La portada de mañana
Acceder
El Gobierno de Ayuso se resquebraja por su gestión de la pandemia
Villarejo intentó vender material para "anular" los casos Gürtel, Pujol y procés
OPINIÓN | Estado de sindiós, por Elisa Beni

Castilla y León firma el pacto de reconstrucción con la oposición del partido leonesista UPL y Vox

Los representantes de los grupos políticos que han firmado el pacto de reconstrucción de Castilla y León.

Castilla y León ya tiene firmado el pacto de reconstrucción aunque no con la aprobación de todos los partidos. Unión del Pueblo Leonés (UPL) y Vox se han quedado fuera del acuerdo que se ha sellado este miércoles en el patio central de Presidencia, en un acto en el que no se han admitido preguntas.

Tal y como adelantó el martes eldiario.es, el pacto bloqueará la comisión de investigación que reclama Podemos para analizar lo ocurrido en las residencias de ancianos tras dar orden la Junta de no derivar a los enfermos a los hospitales. En el tercer punto del acuerdo, y fuera de los bloques de Sanidad, Protección Social, Funcionamiento de los Servicios Públicos y Financiación, se recoge la elaboración de un "informe" sobre la actuación en las residencias que será presentado en una comisión parlamentaria. En la negociación con el PSOE se trató la inclusión de este punto a cambio de aceptar las propuestas socialistas. Con la presentación de las conclusiones se dará carpetazo a la investigación que reclama el partido de Pablo Iglesias.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha definido la firma de este pacto como un "hito histórico" y ha destacado la inversión de 780 millones de euros para el Plan Social y los 250 para Sanidad. "Hay alternativa a la confrontación, la fuerza surge de la concordia para hacer entre todos un futuro mejor", ha dicho el presidente. Fernández Mañueco ha subrayado que que Castilla y León es una tierra "de pacto y de concordia" en el que el diálogo se ha antepuesto a la crispación para conjugar los verbos "hablar, entender y acordar".

Ha recordado que el coronavirus se ha "ensañado" especialmente con Castilla y León y que es necesario construir una sociedad "más justa y cohesionada" que tendrá que afrontar "profundos cambios". También ha mencionado la necesidad de revisar el modelo de las residencias de ancianos.

El vicepresidente, Francisco Igea, también se ha referido expresamente a la muerte de ancianos, en general. "Este acuerdo se lo debemos a quienes nos faltan para siempre, eran miembros de una generación que conoció la devastación y el sufrimiento de la guerra en su infancia, las privaciones en su juventud y que nos dieron la concordia en su madurez. Hagamos que este dolor merezca la pena", ha manifestado.

El secretario regional del PSOE y portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, ha comenzado su intervención afirmando que cree en la política "como servicio público" y ha dado gracias a todos los firmantes. El pacto, ha dicho, "tiene muchos padres", si bien le hubiese gustado que tuviese madres, por lo que ha dado las gracias a la vicesecretaria del PSOE de Castilla y León, Virginia Barcones, que "ha dedicado muchas horas para que el acuerdo fraguara". Además ha añadido: "Si la política no es útil hoy, si no estamos a la altura, cuándo lo vamos a estar?". Para Tudanca, luchar juntos contra la pandemia es la respuesta "frente al ruido y la furia" y le da igual "quien gane políticamente" con el acuerdo porque lo quiere "es que nadie pierda en Castilla y León" sino que gane la educación, la sanidad y los servicios sociales".

El portavoz del Grupo Mixto y procurador por Podemos-Equo, Pablo Fernández, ha citado a Goethe. "No nos preguntamos si estamos de acuerdo sino si marchamos por el mismo camino", ha dicho. Para Fernández, la firma del pacto es "un ejemplo" con el que "la clase política debería poner sus ojos en Castilla y León" para que quienes hacen oposición a nivel nacional hagan una "reflexión". "Todos tenemos que arrimar el hombro, estamos escribiendo historia, dignificando a la política, aunque el pacto tiene cosas que me gustaría que fuesen más ambiciosas, es un día importante e histórico para Castilla y León", ha aseverado.

UPL contra el pacto y a favor de una comisión de investigación por las residencias de ancianos

Entre los firmantes del pacto, todos hombres, ha habido ausencias. El único procurador de Por Ávila no ha podido acudir "por problemas de agenda" mientras que UPL y Vox se han armado de razones para rechazar el pacto. El secretario general de UPL, Luis Mariano Santos ha dado una rueda de prensa en León en la que ha explicado las razones para no rubricar el acuerdo. En concreto, ha asegurado que ha sido "madurado entre el PP y el PSOE con medidas vagas, poco concretas y nada más allá del voluntarismo", informa Europa Press.

Santos ha criticado que "no recoge ninguna de las 71 medidas sugeridas por UPL" y que se trata de "un desprecio hacia los leoneses" al no contar con los partidos políticos del grupo parlamentario mixto. En este sentido, ha incidido en que alguna de las medidas puestas en marcha "son surrealistas" como es el caso de la contemplada en el punto 28 "para proponer aplazar el pago de tributos durante el estado de alarma" y que concluye este sábado.

El líder de los leonesistas ha avanzado que "estarán dispuestos a sentarse y hablar con quien quiera trabajar para solucionar esta crisis con medidas concretas" y ha adelantado su apoyo "a la creación de una Comisión de Investigación sobre lo sucedido en las residencias de ancianos".

Asimismo, ha criticado que desde octubre se lleva denunciado el reparto de fondos de transición y que confirmarían que la Montaña Oriental de León "se queda sin la posibilidad de acceder a esos fondos", situación que "no se plantean en este pacto" y que ocurre también con la Mesa por León o los desequilibrios territoriales y que hacen que "no vayan a aplaudir un pacto que no contempla ninguna de las necesidades reales de los ciudadanos".

Vox también ha rechazado apoyar el pacto ya que considera que se trata "en realidad, de un acuerdo de gobierno entre PP, Cs y PSOE en el que salvar vidas y empleos ha dejado de ser una prioridad". Según ha recordado el partido a través de un comunicado, el pasado 22 de mayo el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, citaba a los portavoces de las fuerzas políticas representadas en las Cortes a una reunión cuyo objetivo era el de establecer acuerdos para lograr una unanimidad en un pacto de recuperación para afrontar las consecuencias en la región con motivo de la pandemia de COVID-19.

Días más tarde, Vox presentaba un documento con una serie de medidas a tener en cuenta en dicho pacto, pero hasta este martes, "con apenas 24 horas de antelación a la ceremonia de la firma del acuerdo", no se traslada el texto del pacto ya consensuado entre PP, Cs y PSOE al resto de partidos, por lo que el resto de grupos tuvieron escasas horas para solicitar modificaciones, según critica la formación.

Vox ha lamentado "profundamente" que las palabras de Fernández Mañueco, "tantas veces repetidas en las últimas semanas, relativas a la unidad de todos los partidos y a la primacía de los intereses de los ciudadanos por encima de los intereses políticos, no se hayan materializado en hechos, y que no se haya contado con todas las formaciones para la redacción de dicho pacto por la recuperación, hasta el punto de facilitar el borrador del pacto con apenas 24 horas para poder revisarlo y solicitar modificaciones".

"Si bien son importantes las formas para llegar a un acuerdo, más lo es el contenido del mismo", señala Vox, que considera que sí "ha sabido poner en primer lugar los intereses de la ciudadanía antes que los del partido".

Por eso, en cuanto al contenido del documento que conforma el pacto, Vox lamenta que no hayan primado los intereses de los castellanoleoneses en estos "momentos de urgencia".

Inicialmente, explican, "se trataba de un pacto centrado en abordar los problemas derivados de la pandemia COVID-19", pero, "al final, aborda otras cuestiones que nada tienen que ver con la crisis a la que la región se enfrenta, y se parece más a un pacto de gobierno, de las tres fuerzas políticas, en lugar de plantear soluciones efectivas a los problemas reales que van a tener que afrontar de manera inminente los ciudadanos de la región durante los próximos meses".

"En definitiva un programa electoral fruto de un consenso en el que las vidas y el empleo han quedado relegados a un segundo plano", critica la formación.

Asimismo, Vox ha reprochado que el documento presentado tiene "muy pocas propuestas concretas, es un plan para hacer planes y elaborar informes en muchas de sus medidas, convirtiéndolo en un plan para medio y largo plazo, y carece de memoria económica que justifique su viabilidad".

Respecto a este último punto, Vox se teme que, "a estas alturas de ejercicio, con el nivel de ejecución presupuestaria alcanzado y los compromisos de gasto contraídos, es poco probable que exista capacidad económica para llevarlo a cabo si no hay financiación extraordinaria, que no aparece reflejada".

Por otro lado, el partido señala que entre las medidas recogidas, hay algunas que son "contrarias" a las ideas que ha defendido Vox desde su constitución, y tampoco se incluyen las medidas que aportó el partido en cuanto al control de gasto político y la rebaja de impuestos.

"No hay ninguna medida de control de gasto y se suspende la tramitación de la bonificación del impuesto de sucesiones, que todos los familiares de los fallecidos por la COVID-19 van a ver como un sarcasmo del gobierno que no supo prever y, por ello, proteger a sus allegados", critica Vox, y añade que tampoco "se extienden las necesarias ayudas a las mujeres víctimas de la violencia a todas las potenciales víctimas, olvidando incluir en esa necesaria protección a menores de edad y a las personas mayores".

Asimismo, llaman la atención la omisión de la investigación de lo acaecido en las residencias de personas mayores: "Nuestra Comunidad ha tenido que vivir uno de los episodios más dolorosos de su historia, donde se han dado muertes en soledad y sin tratamiento adecuado, como consecuencia de la pandemia, en las residencias de ancianos".

En este sentido, a juicio de Vox, la investigación sobre los hechos ocurridos "debería ser uno de los objetivos principales del equipo de gobierno y de los principales partidos de la oposición PSOE y Podemos, tal como ellos mismos han manifestado en los medios de comunicación y, sin embargo, en el pacto se omite la creación de la Comisión de investigación correspondiente".

Por último, Vox señala haber demostrado querer participar en un acuerdo para la recuperación de Castilla y León "con generosidad y mirando más allá de nuestros legítimos intereses políticos, sin renunciar por ello a su mensaje, que es el mismo en toda España y en el que han confiado miles de castellanoleoneses".

Sin embargo, las mismas fuentes agregan que no pueden ser partícipes de un acuerdo para el que no solo "no han sido tenidos en cuenta", sino que tampoco creen que sea "el adecuado para la defensa de los intereses de los castellanoleoneses".

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 15:27 h

Descubre nuestras apps

stats