STEC alerta de que la estabilización de docentes puede “dejar en la calle a cientos de interinos cántabros”

Una profesora en una clase.

El sindicato STEC ha advertido que el “caos” en los procesos de estabilización de la función docente puede “dejar en la calle” a “cientos” de interinos cántabros y ha pedido al Ministerio de Educación y a la Consejería que se busquen fórmulas que lo eviten.

STEC defiende que sean los interinos de Cantabria los que se estabilicen en la comunidad autónoma, y no aspirantes de fuera que “para colmo compiten en muchos casos en condiciones ventajosas”.

“La Consejería no puede permitirse poner en peligro la continuidad de una serie de personas formadas aquí, con años de experiencia y que conocen perfectamente el currículo y el sistema educativo de Cantabria”, han defendido este jueves en rueda de prensa los representantes de STEC Miriam Gómez y Raúl Agüera.

Y es que han advertido que el Real Decreto de ingreso en la función pública docente aprobado el pasado abril, y que desarrolla la Ley para reducir la temporalidad en el empleo público, genera “efectos perversos” y “muy negativos” para las comunidades autónomas y sus interinos, “especialmente” en territorios pequeños como es Cantabria.

A su juicio, el hecho de que se vayan a ofertar las plazas vacantes que venían estando ocupadas por personal interino de larga duración (las cubiertas de esta manera desde 2016) por un proceso de concurso de méritos de libre concurrencia y, “sin ningún tipo de norma que coordine las convocatorias que tienen que hacer las comunidades autónomas, originará un auténtico caos de consecuencias imprevisibles”.

Según han explicado, en Cantabria han salido 677 plazas a concurso de méritos y STEC tiene “el temor fundado” de que ello produzca una “avalancha” de aspirantes que participen en otros simultáneos en varias comunidades a la vez, lo que podría generar que territorios pequeños como Cantabria, con menos recursos para gestionarlos, puedan sufrir un “colapso” al ser “incapaces de gestionar un concurso de méritos en el que pueden participar decenas de miles de personas”.

También han advertido de que el hecho de que aspirantes que se presenten a varias convocatorias superen el proceso en varios territorios puede provocar un “efecto desastroso con listas ficticias de aprobados de muy difícil gestión y solución”.

“Nos preocupa profundamente que todo este proceso derive en una situación caótica que no cuente con las suficientes garantías y seguridad jurídica para el conjunto de los aspirantes”, han señalado.

También STEC ha criticado que el Real Decreto de ingreso en la función pública docente incorpora ahora como mérito a baremar el haber aprobado alguna vez, aunque sin plaza, la fase de la oposición, siempre que ese aprobado se haya producido en procesos convocados a partir de 2012 a la actualidad.

Para el sindicato, ello supone no solo “un agravio comparativo” entre aquellos que aprobaron antes y después de 2012 sino generar “desigualdad” a la hora de competir entre los interinos de unas comunidades y otras.

Y es que, según han explicado, a diferencia de lo que ocurre en otros territorios más grandes y con más necesidades de profesorado, en Cantabria y otras comunidades pequeñas hay especialidades que no se han convocado nunca, o solo una vez, desde 2012

Como ejemplo de ello, han explicado que, de las 86 especialidades que se sacan a concurso de méritos, desde 2012 --que es la fecha a partir de la cual se cuenta como mérito haber aprobado un proceso selectivo-- hay 32 que en Cantabria no se han convocado y otras 19 que solo lo han hecho una vez.

Esta diferencia de convocatorias de especialidades, puede hacer, según han explicado, que interinos de otras comunidades que sí han podido presentarse y aprobar en varias ocasiones una determinada especialidad compitan “ventajosamente” frente a los de Cantabria, que no han tenido la posibilidad ni de presentarse o lo hicieron antes de 2012, con lo que “no les sirve de nada”.

Por ello, el sindicato considera que estos “efectos perversos” que genera el Real Decreto deben ser abordados “urgentemente” por el Ministerio.

Además, ha hecho un llamamiento a la Consejería de Educación, que dirige la regionalista Marina Lombó, para que “asuma la parte de responsabilidad que le toca en todo este proceso”. “No puede mirar para otro lado y no encarar las consecuencias que puede conllevar un proceso de estabilización mal planteado y peor ejecutado”, ha reclamado.

Para intentar buscar una solución, STEC ha remitido un escrito a la titular de este departamento, Pilar Alegría, y además se reunirá con el subsecretario de Educación y FP el 9 de mayo en Madrid.

Exigirá a Educación “una norma que concrete, coordine y armonice” todos los procesos de estabilización derivados del Real Decreto para promover la estabilización de interinos en plazas vacantes de los territorios en los que venían trabajando.

A preguntas de los medios, Agüera ha explicado que no se puede limitar que el proceso en Cantabria sea solo para interinos de la comunidad, si bien lo que a STEC “le gustaría” es que haya una coordinación con las distintas CC.AA a través de un calendario de oposición que, por ejemplo, fije una fecha concreta para una oposición (la misma en todos los territorios), lo que haría que los aspirantes tuvieran que elegir entre presentarse en un sitio o en otro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats