La portada de mañana
Acceder
El PP trata de utilizar al rey tras situarse en Colón a rebufo de Vox
El Gobierno puede adelantar la hora más barata de la nueva factura de la luz
Opinión – Las mentiras de la derecha en Colón, por Ignacio Escolar

Isabel Bonig revalida su liderazgo en el PP valenciano en unas primarias pobres y sin rival

Isabel Bonig votando en la sede del PP de La Vall d'Uixó

Isabel Bonig revalida su liderazgo en el PP valenciano. La actual presidenta ha conseguido más del 97% de los votos en el primer intento de elecciones primarias que celebra el partido, para las que no tenía rival. Pero a la baja inscripción (apenas un 6% de la supuesta militancia de la formación) se ha unido el hecho de que su único opositor, José Luis Bayo, ha anunciado una hora antes de comenzar el proceso que retiraba su candidatura porque no considera que el proceso tenga garantías democráticas.

Por provincias, Bonig ha obtenido 2.031 votos de los 2.324 totales en Alicante, 1.187 en Castellón (solo 6 votos han sido en blanco) y en Valencia, 6.645 el 97%. Sobre un censo de 7.006 personas, han participado 6.824.

Bonig llegó a la dirección del PP por designación directa de Alberto Fabra, quién la eligió como sucesora tras perder las elecciones autonómicas de 2015. La actual presidenta acompañó a su antecesor en el Gobierno autonómico como consellera de Infraestructuras y Territorio.

Durante este año y medio de transición, la líder popular ha tenido que hacer frente a multitud de casos de corrupción y a limpiar la imagen del "nuevo PP": la Operación Taula y el 'pitufeo' en el Ayuntamiento de Valencia, la imputación de Rita Barberá y del diputado autonómico Miquel Domínguez, así como tener que ver cómo nombres vinculados a su partido aparecían en grabaciones de la Guardia Civil y en acusaciones en el juzgado. Ha tenido que afrontarlo en la teoría, ya que ella y su equipo siempre han mantenido la misma postura a la hora de dar explicaciones: "no comentar las decisiones tomadas en sede judicial", "respetar la presunción de inocencia" y "respetar lo que dicen los juzgados".  

Así, la dirigente popular revalida su liderazgo, esta vez pasando por las urnas, en un proceso de perfil bajo, a los que acostumbra el PP, en el que solo estaban inscritos 8.690 afiliados (el 5,8% de los 150.000 militantes que dice tener el PP valenciano), de los cuales aún no se sabe si cumplen los criterios para votar -estar al día con el pago de las cuotas, entre otros-. Además, se llamó a los militantes a la participación durante apenas tres horas, de las 18 a las 21 de la tarde.

El partido ha animado a los participantes a subir fotos votando por las redes sociales a través del hagstag #YoConstruyoPPCV. Bayo, por su parte, anunció que desmovilizaría a sus simpatizantes y que ni él ni los miembros de la candidatura acudirían a votar en protesta por el proceso.

Por delante queda ahora el culmen del congreso, el XIV del PP valenciano, en el que los compromisarios ratificarán al equipo que presente Bonig. La líder se enfrenta al reto de volver a articular un partido fuerte como oposición de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2019 y hacerse con el control de las tres corporaciones provinciales.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2017 - 23:20 h

Descubre nuestras apps

stats