Los conserjes del Museo del Ejército de Toledo inician una huelga indefinida

Asambea de conserjes del Museo del Ejército de Toledo / CCOO

Los 39 conserjes del Museo del Ejército de Toledo comenzarán este fin de semana una huelga indefinida para exigir a la empresa adjudicataria, Proman, que les pague las tres mensualidades que les debe -las de mayo, junio y julio-, así como el cumplimiento del compromiso de regularizar el pago de las nóminas que asumió ante la Inspección de Trabajo el pasado mes de abril.

El sindicato CCOO ha celebrado esta semana una asamblea con estos trabajadores de manera previa al inicio de la huelga, la cual se prolongará todos los sábados y domingos sucesivos mientras la empresa continúe con los reiterados impagos de los salarios. Los conserjes realizarán paros de dos horas de duración desde las 12.00 a las 14.00, explica Carlos García Montoya, responsable regional de Acción Sindical de Construcción y Servicios de CCOO de Castilla-La Mancha.

Asimismo, el sindicato explica que se están dando a los trabajadores ciertas recomendaciones y consejos sobre la huelga por parte de determinado personal militar del Museo del Ejército. García Montoya insta a estos militares a que dirijan mejor esos consejos "a quienes gestionan este servicio" por parte del Ministerio de Defensa "para que rescinda con urgencia el contrato a la empresa Proman”.

El pasado mes de abril la empresa Proman se comprometió ante la Inspección de Trabajo a saldar en el plazo de una semana la deuda salarial que en aquel momento tenía con la plantilla, así como a regularizar en lo sucesivo el pago de las nóminas. Esta regularización debía iniciarse con la nómina del mes de junio de 2016, abonándose del 1 al 5 del mes de julio. De hecho, con este compromiso, la empresa evitó ser sancionada. 

Una situación "cada día más complicada"

A día de hoy Proman "no ha cumplido este compromiso" y debe ya tres nóminas. Para los trabajadores, esta situación se hace “cada día se hace más cuesta arriba y más complicada, porque son tres meses los que ya llevan trabajando sin cobrar y con la incertidumbre de si serán más”. 

Desde que el Ministerio de Defensa adjudicó el servicio de conserjería del Museo del Ejército a la empresa Proman los conflictos laborales se han ido acumulando. Nada más hacerse con la concesión del servicio, se negó a subrogar a los trabajadores de la anterior contrata, despidiendo a todos los que no aceptaron novar sus contratos y rebajarse los sueldos, que apenas llega a los 700 euros al mes, incluyendo la prorrata de las pagas extra.

Estas y otras actuaciones de Proman en el Museo del Ejército llevaron a CCOO a interponer varias denuncias judiciales, a consecuencia de las cuales esta empresa ha sido reiteradamente condenada por los tribunales.

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2016 - 12:16 h

Descubre nuestras apps

stats