conjunto, visibilizan una de las arquitecturas más singulares de Europa.

Cabe destacar la gastronomía de la zona, cuyos productos estrella son las setas y, sobre todo, las patatas, puesto que el cultivo de este último producto es muy abundante y de extraordinaria calidad.

Centro de Interpretación del Rupestre Santa María de Valverde

Este Centro de Interpretación se encuentra junto a la Iglesia rupestre de Santa María de Valverde. Aquí, el visitante descubrirá cómo la matriz de la roca se convirtió en seno de creencias religiosas.

Asimismo, podrá disfrutar de un recorrido a través de la arquitectura rupestre que aborda el proceso de cristianización de Cantabria, el fenómeno del eremitismo y las prácticas monásticas de la época.

Durante la visita se muestran al público las claves artísticas e históricas de lugares tan emblemáticos como Santa María de ValverdeCampo de EbroEl CadalsoArroyuelos y El Tobazo.

Iglesia de Arroyuelos

Esta ermita, cuya construcción se produjo entre los siglos VIII y X, está situada en un pequeño peñón de arenisca. Se trata de la ermita de mayor complejidad arquitectónica de las ermitas rupestres de Cantabria y una de las más importantes de las que existen en la Meseta Norte, en cuanto a su tamaño y su conservación.

Tras atravesar un pasillo en forma de túnel, el visitante accede al primer piso, de planta irregular. La única ventana de esta iglesia está ubicada en el piso superior, aunque hoy en día  está casi cegada por un muro moderno de mampostería. La existencia de estas dos plantas evidencia que en esta ermita se organizó algún tipo de vida monástica.

La arquitectura de este edificio es de estilo mozárabe, puesto que cuenta con un arco de herradura, en planta y en alzado, y con espacios excavados.

En el exterior se pueden observar huellas de alguna construcción realizada en madera, además de varias sepulturas excavadas en roca.

Colegiata románica de San Martín de Elines

Este templo, conservado en su totalidad, data del siglo XII y aguarda las únicas pinturas románicas de Cantabria en la parte interior del ábside. Cabe destacar la parte del claustro, en el que se exponen piezas (canecillos, pilas bautismales, sepulcros…) tanto de la colegiata como de algunas iglesias de alrededor.

Existe una ruta, paralela al río Ebro, que comienza en Burgos y finaliza en San Martín de Elines. El punto más destacado del camino es aquella curva en la que emerge la estampa de la cabecera de la iglesia monástica, construida sobre los restos de una iglesia anterior de estilo mozárabe, de la que todavía se pueden ver algunos restos.

Hoces del Ebro

Las Hoces del Ebro es un espacio que alberga un ondulante cañón con meandros pronunciados y paredes verticales, cuya profundidad supera los 200 metros en algunos puntos, y los páramos de Bricia y Lora. Labrado por el río Ebro, este paraje forma parte del Parque Natural de las Hoces del Ebro y el Rudrón (Burgos).

Existe una gran variedad de la vegetación de la zona, en la que podemos encontrar desde hayas, nogales o avellanos en los cañones, hasta enebros, quejigos o encinas en los páramos.

La declaración de este espacio como ZEPA (Zona de Especial Protección para la Aves) contribuye a proteger una de las mejores zonas del norte de España para la avifauna rupícola, especialmente para las rapaces. Así pues, estos lares cuentan con la presencia de diversas especies de aves rapaces como el Alimoche, el Buitre leonado o el Águila Real.

Visita a la fábrica de ‘Patatas Vallucas’

Esta fábrica ofrece diversas visitas en las que el público tiene la oportunidad de conocer cómo se elabora el producto de forma artesanal, desde la recogida hasta su envasado.

Se trata de unas patatas fritas, de Valderredible, que se producen a base de patatas CC (Calidad Controlada), aceite de girasol (alto oleico) y sal marina. Además, carecen de conservantes y colorantes. El producto puede adquirirse en la propia fábrica o de manera online.

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2020 - 09:00 h

Descubre nuestras apps

stats