Fiscalía pide 6 años de prisión para el director de una empresa pública nombrado por el PP que sacó 48 veces billetes de 500 con una 'tarjeta black'

Felipe Espinosa, a la derecha, en un acto organizado por la Generalitat Valenciana y la Fundación Gas Natural.

Felipe Espinosa, ex director de la empresa pública Vaersa, se sienta este próximo lunes en el banquillo de los acusados ante un tribunal del jurado por un presunto delito continuado de malversación de caudales públicos.

Tras la suspensión del juicio por la baja de un testigo y de un perito, Espinosa se enfrenta a una petición de pena de seis años de prisión y de inhabilitación absoluta durante 15 años por parte del Ministerio Público. El exdirector general de Vaersa, nombrado por el PP, sacó billetes de 500 euros en 48 ocasiones con la tarjeta de crédito E-Business Visa, según el escrito de acusación de la Fiscalía. Los fondos presuntamente saqueados los usó para "fines propios y particulares", sostiene el Ministerio Fiscal.

La gran mayoría de los gastos fueron en restaurante, especialmente los fines de semana en el club social de la urbanización Alfinach de Puçol, donde reside el acusado. También gastó el dinero de la empresa pública en comidas los viernes en el restaurante El Molí de la misma localidad y en varias superficies comerciales. Otros "gastos significativos" fueron la revisión de su Jaguar, por 6.478 euros. Además de la gasolina de sus vehículos particulares. En total, Vaersa reclama 105.397 euros.

Además de los seis años de prisión, la Fiscalía pide una indemnización en concepto de responsabilidad civil de la misma cantidad presuntamente malversada. En el juicio ante el tribunal del jurado declarará como testigo el viceinterventor general de la Generalitat Valenciana, Ignacio Pérez López.

Espinosa ya fue condenado por la Audiencia Nacional por haber detraído fondos públicos para gastos como autopréstamos, una transferencia a su hermano, tabaco, visitas al dentista e incluso viajes a Luxemburgo y Bogotá.

El exdirector de Vaersa también fue condenado por la compra irregular de 67 todoterrenos, algunos de ellos de alta gama, y el pago de sobresueldos a directivos entre 2007 y 2011 sin la autorización del Consell. En ambos casos, Espinosa acordó con la Fiscalía un pacto de conformidad, es decir, se declaró culpable.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2021 - 22:36 h

Descubre nuestras apps

stats