Cantabria cierra el interior de la hostelería para contener la cuarta ola tras alcanzar el nivel alto de alerta sanitaria

Un camarero trabaja en el interior de un bar.

El interior de la hostelería de Cantabria ha durado apenas mes y medio abierto. Tras la mejora de la situación epidemiológica después de superar la tercera ola, el cambio de tendencia de las últimas semanas agudizado tras los festivos de Semana Santa ha provocado que la Consejería de Sanidad haya tomado la decisión de volver a endurecer las medidas restrictivas.

Así, para tratar de contener el impacto de una cuarta ola, las autoridades sanitarias han anunciado este lunes la decisión de volver a clausurar el interior de estos negocios, que ya estuvo cerrado desde noviembre hasta marzo. El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), y el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, han comparecido de forma urgente para dar cuenta de esta y otras restricciones que ya estaban anunciadas y que se aplican una vez que se ha alcanzado el nivel tres de alerta sanitaria.

Tras rozar ese escenario en la jornada del viernes, los datos del fin de semana han terminado por certificar que la comunidad ha entrado de lleno en el nivel 3 de alerta por COVID, con una incidencia acumulada a 7 días de 90 casos por cada 100.000 habitantes, cuando el corte está en 75, y una ocupación UCI del 15,9%. "El semáforo está en rojo", ha advertido Wallmann.

Así pues, el nuevo paquete de medidas, que se plasmará en una resolución de la Consejería que entrará en vigor a las 00.00 horas de este miércoles contempla el cierre de los interiores de los establecimientos de hostelería y restauración, mientras que sus terrazas podrán permanecer abiertas con un aforo del 75%. Como novedad respecto a la clausura anterior, los restaurantes de hoteles y albergues también deberán permanecer cerrados, de manera que solo podrán prestar servicio en las habitaciones, y de recogida y entrega a domicilio.

Asimismo, aunque en las terrazas de los bares podrán agruparse hasta un máximo de seis personas, Sanidad propondrá al presidente autonómico que aplique una resolución en la que en el resto de ámbitos, las reuniones sociales queden reducidas a cuatro.

Por otro lado, el aforo en instalaciones deportivas se reduce a un tercio con tamaño de los grupos de un máximo de cuatro personas. Con respecto a la práctica deportiva de ámbito autonómico en espacios abiertos podrá realizarse de forma individual o colectiva con un máximo de 300 personas de forma simultánea sin superar un tercio del aforo y en espacios cerrados no se permitirá. Por lo que se refiere a la asistencia de público en eventos deportivos, se podrá realizar en el exterior, al aire libre, con un tercio de aforo y un máximo de 300 personas, y queda prohibida su presencia en lugares cerrados.

Además, Sanidad recomienda fomentar al máximo posible el teletrabajo, y en el ámbito formativo, los congresos deberán celebrarse obligatoriamente de forma telemática. Además, en lo que respecta a las convocatorias de oposiciones para empleo público, quedarán reducidas a un tercio del aforo del espacio con un llamamiento máximo de 100 personas.

Las medidas, según ha remarcado el titular de Sanidad, se van a establecer por el periodo de 30 días revisable tanto en el caso de que sea necesario prorrogarlas, como de acortar su duración si el caso lo requiriera. Sin embargo, para rebajar de nivel se requiere que los indicadores se consoliden durante 14 días. Por lo tanto, si estos baremos pasasen de nuevo a nivel 2, de acuerdo con el documento acordado entre las comunidades y el Ministerio de Sanidad, se exige que estuvieran durante 14 días en este rango para implantar de nuevo medidas de nivel 2.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats