Una constructora abandona las obras de un túnel de integración ferroviaria en Valladolid y deja tirados a los vecinos de tres barrios

Obras del túnel del barrio Pilarica.

La empresa de infraestructuras Ecisa ha abandonado las obras del túnel de Andrómeda en Valladolid. Según ha adelantado el Norte de Castilla, la compañía, que durante los últimos dos meses se ha excusado en problemas técnicos y económicos para mantener paralizados los trabajos, ha renunciado definitivamente a termianr las orbas.

El túnel de integración ferroviaria forma parte de una serie de infraestructuras que conectarán la zona Este de la ciudad, actualmente dividida por las vías del ferrocarril. El actual equipo de Gobierno municipal renunció al soterramiento de las vías durante la pasada legislatura y este año volvió a votar en contra de una moción de Vox en este sentido.

La renuncia, según han explicado fuentes de Adif a eldiario.es se ha formalizado este jueves sin que haya trascendido los motivos. La empresa alicantina responsable de esta infraestructura que tiene que conectar la calle Andrómeda con la plaza Aviador Gómez del Barco, ha abandonado la concesión un día antes de que venciese el plazo que Adif, el Ayuntamiento y los vecinos se habían dado para llegar a una solución definitiva.

Tras el abandono de las obras, baraja la empresa púbica de infraestructuras ferroviarias plantea tres escenarios posibles: Buscar otra empresa que se haga cargo de la concesión, adjudicarla mediante “medio propio”, es decir a una de las empresas públicas con las que Adif trabaja habitualmente, ya sea INECO o Tragsa, y por último, sacar de nuevo la licitación de las obras.

Esta última opción, la más drástica y la que, tanto los vecinos como el Ayuntamiento de Valladolid, consideran la más onerosa, provocaría un nuevo retraso de las obras. Desde Adif aseguran que “están analizando todas las opciones posibles”, y esperan poder alcanzar una solución “pronto”.

La empresa concesionaria no ha emitido ninguna explicación que determine por qué ha abandonado los trabajos. Según el Norte, Ecisa esgrime que el cese de trabajo le ha creado “daños y perjuicios”, como la paralización de la grúa, que aún permanece en la obra, y que la constructora tasa en una pérdida diaria de 3.000 euros. Según fuentes de Adif existen una serie de “fianzas y garantías” que podrían solicitar a la constructora después del abandono.

Desde el Ayuntamiento de Valladolid tampoco han dado más información información a este diario. Aunque las obras no dependen del Ayuntamiento, el alcalde Óscar Puente, ha reiterado, en varias ocasiones, que mantiene comunicación directa con la presidenta de Adif.

Las asociaciones de vecinos de los barrios de Pilarica, Belén y Los Santos, que convocaron una manifestaron esta semana, esperan que se llegue a una solución cuanto antes. Durante los últimos días, habían observado como los operarios de ENCISA retiraban los contenedores y el generador, pero no sabían “a ciencia cierta” lo que sucedía, explica José Luis Alcalde, presidente de la Asociación de Vecinos de Pilarica.

Los vecinos saben si finalmente habrá una reunión con los responsables de Adif y con el Ayuntamiento tal y como esta previsto. “Esperamos que mañana se pueda celebrar. Queremos que nos expliquen lo que ha pasado, que por decir la verdad no pasa nada”, asegura Alcalde. “Lo que no puede ser es que nos falten al respeto. Adif es una empresa pública: que digan la verdad y que sean transparente”, remata.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats