El presidente del PP de Salamanca dio un puesto a dedo en la Diputación a la administrativa que ingresó las cuotas de las primarias

Fernández Mañueco junto a Pablo Casado, poco antes de las elecciones de 2019.

El presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias, acabó colocando en la Diputación, institución que preside, a la administrativa del partido que se encargó de recoger e ingresar en el banco el dinero de las "donaciones" con las que se pagaron cuotas atrasadas de militantes para que votasen a Alfonso Fernández Mañueco en las primarias de 2017.

Iglesias, en su declaración como testigo ante el juez que investiga la presunta financiación ilegal del PP charro, precisó que la persona que recogió los más de 60.000 euros supuestamente donados por cargos del partido fue "una administrativa" que "trabajaba" en ese momento en la sede del PP, llamada Emma Figueiredo.

Lo que no contó al juez es que dos años después, en 2019, ya con Fernández Mañueco al frente de la Junta de Castilla y León, Figueiredo fue premiada con un cargo a dedo en la Diputación, a través de un decreto que firmó él mismo y que la convirtió en la coordinadora del PP en la institución provincial, con un salario bruto anual de 38.365,64 euros. Hasta ese momento, informan fuentes de la Diputación, era una completa desconocida en el Palacio de la Salina, sede de la institución provincial. Figueiredo fue también suplente en las listas al Congreso por Salamanca en las elecciones de 2019.

Figueiredo, del círculo de confianza del presidente del PP, cubría una baja cuando se hizo cargo del dinero

Tal y como relató al juez la gerente del partido, Isabel Sánchez, Emma Figueiredo recaló en el partido para cubrir una baja. "Estaba allí para coger llamadas, hacer un trabajo administrativo, atender a la gente...". Sánchez aseguró que desconocía que había sido la encargada de llevar el dinero al banco, porque ella estaba encerrada en su despacho trabajando, elaborando las listas de inscritos y comprobando si estaban al corriente del pago de las cuotas o no.

Emma Figueiredo también tendrá que declarar ante el juez instructor para explicar entre otras cosas, cómo se distribuyeron las donaciones para pagar las cuotas de los afiliados morosos y quién le dio la orden. También tendrá que precisar cómo acabó de auxiliar precisamente en ese momento en el que el PP se enfrentaba por primera vez a unas primarias autonómicas. Figueiredo se encargó de una delicada tarea, el manejo de más de 60.000 euros, cuando no era trabajadora fija. Fuentes de la Diputación vinculan a Figueiredo con el llamado 'Clan de Ciudad Rodrigo', un círculo de militantes y cargos del PP que proceden de la localidad en la que Javier Iglesias fue alcalde durante 20 años.

El dinero se recaudó sin que el partido emitiese un recibo. Posteriormente, cuando el juzgado investigaba la presunta financiación ilegal, una treintena de cargos del partido firmaron una declaración jurada asegurando haber donado el dinero que se recaudó y que permitió poner al día en los pagos a más de 500 militantes para que pudiesen votar. La operación, que se replicó en el resto de sedes provinciales, permitió que Fernández Mañueco resultase vencedor. La presidencia del Partido Popular en Castilla y León acabó por auparle a la presidencia de la Comunidad.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats