eldiario.es

9
Menú

Arco iris LGTB por la visibilidad de la bisexualidad

La movilización convocada por la asociación Bolo-Bolo presentó su principal objetivo, que fue también el foco de la semana 'Toledo entiende', señalando que la bisexualidad tiene todavía un largo camino para ser aceptada plenamente por la sociedad.

- PUBLICIDAD -
Movilización LGTB en Toledo 28 junio

¡No es orgullo gay, es LGTB! gritaban los alrededor de 150 participantes de la marcha convocada por la asociación Bolo-Bolo, que recorrieron el camino entre la Plaza del Ayuntamiento de Toledo hasta Zocodover. Representantes de distintas iniciativas políticas, entre las que se contaba EQUO, Izquierda Unida y el PSOE, acompañaron la marcha, y fueron agradecidos por la organización.

En la lectura del manifesto, la presidenta de la asociación, Elena Arroyo junto a los miembros Alejandro Alder y Juan José Sánchez, hicieron especial énfasis en la protección de los distintos aspectos que se mueven alrededor del colectivo LGTB, pero sobre todo en el tema de la bisexualidad, la "gran discriminada", no sólo entre los heterosexuales, sino también incluso entre la comunidad homosexual.

Así aseguran que la igualdad legal no es suficiente para el colectivo bisexual, sino que es necesario lograr una igualdad real entre quienes "aman a ambos sexos o géneros", afirmando también que diversos informes afirman que alumnos en institutos, que se consideran bisexuales, son una parte importante de las víctimas de bullying en los centros públicos de educación.

El aborto fue un tema también importante en las reivindicaciones del colectivo, que demandaban como libre y gratuito. ¡Aleja tu rosario de mis ovarios! afirmaban. En temas de reproducción, se refirieron al uso del término 'vientre de alquiler', al que acusaron de falso, afirmando que sólo quitaba la libertad de un procedimiento que ayuda a las mujeres que no pueden procrear por si mismas. Así, se hizo referencia también al caso de la vicepresidenta de Bolo-Bolo, Maribel Blanco, quien consiguió, tras una larga lucha, la condición de madre biológica del hijo de su ex-pareja, gracias a una sentencia del Tribunal Supremo.

El séptimo premio 'Javier Fernández' se entregó a la Asociación de Mujeres, María de Padilla por su labor en favor de la igualdad a la mujer, y su trabajo de asesoría en casos de violencia de género y malos tratos. A pesar de que la presidenta de la Asociación, Carmen Fernández, no pudo estar presente, las representantes expresaron emocionadas su agradecimiento ante el reconocimiento, señalando una labor de más de 30 años por la igualdad de las mujeres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha