AENA subastará el Boeing 747 Jumbo abandonado en el aeropuerto de Manises desde hace 12 años

El Jumbo de Pronair 'aparcado' en el aeropuerto de Manises

El Boeing 747 Jumbo que desde 2008 se encuentra abandonado en el aeropuerto de Manises será subastado por AENA al mejor postor, eso sí, todavía no hay fecha para dicha subasta tras 12 años sin que su propietario se encargue del aparato.

El futuro de la aeronave lo ha anunciado el gobierno tras la pregunta formulada por el senador valenciano Carles Mulet (Compromís), quien adjuntando la noticia publicada por eldiario.es en verano de 2019, preguntaba por el futuro del Boeing y si AENA pensaba "ceder esta aeronave a Instituciones Culturales o Universitarias de la Comunitat Valenciana para Museo o similar".

La contestación del gobierno a Mulet señala que la aeronave no ha realizado operación alguna "desde el 3 de diciembre de 2008", y que ante el conocimiento de su abandono, "excepto en los casos en los que la misma esté inmersa en algún procedimiento de carácter legal (embargo, concurso de acreedores, proceso judicial, etc.), AENA, en primer lugar, trata de localizar al propietario para que retire la aeronave y, en el caso de que estas gestiones resulten infructuosas, se inician los trámites para promover la declaración legal de abandono".

El propietario es conocido, se trata de la empresa Pronair Airlines, fundada en 2006 teniendo como administrador único el empresario murciano Isidoro Romero López -vinculado a la construcción con Pronain Gestión Inmobiliaria-. Empezó con dos aviones MD-87 dedicados al transporte de pasajeros y sumó dos aviones B-747 cargueros para abrir un servicio entre España y China, vía Alemania, con base de operaciones en el aeropuerto valenciano. Pero la crisis y la subida del precio del combustible arrastraron a Pronair a la quiebra y al cese de operaciones, con lo que el avión se quedó definitivamente en tierra.

Con todo, el informe explica que desde AENA "se han cursado en los últimos años diferentes comunicaciones a la propiedad de dicha aeronave, sin haber obtenido ninguna respuesta a los requerimientos efectuados".

Dada esta situación "la aeronave se encuentra en proceso de declaración de abandono y una vez finalizado el proceso se procederá a su subasta por los órganos competentes". Esta situación pendiente de subasta, como reconoce el gobierno, "en estos momentos no puede determinarse el destino final de la misma", por lo que el futuro todavía puede estar tanto en manos privadas como pasar al sector público, como pide el propio Carles Mulet. 

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2020 - 07:36 h

Descubre nuestras apps

stats