El juez concluye que los padres de Nadia usaron para gastos cotidianos las donaciones a su hija

La madre de Nadia, Margarita Garau, sale del juzgado de La Seu d'Urgell (Lleida).

Los padres de Nadia han quedado este martes a un paso de ir a juicio por estafa por dedicar las donaciones para la enfermedad de la menor a costear sus gastos cotidianos. El juez de instrucción de La Seu d'Urgell (Lleida) ha cerrado la instrucción del caso y ha concluido que los progenitores hicieron de las donaciones para su hija su modo de vida. De hecho, según el instructor, eran su única fuente de ingresos desde 2009.

La Audiencia de Lleida archiva la causa por exhibicionismo y pornografía contra los padres de Nadia

La Audiencia de Lleida archiva la causa por exhibicionismo y pornografía contra los padres de Nadia

El caso Nadia causó una gran conmoción social en España a finales del año pasado, tras descubrirse que el relato del padre, Fernando Blanco, sobre cómo buscaba ayuda médica para su hija, era una farsa.

Tras un año de investigación, el magistrado no concreta la cantidad estafada pero apunta a que podría llegar a los 792.417,16 euros. Esta cifra se obtiene de los 1,1 millones de euros recaudados en total en donaciones, de los que, en el momento de la detención de los padres, sólo quedaban en las cuentas 313.748 euros.

Del estudio de las cuentas de la asociación fundada por los progenitores para vehicular las donaciones de los ciudadanos para curar a Nadia, el juez concluye que se usaron "para costear la vida de los investigados", es decir, los padres de la menor.

"Son constantes los cargos por conceptos ordinarios tales como supermercados, ferreterías, grandes centros comerciales, viajes, hoteles, restaurantes, tiendas de electrónica, comercio electrónico, alarma del domicilio, gastos de telefonía. Y así una larga lista de gastos ordinarios. Dentro de estos, llama especialmente la atención el pago del alquiler de la vivienda", abunda el juez.

Sobre la enfermedad de la menor, tras su investigación el juez sí considera suficientemente acreditado que Nadia sufre una enfermedad genética, la Tricotiodistrofia, que no tiene tratamiento conocido. No obstante, contradice la versión de los padres, que aseguraban que la menor corría un peligro de muerte inminente, y destaca que la menor no corre el riesgo de fallecer a causa de la Tricotiodistrofia.

El magistrado ha enviado sus conclusiones a las partes personadas en la causa –la Fiscalía y los padres de Nadia. Previsiblemente, el ministerio público pedirá llevar a juicio a los progenitores formulando escrito de acusación, mientras que las defensas de los padres reclamarán el archivo de la causa.

Mientras se investigaba la presunta estafa, los Mossos d'Esquadra descubrieron en el domicilio de los padres fotos de Nadia desnuda, lo que llevó a abrir otra investigación por exhibicionismo y pornografía que la Audiencia de Lleida archivó este lunes.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2017 - 13:35 h

Descubre nuestras apps