La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

ERC y Junts cierran un acuerdo para formar un gobierno de coalición en Catalunya

El president de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès (i) y el secretario general de Junts, Jordi Sànchez (d) a su llegada a los jardines del Palau Robert

ERC y Junts han llegado a un principio de acuerdo para desencallar la investidura de Pere Aragonès y formar un gobierno de coalición que evite una repetición electoral en Catalunya. El pacto es fruto de los contactos mantenidos entre el propio Aragonès y el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, durante el fin de semana, e incluye el reparto de los departamentos del Govern entre ambos partidos. Por primera vez, ERC asumirá Interior, una de las más controvertidas, y gestionará también Educación, Empresa y Trabajo, Feminismos y Cultura. Junts, por su parte, contarán con Vicepresidencia y Economía –incluida la gestión de los fondos europeos–, Salud, Acción Exterior o Políticas Digitales.

El PSC repetiría victoria y ERC ampliaría su ventaja con Junts en caso de nuevas elecciones, según dos sondeos

El PSC repetiría victoria y ERC ampliaría su ventaja con Junts en caso de nuevas elecciones, según dos sondeos

Los equipos negociadores estaban ultimando el acuerdo este mismo lunes y a las 13.00 está previsto que Sànchez y Aragonès ofrezcan una rueda de prensa en la que den más detalles. La presidenta del Parlament, Laura Borràs, deberá ahora convocar el pleno de investidura. Se espera que tenga lugar esta misma semana o a más tardar el martes que viene, dado que el plazo límite para evitar unos nuevos comicios expira el miércoles 26 de mayo. Con todo, antes de dar el sí definitivo al acuerdo, las bases de Junts deberán ratificarlo, tal como explicó la formación en su día. 

El comunicado conjunto ofrecido por ambos partidos encauza una investidura que hasta hace poco estuvo a punto de descarrilar, y cuando solo faltan nueve días para que se active la repetición electoral. El pasado 8 de mayo, Aragonès anunció que el acuerdo con los de Sánchez estaba resultando "imposible" y pasó a pedirles sus votos para formar un gobierno en solitario. Aquello abrió un breve período en el que los republicanos mantuvieron contactos con En Comú Podem –hubiesen necesitado sus votos, además de los de la CUP y los prestados por Junts–, pero finalmente han reconducido las conversaciones con el que es su actual socio de gobierno. Fuentes de Junts lo resumen como un "pacto bilateral".

Interior recae en ERC y Junts se hace con Salud

El preacuerdo, que se ha acabado de "ultimar" por parte de los equipos negociadores durante la mañana de este mismo lunes, supone la "culminación" del trabajo iniciado por ERC con su pacto de investidura con la CUP, según han explicado ambas formaciones.

A lo largo de la mañana han ido trascendiendo los detalles del reparto del Govern, que contará con 14 consellerias repartidas a partes iguales entre las dos formaciones de la coalición. ERC asumirá la de Interior por primera vez, después de que hasta ahora estuviese siempre en manos de consellers de Junts. En las últimas horas el nombre que más ha sonado como candidato a ser el nuevo conseller de Interior es el expresident del Parlament Roger Torrent. Además, los republicanos tendrán Presidencia, Educación, Agricultura y Acción Climática, Empresa y Trabajo, Cultura y Feminismos y Igualdad.

Por su parte, Junts se hará con Salud y con el área de Asuntos Sociales, hasta ahora a cargo del republicano Chakir El Homrani. Los posconvergentes tendrán también Vicepresidencia y Economía, en la que todo apunta que situarán a Elsa Artadi, y Justicia, Acción Exterior, Políticas Digitales e Investigación y Universidades.

Tras tres meses desde las elecciones del 14F, los escollos entre ambas formaciones independentistas seguían siendo los mismos: el papel del Consejo por la República, la entidad controlada por Carles Puigdemont o la estrategia que deben mantener en el Congreso de los Diputados. La fumata blanca ha llegado también después de un fin de semana en el que se han publicado dos encuestas que apuntaban a que, de repetirse los comicios, quien saldría más reforzado es el PSC. Dentro del independentismo, tanto la de GAD3 como la del Gesop observaban un crecimiento de ERC frente a una caída significativa de Junts.

El PSC lo ve como "la repetición de un fracaso"

El socialista Salvador Illa, el candidato que obtuvo más votos en las elecciones catalanas el pasado 14 de febrero, ha calificado el acuerdo para investir a Pere Aragonès como "la repetición de un fracaso". "Lo que le conviene a Catalunya es reencontrarse consigo misma y con España y Europa, y esto no se puede hacer con un gobierno que tiene como objetivo un planteamiento tan divisivo", ha manifestado el líder del PSC, al constatar que un futuro Ejecutivo de ERC y Junts seguirá con el objetivo prioritario de la independencia. 

Illa ha defendido que el resultado del 14F, por contra, hizo emerger una "corriente de fondo" dentro de la sociedad catalana que "no va por ese camino, que aboga por llegar a consensos y por un gobierno que trabaje para todos y no para la mitad del país". Hasta la fecha, el líder del PSC se había postulado como la alternativa para hacerlo posible y ha pedido a Aragonès que diese un paso al lado, aunque no ha llegado a contar con los apoyos suficientes. Sin embargo, ha asegurado que lo volverá a hacer: "Cuando la presidenta del Parlament haga la ronda de consultas le volveré a manifestar mi intención de concurrir a la investidura".

Etiquetas
Publicado el
17 de mayo de 2021 - 07:59 h

Descubre nuestras apps

stats