Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

El Gobierno inicia la ampliación de la V-21 con el proyecto del PP que destruirá 80.000 metros de huerta

Rotonda de la V-21

Laura Martínez / Carlos Navarro Castelló

En menos de dos semanas comenzarán las obras de ampliación de la V-21 entre Port Saplaya y Valènci, el proyecto heredado del PP que se llevará por delante 80.000 metros cuadrados de huerta, según las estimaciones de grupos ecologistas como Per L'Horta.

Según informan desde el Congreso, la empresa tiene firmado con el Ministerio de Fomento que el inicio de las obras sea el 1 de octubre para los terrenos no ocupados. El mismo día, aseguran estas fuentes, se formalizarán las actas de ocupación definitivas y ya se podrá actuar plenamente en toda la huerta afectada.El ministerio pretende aliviar la presión de los 70.000 vehículos que pasan a diario por esta vía en la que los atascos son habituales.

Está previsto que las obras duren poco más de un año y están presupuestadas en 20 millones de euros. El proyecto lleva meses haciendo saltar chispas entre las administraciones valencianas, distanciando al PSOE de sus socios, Compromís y las marcas de Podemos para las elecciones municipales. Pese a peticiones como las del Ayuntamiento de València y el de Alboraia, el proyecto lleva adjudicado desde junio.

Compromís, a través del grupo Mixto en el Congreso, ha presentado este jueves una Proposición No de Ley urgente en la comisión que debate este proyecto para intentar paralizar las obras y renegociar la propuesta de Fomento. La formación naranja ya planteó una alternativa en julio que reducía, según sus cálculos, hasta un 90% el impacto en la huerta de Alboraia. La apuesta de Joan Baldoví abogaba por un tercer carril entre Port Saplaya y la Patacona con un enlace a la prolongación de Serrería. La PNL de Compromís ha sido rechazada por PP, PSOE y Ciudadanos y apoyada por Unidos Podemos.

La formación valencianista insta al Congreso a “la paralización cautelar de las actuaciones en marcha, a revisar el actual proyecto de ampliación de la V-21, y a analizar las propuestas alternativas de actuación, haciendo partícipes a los ayuntamientos y colectivos afectados de las decisiones en materia de infraestructura que comprometan el futuro de sus términos municipales y llegar a acuerdos previos con las administraciones de menor rango territorial”. Las enmiendas del PSOE instan a continuar las obras “manteniendo diálogo con los ayuntamientos y la Generalitat valenciana”.

El delegado de Gobierno Juan Carlos Fulgencio aseguró que el Ejecutivo de Sánchez estudiaría cambios que minimizaran el impacto en la huerta, siempre y cuando no colisionaran con los derchos de los contratistas, al ser un proyecto ya adjudicado cuando accedieron los socialistas al Gobierno.

Etiquetas
stats