eldiario.es

9
Menú

Municipios ribereños claman contra el trasvase Tajo-Segura

Más de medio millar de vecinos de la comarca de los pantanos de cabecera del Tajo participan en una protesta ciudadana contra el último trasvase y por el final de este acueducto.

La recién nacida Plataforma Ciudadana de Afectados por el Trasvase exige una lámina de agua estable, sostenible y digna en Entrepeñas y Buendía.

La Junta anuncia una Ley regional de Agua para que Castilla-La Mancha participe en la toma de decisiones de las cuencas hidrográficas que afectan a la comunidad autónoma.

- PUBLICIDAD -
Lectura del manifiesto contra el trasvase Tajo-Segura / Foto: Lorena Vargas

Lectura del manifiesto contra el trasvase Tajo-Segura / Foto: Lorena Vargas

Una gran pancarta de 15 metros de longitud con el lema 'Basta Ya. No al Trasvase Tajo-Segura' ha sido la reivindicación más visible de la manifestación-caravana ciudadana llevada a cabo entre Sacedón y Chillarón del Rey, en Guadalajara, para protestar por un problema “histórico” en esta comarca: la existencia del trasvase Tajo-Segura y la última derivación de agua aprobada la semana pasada por el Gobierno central. Más de medio millar de vecinos de todos los municipios ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía, los que componen la cabecera del Tajo, se han unido a esta iniciativa de la Plataforma Ciudadana de Afectados por el Trasvase Tajo-Segura, surgida hace apenas unos días y que protagoniza así su puesta de largo “al margen de partidos políticos”.

Desde diferentes puntos de la comarca y convocadas por las numerosas llamadas a la acción de esta nueva Plataforma, decenas de personas han acudido al centro de Sacedón, desde donde han partido con carteles en una caravana de vehículos con carteles de 'No al trasvase Tajo-Segura' hasta Chillarón del Rey. Es este uno de los municipios más afectados por el estado lamentable de los pantanos de cabecera ya que tuvo que ser abastecido con cisternas hace apenas unas semanas.

Hoy este pueblo se ha convertido en centro neurálgico de las protestas. Allí se ha desplegado una pancarta reivindicativa en la que numerosos ciudadanos han estampado su firma pidiendo el fin del trasvase y exigiendo una lámina de agua estable y justa para los municipios ribereños. Esa pancarta se colocará en un lugar visible para que quede constancia fija de la petición de los vecinos y permanezcan vigentes sus peticiones.

Firma colectiva de la pancarta contra el trasvase Tajo-Segura / Foto: Lorena Vargas

Firma colectiva de la pancarta contra el trasvase Tajo-Segura / Foto: Lorena Vargas

Entre las mismas se encuentran también algunas de las peticiones que han materializado mediante una petición colectiva y que ya cuenta con más de 2.000 firmas. En la misma apuntan que desde hace años (desde que en 1979 entrase en funcionamiento el trasvase) los vecinos de estos pueblos han “arrastrado y sufrido” el “uso abusivo e indiscriminado” que se hace de las aguas del Tajo a través de este acueducto, y la “preferencia del uso para la cuenca receptora en lugar de la cuenca cedente”.  

“Lo que se está consiguiendo con esto es la despoblación del medio rural, no sin antes pasar calamidades de suministro de agua en municipios ribereños del Tajo y Guadiela con cortes de agua o encomendándose a que llueva el próximo año hidrológico”, explican desde la Plataforma. Añaden que el Tajo se ve alterado al no portar sus caudales naturales, que y por la corriente atmosférica predominante en España (Suroeste-Noreste),en el oeste de Madrid o en Guadalajara los ciclos de sequía “cada vez son más voraces por cortar la dinámica de precipitaciones predominantes”.

Por todo ello piden al Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente que rectifique el actual acuerdo en vigor sobre el trasvase y se acuerde una “lámina de agua estable, sostenible y digna para el desarrollo de todos los pueblos ribereños”.

"Estamos enviando agua a una cuenca que está a más de la mitad de su ocupación"

Estas peticiones han sido apoyadas desde el Ayuntamiento de Sacedón, uno de los más afectados. Su alcalde, Francisco Pérez Torrecilla, que ha acudido a la manifestación "como vecino", ha denunciado la situación ‘kafkiana’ en la que se encuentran Entrepeñas y Buendía, los embalses de cabecera del río Tajo. Acumulan poco más de 420 hectómetros cúbicos, y no llegan ni al 17% de su capacidad, de la que buena parte la constituyen sedimentos y fango. “Estamos enviando agua a una cuenca que está a más de la mitad de su ocupación. Eso en el trasvase adeudado del mes de julio. Después vendrán los trasvases de agosto y de septiembre. Llegaremos a octubre y no habrá nada los embalses”, alerta el primer edil.

No comprende el primer edil la última decisión adoptada por el Ministerio de Medio Ambiente de seguir trasvasando agua ante la “dramática e intolerable” situación de la cabecera del río. Es la misma postura que se mantiene desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, que ya ha anunciado que recurrirá la aprobación de este último trasvase y que en septiembre pedirán la revisión de todos los planes de cuenca hidrológicos que afectan a la región. Además, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado hoy que la Junta va a plantear una Ley de Agua regional para que Castilla-La Mancha esté “en los procesos de las tomas de decisiones de las cuencas hidrográficas que afectan a la región”.

Un nuevo capítulo de la guerra del agua a la que también ha añadido más polémica el nuevo presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, quien ha llegado a afirmar que este trasvase es una “cuestión justa” que “hay que mantener”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha