La portada de mañana
Acceder
Patrimonio pagó gastos de la casa de Corinna y a 100 empleados de Zarzuela
Entrevista – Javier Ramos, rector de la URJC
Opinión - Lo más grave del caso Máster quedará impune, por Ignacio Escolar

Alumnos y profesores valencianos dispondrán de una plataforma digital educativa con Microsoft que "blinda" sus datos

Las tabletas se han convertido en herramientas educativas.

La Conselleria de Educación y la Conselleria de Hacienda han firmado un convenio con Microsoft para promover una de las plataformas educativas digitales más potentes de España integrada dentro de la plataforma de software libre de la Generalitat Valenciana -se publicará en GVA Oberta y en la web planmula.es-. El acuerdo, único en el ámbito estatal, contempla una serie de requisitos que el Gobierno valenciano consideraba "fundamentales para preservar y blindar en todo momento los datos del alumnado y el profesorado", un apartado específico de ética de datos que no se contempla en otros convenios rubricados por la multinacional con otros gobiernos autonómicos.

El convenio cuenta con una serie de protocolos de seguridad que blindan la información de los usuarios (profesorado y alumnado) y "garantizan al 100% su protección y la prohibición de venta de datos", asegurando el complimiento de la ley orgánica de protección de datos, ya que en todas las actuaciones prevalecerá el interés superior del menor; se establecerán protocolos para la prevención y seguimiento de actuaciones no éticas; certificación en conformidad con el Esquema Nacional de Seguridad de nivel alto. Además, la Generalitat podrá eliminar o extraer los datos residentes en la plataforma "en cualquier momento".

La Generalitat Valenciana, además, podrá realizar auditorías externas anuales para verificar el cumplimiento de las cláusulas de ética de datos y los posibles litigios se resolverán en tribunales valencianos. Los datos se almacenarán en servidores virtuales ubicados en el espacio común europeo que no se analizarán.

Tal y como destaca el conseller de Educación, Vicent Marzà, se trata de un convenio "muy específico, único en el Estado en el que se preservan mucho los datos de los usuarios y a la vez se utilizan algunas herramientas de Microsoft no de forma externa, sino que se integran dentro del dominio y control de la plataforma Aules, que utiliza el profesorado con su alumnado". 

Entre las ventajas del nuevo modelo digital educativo valenciano se encuentran: la agilización de los trámites entre los centros y las familias, así como la reducción de la burocracia en la gestión de los centros; el aumento de las capacidades en tecnología de la información y comunicación (TIC) del alumnado y mejora de las destrezas en utilización de materiales TIC por parte del profesorado; el fomento del uso de herramientas colaborativas de trabajo y de coordinación telemática.

Mejora de las herramientas de Aules

El convenio permitirá una mejora de las herramientas de Aules, con una mayor capacidad de almacenamiento y un alcance para un millón de usuarios, "por lo tanto, la cobertura da servicio para los cerca de 800.000 alumnos y 80.000 docentes de nuestro sistema educativo". Habrá un servicio de videoconferencias integrado al alcance de todo el profesorado; contará también con más herramientas para realizar tareas educativas compartidas y colaborativas; habrá herramientas específicas para el trabajo de alumnado y el profesorado con diversidad funcional; software mejorado para la utilización de pizarras digitales. 

Todo el alumnado tendrá a su alcance una identidad digital consistente en un correo electrónico de la Generalitat, del tipo «@gva.es» de gran capacidad, para preservar sus datos cuando utilizan las herramientas digitales.

Para la puesta en marcha de la nueva plataforma digital, a partir del próximo mes de marzo se iniciará una prueba piloto en 50 centros para hacer las primeras pruebas con unos 50.000 alumnos y 3.000 docentes. Para el curso 2021-2022 estará implantado en todo el sistema educativo valenciano. 

El origen de la iniciativa 

El inicio de la pandemia y el consecuente confinamiento que provocó el cierre de centros educativos durante el último trimestre del curso pasado llevó a una profunda revisión de las herramientas educativas digitales valencianas, "había que atender a la emergencia del momento y, de la noche a la mañana, hacer posible un plan que garantizara la enseñanza online". Así nació el plan Mulan con la ampliación de la capacidad de las diferentes herramientas de comunicación existente entre profesorado y alumnado, así como el establecimiento de otras nuevas para conformar la formación a distancia. 

Se pusieron en marcha la aplicación informática 'Web familia' para la comunicación directa entre las familias y el profesorado, Aules para la elaboración de materiales educativos y diferentes funciones que "garantizaron la enseñanza" y el establecimiento de un nuevo servicio de videoconferencias, y en paralelo la adquisición de tabletas digitales con conexión a internet para el alumnado vulnerable que no disponía de estos elementos digitales necesarios de trabajo a distancia en casa: "No fue inmediato, pero dimos respuesta a la emergencia del momento gracias a la implicación de toda la comunidad educativa valenciana". 

Según Marzà. el plan Mulan "nació por los devastadores efectos de la pandemia con el cierre de centros educativos, pero ha venido para quedarse y tener continuidad". "Ha sido un buen aprendizaje y nos puso a todo el mundo alerta para priorizar la necesidad de mejorar las herramientas digitales educativas y de incorporarlas en el día a día de la enseñanza presencial dentro de las metodologías innovadoras que estamos impulsando desde hace unos cursos", ha añadido. "Es por eso que también, desde hace meses, hemos multiplicado la formación en TIC para el profesorado valenciano y desde finales del curso pasado y durando todo este estamos ofreciendo diferentes formaciones con más de 25.000 plazas formativas porque el profesorado introduzca el uso integrado de las nuevas tecnologías en el aprendizaje de nuestro alumnado". 

En el presente curso también se ha implementado la materia Cultura Digital, "un proyecto único en el Estado que ha tenido muy buena acogida en Secundaria, y mediante el cual se tratan en el aula temáticas como el uso responsable de las redes sociales, el ciberacoso o las noticias falsas o fake news". 

El conseller de Educación defiende que se ha mantenido el esfuerzo en una "carrera de fondo" en dos sentidos con el objetivo de "mejorar las herramientas educativas digitales para generar una verdadera transformación digital educativa y adquirir más portátiles y tabletas para los centros educativos". Respecto al material informático, "contamos ya con 30.000 dispositivos y dispondremos de 50.000 más; un total de 80.000 para "renovar el parque tecnológico de los centros educativos y reenfocarlo hacia el uso habitual en las aulas, más allá de los ordenadores estancos de las aulas de informática. Una medida que irá acompañada de la implantación de conexión Wifi en todos los centros educativos públicos durante este curso 2020-2021".

Firma del convenio

En la firma del convenio, que ha tenido lugar este martes en el Palau de la Generalitat, han participado el presidente Ximo Puig, el conseller de Educación, Vicent Marzà, y el titular de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, cuya dirección general de Tecnologías de la Información y la Comunicación ha participado en el proyecto, así como la presidenta de Microsoft España, Pilar López. Se trata una iniciativa "enmarcada en el proceso de transformación digital de la Generalitat", tal y como ha destacado Soler: "Es un proyecto clave para integrar a los centros educativos con las herramientas y dispositivos implantados desde la dirección General de Tecnología de la Información y la Comunicación que posibilitará nuevos métodos de aprendizaje, comunicación y colaboración entre los centros y la comunidad educativa".

El conseller de Hacienda ha anunciado que en los próximos días se abordará el aumento de la banda ancha, triplicando el caudal de datos en 1.700 centros educativos, y se adquirirán 3.500 nuevos conmutadores para sustituir a aquellos que tengan más de 10 años: "Vamos a atender la mayor demanda de internet de colegios e institutos por la COVID-19. La pandemia nos ha enfrentado al reto de migrar de un modelo educativo presencial a uno telemático al que debemos dar respuesta".

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 11:49 h

Descubre nuestras apps

stats