La portada de mañana
Acceder
El Gobierno prima a los funcionarios y los jubilados en sus últimos Presupuestos
Juan Diego Botto: "La gente cree que los desahucios ya no ocurren, y hay cien al día"
'Huyendo de la mediocridad con Jesús Quintero', por Rosa María Artal

Caixabank condiciona financiar parte del nuevo Mestalla a que se acuerde una prórroga del convenio urbanístico

Estado actual del nuevo Mestalla.

El Valencia CF ha presentado un escrito de alegaciones a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad que dirige la socialista Rebeca Torró, en respuesta al expediente de resolución anticipada y declaración de caducidad del Plan de Actuación Territorial Estratégica (ATE), el plan por el cual se otorgaron al club importantes ventajas urbanísticas en forma de edificabilidad para que pudiera obtener los recursos necesarios para finalizar el nuevo estadio, cuyas obras llevan 13 años paralizadas.

El documento viene a abundar en los argumentos esgrimidos hasta ahora por el club para tratar de mantener la vigencia de la ATE, que implica 40.000 metros cuadrados adicionales de suelo terciario, e insiste en la necesdidad de prorrogar los plazos para obtener la financiación necesaria para finalizar todos los compromisos previstos en el plan, incluido el polideportivo de Benicalap.

Además de incidir en la improcedencia de la caducidad anticipada del convenio urbanístico, según el club, por no ser responsable de los retrasos y los incumplimientos de los plazos, en el escrito de alegaciones que firma el nuevo director general del Valencia CF, Sean Bai, se detallan algunos aspectos del proyecto modificado presentado al Ayuntamiento la semana pasada y se aportan nuevos detalles de la documentación económica, en realidad, una ampliación de lo ya aportado en su día y que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) consideró insuficiente.

Así, junto a los 80 millones de euros aportados por el crédito de CVC, el Valencia CF vuelve a isistir en que la financiación de la diferencia entre la aportación del mencionado fondo (80 millones) y los 115 millones necesarios para la finalización de la primera fase de construcción del estadio de fútbol nuevo Mestalla se obtendrá, principalmente, de la venta de varios inmuebles propiedad del club así como de la formalización de varios acuerdos con diversos socios comerciales con los que ya está manteniendo negociaciones.

El Valencia CF afirma que comunicó a la administración que ya había iniciado los trabajos necesarios para la venta de varios activos no materiales de su titularidad (principalmente los inmuebles de uso terciario situados en la zona del nuevo Mestalla así como las actuales oficinas del Club), a través de la consultora inmobiliaria CBRE Real Estate, S.A, con la que se ha ampliado el contrato de exclusividad hasta el próximo 30 de julio.

El objeto de esa ampliación es que CBRE continúe presentando al club ofertas de potenciales inversores interesados en la adquisición de activos no estratégicos titularidad del club o de sus sociedades dependientes o participadas. Y con los fondos procedentes de esas ventas se financiarán las obras de construcción del Nuevo Mestalla y resto de previsiones de la ATE.

Por otro lado, por lo que se refiere a la suscripción de determinados acuerdos comerciales con terceras empresas, el Valencia CF destaca que está trabajando en obtener financiación adicional a través de las empresas que realicen publicidad en el Nuevo Mestalla (naming rights, etc); y la empresa encargada de instalar y explotar la cubierta solar proyectada en el nuevo estadio mediante la configuración de una comunidad energética en el área del Nuevo Mestalla. Esta última empresa ya le ha confirmado al club que estaría en disposición de financiar parte del coste de construcción de dicha cubierta, lo que posteriormente se repercutiría al Vlencia CF mediante el correspondiente contrato de prestación de servicios energéticos.

El club aporta además documentación sobre financiación procedente de las líneas de crédito de Caixabank y de Rights & Media Funding Limited, por un total de 30 millones de euros, una documentación que ya se presentó en su momento pero que cuyo detalle se ha ampliado.

De hecho, se aporta copia de la nueva carta remitida por Caixabank, de fecha 9 de junio de 2022, reforzando los compromisos financieros que ya adquirió el pasado 21 de marzo de 2022; y copia de la nueva carta remitida por Rights & Media, de fecha 10 de junio de 2022, reforzando los compromisos financieros que ya adquirió el pasado 17 de febrero de 2022.

De esas nuevas cartas se deriva, siempre según el escrito de alegaciones del club, que no ha suscrito con Caixabank y Rights & Media meros acuerdos de intenciones que pudieran estar pendientes de concreción, sino que son verdaderas cartas de apoyo financiero negociadas entre partes no vinculadas.

En el caso del escrito de Caixabank, llama la atención que entre las condiciones planteadas por la entidad bancaria para que se formalice la línea de crédito se establece que se haya acordado mediante resolución firme la prórroga de la ATE y por lo tanto alcanzado y cerrado un acuerdo entre la Generalitat Valenciana y el Valencia CF.

Además, la entidad financiera también pone como condición que el club esté al corriente en los pagos que le adeuda, que no haya desviaciones en las previsiones de costes iniciales para finalizar las obras del nuevo estadio, de forma que los recursos aprovisionados sean suficientes para acabarlas y que se inicie de una forma cierta y contrastada el proceso de venta de las parcelas del viejo Mestalla.

Estadio por fases, de hasta 70.000 espectadores

El club argumenta en sus alegaciones que ha cumplido con el requerimiento de la administración de presentar en el plazo aprobado de 90 días una propuesta creíble y garantizada financieramente para finalizar el nuevo Mestalla y el resto de previsiones de la ATE. De hecho, considera incongruente que se hable de dar por caducada la ATE, cuando la tramitación del expediente aún no ha finalizado, y al mismo tiempo de mantener las condiciones urbanísticas del plan.

Y justifica esta afirmación en que ha presentado al Ayuntamiento de Valencia una modificación del proyecto técnico para obtener la modificación de las licencias de obra y de actividad del nuevo Mestalla con el objeto de comenzar las obras de construcción tan pronto como se otorguen las correspondientes licencias municipales.

Por otro lado, considera el club que hasta que no se obtengan las licencias de construcción del nuevo estadio, se inicien las obras y se rebaje la incertidumbre administrativa producida por el inicio del presente expediente de caducidad, difícilmente podrá materializar las ventas de activos proyectadas.

Ese proyecto técnico, afirma la entidad, cumple escrupulosamente con todas las previsiones y condiciones de la ATE y particularmente las referidas a las características técnicas del nuevo Mestalla: la existencia de una cubierta en el estadio (en la que está previsto instalar paneles solares); y la capacidad del estadio de albergar hasta 70.000 espectadores.

En concreto, el Club ha planteado a la administración un faseamiento de las obras con una primera fase para la inauguración del estadio para un aforo de aproximadamente 49.000 espectadores, capacidad similar al actual estadio de Mestalla.

Así, con el aforo bruto inicial que correspondería a la fase de apertura (49.000 butacas) se podrían alojar de inicio tanto una final de la UEFA Europa League como un partido del Mundial de Futbol hasta los cuartos de final. Y con un aforo a partir de 60.000 localidades se podría acoger desde una final de la UEFA Champions League hasta una final del Mundial FIFA. El aforo final de más de 70.000 espectadores previsto en el proyecto presentado se contempla para multitudinarios eventos como grandes finales o campeonatos internacionales, y sería de muy fácil implementación pues su plazo de obras de ampliación no sería superior a 3-6 meses.

Todos estos detalles están siendo analizados por la concejalía de Espacio Público que dirige Lucía Beamud, competente en materia de licencias de actividades, única delegación que dispone del proyecto modificado en estos momentos. La propuesta, incluye un plan de movilidad, pero sigue sin desarrollar la fórmula para instalar en un momento dado una pista de atletismo.

Según el escrito de alegaciones, el calendario de actuaciones de la propuesta para terminar el Nuevo Mestalla y el resto de hitos de la ATE cumple de forma sustancial los plazos totales inicialmente previstos en la ATE, especialmente en lo que se refiere a la construcción del Nuevo Mestalla, que quedaría construido antes del plazo final de la ATE previsto para el año 2025, siempre que las tramitaciones administrativas necesarias sean obtenidas en plazo.

Las peticiones del Valencia CF

Ante todo lo expuesto, el club solicita en sus alegaciones el desistimiento del Expediente de Resolución Anticipada y Declaración de Caducidad de la ATE.

Además, pide que se autorice la reorganización de los plazos de las distintas fases de la ATE para terminar el nuevo Mestalla y resto de hitos de la misma. El club exige también la suspensión del cómputo de los plazos previstos en la ATE hasta que las modificaciones de las licencias de obras y de actividad solicitadas sean aprobadas por el Ayuntamiento de Valencia.

La administración deberá ahora analizar el escrito y dar una respuesta oficial sobre el mismo, con el que se daría por finalizado el expediente, cuya resolución se debería llevar al pleno del Consell, posiblemente a lo largo del mes de julio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats