eldiario.es

9

Magdalena Valerio: "Más que derogar la reforma laboral, hay que crear un nuevo estatuto de los trabajadores"

La actual ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y cabeza de lista por la provincia de Guadalajara defiende que el PSOE se ha estabilizado desde el último Congreso y "unidos somos imparables"

"Ningún gobierno cortará el trasvase del Tajo, hay que eliminarlo poco a poco y potenciar la desalación", defiende la candidata socialista

"La única forma de parar a la coalición de derechas es yendo a votar masivamente a partidos progresistas", recalca

Magdalena Valerio

Foto: Raquel Gamo

Magdalena Valerio (Torremocha, Cáceres 1959) afronta con ilusión la candidatura del PSOE a las elecciones generales por la provincia de Guadalajara. Después de un periodo de convulsión interna que dividió al partido hasta las primarias en las que Pedro Sánchez se afianzó como líder de la formación, la actual Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones se muestra optimista ante los comicios y llama a “la movilización masiva de los progresistas para parar a la coalición de derechas”. En una entrevista con eldiario.es de Castilla-La Mancha realizada en el restaurante Lino de Guadalajara, Valerio asegura, entre otros temas que “ningún Gobierno eliminará el trasvase del Tajo”, al tiempo que afirma convencida que “remataremos el Parador de Molina y mejoraremos los Cercanías del Corredor, defenderemos las pensiones públicas y no derogaremos la reforma laboral de Rajoy”. 

Raquel Gamo (Guadalajara)

El último macrosondeo del CIS le daba la victoria al PSOE en Guadalajara, algo que no ocurre desde 1982 y además le otorga dos diputados. ¿Ve factible este resultado?

Es factible si las personas progresistas de Guadalajara acuden a votar masivamente el próximo 28 de abril y deciden luchar en las urnas por la democracia en este país. Hay mucho temor a la coalición de las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox, que cada vez imitan más a Vox y se escoran a la ultraderecha. La única manera de parar esta coalición, que puede implicar un retroceso en derechos y libertades es yendo a votar a los partidos progresistas. Lo que ocurrió en las elecciones andaluzas fue un aviso para navegantes y en aquella ocasión muchos votantes del PSOE y de Podemos se abstuvieron. Con una alta participación se puede lograr este resultado.  Pero las elecciones no se ganan con las encuestas sino en las urnas. No confundamos la demoscopia con la democracia.

Pedro Sánchez está apelando al voto útil de la izquierda para frenar a 'los tres temores de la derecha'. ¿Esa apelación al voto útil es especialmente útil en circunscripciones como Guadalajara que reparten 3 escaños?

Esa concentración de voto progresista en el PSOE es especialmente útil en provincias como Guadalajara. Si eres la fuerza más votada por encima del 30% del voto y el resto de fuerzas están muy divididas, existen posibilidades ciertas de conseguir dos diputados y tres senadores. Quién vota al PSOE al Congreso, también suele votar por la misma opción al Senado y nuestro esfuerzo ha de concentrarse en que de las tres cruces que podemos seleccionar para el Senado, vayan para elegir a nuestros candidatos, Rafael Esteban, Riansares Serrano y Julio García. La movilización es clave.

La composición de las listas ha permitido recobrar la unidad dentro del PSOE en Castilla-La Mancha, ¿será una paz duradera o solo una tregua?

Apuesto siempre por la paz y no la guerra. Es fundamental  que en una organización política que ha elegido a sus candidatos por primarias, después vayamos todos a una, porque la unión hace la fuerza. A veces sucede que la confrontación democrática durante unas primarias genera heridas que tardan en cicatrizar y me cuesta entender el porqué, pero creo que el PSOE es un partido con raíces profundas y 140 años de historia. El partido se ha estabilizado desde la celebración del 39º Congreso y está más fuerte gobernando en más municipios, después de estos diez meses al frente del Gobierno de España.

El PSOE ha demostrado que puede gobernar con 84 diputados propiciando crecimiento económico y justicia social. Vamos a unas elecciones generales con mucha moral y, si estamos unidos y seguimos trabajando con coherencia y ganando en credibilidad, somos imparables.   

Magdalena Valerio

Foto: Raquel Gamo

Si el PSOE gana las elecciones y arma gobierno, ¿cuáles serán los principales inversiones en la provincia de Guadalajara?

En la provincia de Guadalajara tenemos algunos retos todavía pendientes como acabar la construcción del Parador de Molina de Aragón. O mejorar las comunicaciones con Madrid y el resto de provincias de la región, reforzando el servicio de Cercanías, que ha provocado muchos problemas a los usuarios en los últimos años. En cuanto a Guadalajara me gustaría que la estación de tren fuera más digna y dejara de ser de las más antidiluvianas de España.

Además, ha tenido que llegar el PSOE al Gobierno para desbloquear el proyecto de la ampliación del Campus Universitario de las Cristinas en Guadalajara que estaba estancado desde hace años. Otro objetivo es poner en funcionamiento el edificio de los nuevos juzgados cuya obra se encuentra ya concluida. Asimismo existen otras inversiones en la agenda como la adecuación de la N-320, la conexión entre la A2 con la A1, la autovía de la Alcarria o el desdoblamiento de la N-211. El Corredor del Henares es un cinturón industrial y de comunicaciones en auge y debemos potenciar las infraestructuras en esta zona.

¿El próximo Gobierno socialista cerrará el trasvase Tajo Segura?

El próximo Gobierno va a trabajar para que el trasvase del Tajo vaya a menos y las desaladoras a más. Ningún gobierno va a cortar el trasvase al día siguiente de llegar al Gobierno y el que lo prometa será mejor que no le creamos porque hay personas en el Levante que cuentan con el agua del trasvase. Así que yo digo no al trasvase, pero con sentido común y haciendo un uso razonable del agua. Hay que respetar el caudal ecológico como lo ha determinado una reciente sentencia del Tribunal Supremo que dice que el Plan del Tajo es ilegal.

Debemos ir hacia una transición ecológica justa y respetar la Directiva Marco europea del Agua. En el Levante han de acostumbrarse a utilizar las desaladoras que están ahora en desuso. Y hemos de  eliminar progresivamente el trasvase, aumentar los recursos de los pantanos y garantizar el abastecimiento a los municipios ribereños, porque no es de recibo que en el siglo XXI algunos pueblos de la cabecera tengan que abastecerse en verano con camiones cisterna de la Diputación de Guadalajara. Lo ideal sería alcanzar una gran Pacto Nacional por el Agua, ya que no tiene sentido que cada gobierno haga su propia política hidrológica y normativa cuando llega al poder.  El trasvase del Tajo es una reminiscencia histórica que hoy en día no sería viable.

Guadalajara es una de las provincias con menos paro de España, pero el desarrollo de determinados sectores no terminan de crear empleo de calidad, ¿cómo se resuelve este problema?

Guadalajara tiene una tasa de paro del 11,75% inferior a la media nacional y la mayor tasa de actividad y ocupación de toda España, también para la mujer. Se ha creado empleo en el sector logístico y el de servicios, pero es cierto que 15.000 personas siguen desempleadas y se abusa de la temporalidad, que en Castilla-La Mancha es del 28%. Frente a esta situación hay que fomentar la contratación indefinida a tiempo completo.

En 2018 iniciamos el plan por un empleo digno que ha dado muy buenos resultados. Intervienen muchas acciones, pero solo con el aumento de la inspección de trabajo para luchar contra el fraude laboral hemos conseguido que en Guadalajara casi el 80% de los contratos temporales (más de 61.000 contratos) se conviertan en indefinidos. Otras medidas han sido la recuperación  del subsidio de desempleo para mayores de 52 años y se ha establecido un sistema de control del registro de la jornada para evitar que los contratos a tiempo parcial sean realmente a tiempo completo. Existe mucho fraude con las horas extras que se trabajan y no se pagan ni se cotizan, en concreto 6 millones de horas al mes.

Magdalena Valerio

Foto: Raquel Gamo

¿Por qué no han derogado la reforma laboral de Rajoy?

No la hemos derogado porque hemos tenido 84 diputados en la pasada legislatura y con esa representación hemos sido incapaces y solos no podíamos derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral. Tratamos de llegar a un acuerdo con los diferentes grupos políticos que apoyaron la moción de censura contra el gobierno de Rajoy, pero no fue posible. Durante dos años se ha debatido en el Congreso una reforma de la reforma laboral que modificaba la subcontratación, la primacía del convenio de sector frente al sector de empresa, la ultractividad de los convenios y al registro de la jornada.

Pero, la Mesa del Congreso, controlada por el PP y Ciudadanos ha boicoteado varias proposiciones de ley relativas a la reforma laboral, propuestas por Podemos y el PSOE. Ante esa táctica de obstrucción de estos dos partidos con la presidenta del Congreso al frente, Ana Pastor, el grupo del PSOE ha tenido que recurrir al amparo del Tribunal Constitucional. La reforma del Estatuto de los trabajadores sí fue aprobada por la mesa y se estuvo a punto de llegar a un acuerdo. Confiamos en lograr una mayoría parlamentaria suficiente que nos permita gobernar para retocar la reforma laboral. Nunca hemos hablado de derogar, apostamos por crear de forma consensuada un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI.

La ministra de Economía Nadia Calviño aseguró recientemente en una entrevista en El Confidencial preguntada por la reforma laboral: «más que derogar políticas hay que mirar al futuro», ¿está de acuerdo?

Sí, creo que hay que mirar al futuro y defendemos un equilibrio en las relaciones laborales. La economía tiene que estar al servicio de la sociedad y no al revés. Precisamente, la reforma laboral de Rajoy rompió ese equilibrio y dio más poder a las empresas que a los trabajadores y a los sindicatos, devaluó la negociación colectiva y con ello disminuyeron los salarios y las cotizaciones a la Seguridad Social. 

La despoblación ha entrado en la agenda política, el Gobierno aprobó en uno de los últimos Consejos de Ministros la Estrategia para el Reto Demográfico, sin embargo son solo unas directrices generales que tienen que pactarse con las CC AA y no llevan adosada una memoria económica. ¿Qué propone el PSOE para frenar la sangría demográfica?

El reto demográfico y la lucha contra la despoblación no solo es competencia del Gobierno. Es una lucha colectiva que ha de consensuarse también con las administraciones regionales, locales y las diputaciones provinciales. En este sentido, el primer paso fue crear un Comisionado para el Reto Demográfico para trazar las directrices contra el reto demográfico y la despoblación que el Gobierno del PP no desarrolló y que ahora tienen que pasar por la Conferencia de Presidentes y la FEMP. Es un fenómeno complejo de solucionar, pero ya hemos dado pasos. Resulta fundamental garantizar servicios básicos, empleo, carreteras, el transporte a la carta como se implantó en la comarca de Molina o extender la banda ancha, algo para lo que el Ministerio de Economía  ha destinado recientemente 150 millones de euros.

Además hay que apostar por la educación y la sanidad en el medio rural. Hubo quien cerró escuelas rurales y centros médicos y llegó Page y las reabrió. Tenemos que apostar por abrir más centros de especialidades, urgencias y contar más UVIS móviles para atender las emergencias sanitarias de la población rural. Por ejemplo, dentro de las acciones para el emprendimiento rural, este verano salió una partida de 80 millones de euros para el emprendimiento joven en municipios de menos de 5.000 habitantes. 

"Apostamos por crear de forma consensuada un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI"

¿Está de acuerdo con articular una fiscalidad diferenciada tal como proponen la Otra Guadalajara y el resto de plataformas?

Debemos fomentar que las personas permanezcan en el territorio rural con medidas que potencien el empleo y la formación a distancia on line. En cuanto a la fiscalidad rural, ha de estudiarse en profundidad, porque tampoco sería conveniente repoblar los pueblos de manera ficticia, de tal forma que hubiera gente que se empadronara en pequeños municipios para pagar menos impuestos.  Soy partidaria de una fiscalidad progresiva en la que paguen más impuestos los que más tienen o implantar una tarifa plana para autónomos que cobren por debajo del salario mínimo interprofesional.  En el programa electoral incluimos el tema de la fiscalidad rural, pero cualquier medida fiscal diferenciadora ha de ir unida a un control para evitar el fraude.

¿Por qué no se ha podido cerrar un acuerdo en materia de pensiones en el marco del Pacto de Toledo?

Se estuvo a punto de alcanzar un acuerdo, después de más 150 reuniones y dos años de trabajo, pero se convocaron las elecciones y algunos grupos políticos como Podemos puso obstáculos y planteó una enmienda a la totalidad al pacto por las pensiones que vino muy bien al PP y a Ciudadanos. Estamos convencidos de que el Sistema Público de Pensiones tiene presente y futuro, pero hemos de adoptar medidas. Algunas prestaciones como el permiso de paternidad, o políticas de fomento de la natalidad o el empleo son políticas de Estado que deben sufragarse con impuestos y no a través de la Seguridad Social. Necesitamos además más empleo de calidad,  más cotizaciones e inyectar más impuestos al sistema. Planteamos un plan de saneamiento para eliminar el déficit de la Seguridad Social en cinco años.

El aumento de la esperanza de vida y la edad laboral unida al hachazo que asestó el gobierno de Rajoy al fondo de reserva de la Seguridad Social han puesto en peligro el sistema público de pensiones. ¿Será viable alcanzar un acuerdo para su sostenibilidad teniendo en cuenta la fragmentación del parlamento tras las elecciones?

Es fundamental el acuerdo y el Pacto de Toledo sigue teniendo sentido. Sin embargo, me preocupa esa coalición de derechas de PP, Ciudadanos y VOX y, especialmente algunas afirmaciones como la que mantuvo el gurú del PP de bajar las pensiones un 20% o Casado cuando cuestionó la subida del Salario Mínimo Interprofesional. Ciudadanos está tomando una deriva cada vez más liberal defendiendo las pensiones privadas. Asusta esta coalición y genera incertidumbre. Frente a esto decimos que si gobernamos, mantendremos un sistema de pensiones sostenible, de reparto  y que se actualice según el IPC.  

Algunos partidos como VOX defienden un discurso xenófobo de rechazo a la inmigración. Sin embargo, el flujo de la población inmigrante es imprescindible para sostener el Estado del Bienestar. ¿Por qué el gobierno que acogió el Aquarius mantiene bloqueado el Open Arms en Barcelona?

Si el Open Arms no puede salir del puerto de Barcelona es porque no cumple con los requisitos necesarios para poder navegar. Esto es un tema que compete a marina mercante y no me quiero meter, porque yo llevo la atención humanitaria de los inmigrantes. España ha demostrado ser un país solidario. Apostamos por una inmigración legal, segura, ordenada y en coordinación con la Unión Europea. Vamos a necesitar recibir alrededor de 270.000 inmigrantes legales al año entre 2018 y 2048. Somos un país multicultural, de emigrantes y exiliados. En contraposición, hay partidos como Vox anclados en el pasado, en la Reconquista de Don Pelayo y que van en contra del futuro de este país.  

En caso de que el PSOE gane las generales, ¿le gustaría seguir siendo Ministra de Trabajo?

Ser ministro para una persona como yo que ama la política y está comprometida con ella es lo máximo. Ahora tengo el honor de liderar la lista al Congreso por mi querida provincia de Guadalajara. Siempre estoy a disposición de mi partido y de mi secretario general y Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Si ganamos las elecciones y el presidente desea seguir contando conmigo, diré que sí, siempre que tenga salud e ilusión por la política en mayúsculas como hasta ahora.

¿El PSOE está abierto a un gobierno de coalición? En tal caso, ¿con quién?

El PSOE está ahora abierto a ganar las elecciones y a obtener el mejor resultado posible. Soy consciente de que es muy difícil conseguir mayorías absolutas con la fragmentación política actual, pero hemos demostrado ser capaces de gobernar y de recuperar algunos derechos y libertades. Aunque no es momento de hablar de pactos ni coaliciones. El presidente ha dicho que aspira a ganar las elecciones y a tener un gobierno monocolor incluyendo algunos progresistas independientes.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha