La portada de mañana
Acceder
Cómo Aragonès y Sànchez encauzaron una investidura encaminada al fracaso
Así empezó la nueva guerra entre palestinos e israelíes
España se sitúa a la cabeza de la UE en la vacunación de los mayores frente a la COVID

‘Mi Pueblo Lee’, así es la red de festivales rurales literarios para combatir la despoblación que surgió en Toledo

Imagen del vídeo promocional de la red 'Mi Pueblo Lee'

Alberto Vázquez-Figueroa, Almudena Grandes, Javier Sierra, Rosa Montero… Son grandes nombres de la literatura en nuestro país que frecuentan los grandes festivales o circuitos literarios. Lo extraño es encontrarles en un pueblo de menos de 300 habitantes…Hasta ahora. Y son ya más de 100 autores.

Eso es posible gracias a una idea que surgió de la iniciativa de un pueblo de Toledo, La Puebla de Almoradiel. En 2016, la escritora Maribel Medina acudió como invitada al IES Aldonza Lorenzo y al club de lectura de la biblioteca local. El lleno fue absoluto.

Durante dos días se suspendieron las clases y fueron los escritores los que dieron un paso al frente. Ya en su primera edición se convirtió en el festival que más libros vendió en España.

 “Fue una casualidad. Como escritora solía participar en los grandes festivales o circuitos y desde La Puebla de Almoradiel me pedían acudir. Yo misma tenía prejuicios para ir a un pueblo. Allí se me desencajó la mandíbula al ver a los chavales que se habían leído el libro y cómo preguntaban. Después, en otro acto para adultos…todo lleno. Me dijeron que era la primera escritora que había aceptado ir al pueblo y me indigné”, cuenta Maribel Medina.

Fruto de aquella indignación surgió la idea de crear la Asociación ‘Mi Pueblo Lee’. “Pensamos en montar un festival rural con primeras figuras literarias”. Hoy casi 20 pequeños pueblos se han sumado a la red creada por esta escritora con vínculos maternos en otro pueblo toledano, Miguel Esteban, junto a la comunicadora cacereña Mónica Cillán.

La red rural de festivales literarios “nace para reparar una injusticia: en España hay más 5.000 pueblos con menos de 300 habitantes, de ellos 3.106 no tienen biblioteca. Por supuesto están alejados de los circuitos de las grandes editoriales”, explican sus impulsoras.

En ‘Mi Pueblo Lee’ se definen como una asociación cultural sin ánimo de lucro. “Somos una gran red de festivales literarios a nivel nacional con el objetivo de fomentar la lectura en los pueblos gracias a invitados de máximo nivel y la colaboración de ayuntamientos, asociaciones y entidades públicas y privadas”.

“Montamos una mini-feria de libros, que puede ser una tabla de libros ¿eh? Pero en el pueblo. Y con el escritor para que lo firme. Hacemos encuentros con autores locales porque no solo va el autor mediático…Y tenemos mucho cuidado en ofrecer algo variado y barato”, explica Maribel Medina.

Santa María del Campo Rus, el pueblo de Jorge Manrique y Cervantes, en la red

La localidad conquense de Santa María del Campo Rus ha sido la primera en sumarse a esta red en Castilla-La Mancha (paradójicamente La Puebla de Almoradiel no lo hizo).

Su alcalde, Miguel Ángel Esteban tiene claro que puede ser una buena manera de luchar contra la despoblación. “Somos 500 habitantes y cada vez menos. Por mucho que queramos llenar la España Vaciada es complicado. Es muy bonito vivir aquí, pero es duro”, reconoce el alcalde.

Para el 3 de julio esperan celebrar su primer festival literario y están a la espera de conocer qué escritor o escritora participará en el evento. “Queremos que sea un día distinto, que la gente pueda conocer a los escritores” y, de paso, difundir su propia historia literaria. Incluso han lanzado ya un vídeo promocional.

El alcalde presume de poder contar que en su pueblo murió el poeta Jorge Manrique un 24 de abril de 1479. Y además cuenta que “según los historiadores de aquí salió la partida de dinero que liberó a Cervantes de la prisión de Argel. Era fan de Jorge Manrique. Aquí creemos que este es el lugar de La Mancha del que no quiso acordarse porque fue donde murió su ídolo”, comenta el alcalde.

El caso es que el festival rural literario quiere ser un revulsivo socio-económico y tan solo el primer paso de un proyecto más amplio que incluye ampliar el pequeño museo dedicado a Manrique con sede en el Consistorio. “Hemos comprado una vivienda para crear un museo dedicado a Jorge Manrique y a Cervantes”.

Maribel Medina recuerda que cualquier pueblo puede apuntarse a la iniciativa. “Normalmente nos han escrito las bibliotecarias o distintas asociaciones y clubes de lectura que llevan la propuesta al Ayuntamiento”.

‘Mi Pueblo Lee’ es una organización sin ánimo de lucro, aunque los ayuntamientos deben pagar 300 euros al año por inscribirse y el precio es de 100 euros para asociaciones. “No se trata de dinero, nadie cobra nada. Somos el nexo de unión de escritores, periodistas, las asociaciones…Saben que no van a cobrar”.

Medina asegura que la intención es que “ningún pueblo se quede sin festival por el hecho de serlo o de tener poco presupuesto”. Es una manera también de romper barreras con la participación intergeneracional de los vecinos alrededor del libro, con intercambios culturales entre los pueblos que conforman la red y la creación de rutas literarias y el acceso a subvenciones recibidas por la asociación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats