La portada de mañana
Acceder
La presión de las comunidades aboca a España a un nuevo estado de alarma
Juan Carlos Campo: "Si nos sentamos con voluntad renovaremos el CGPJ"
Opinión - Hay vida detrás del ruido, por Rosa María Artal

Vall d’Alcalà lleva 40 horas sin luz con temperaturas bajo cero y en “situación crítica”

Una nevada en la Vall d'Alcalà en una imagen de archivo.

“Nos encontramos en una situación crítica”. Así lo advirtió el alcalde de la Vall d’Alcalà, Pablo Martínez, después de que este municipio haya cumplido ya 40 horas sin suministro eléctrico, desde que quedara interrumpido el pasado lunes por la noche como consecuencia del temporal. Los efectos de esta situación son dramáticos: para empezar, no hay calefacción, a pesar de que las temperaturas por la mañana son de bajo cero. Durante estos días, nevó en el entorno de la Vall d’Alcalà.

“Hay personas mayores o enfermas que lo están pasando muy mal”, agrega Martínez. El médico no puede pasar consulta, no hay wifi ni cobertura de teléfono móvil, e incluso hay vecinos que no pueden cocinar. El ayuntamiento no puede trabajar. La situación también comporta un impacto económico muy negativo: las tiendas cierran y los clientes dejan los hoteles rurales.

“ Se llenan la boca hablando de que quieren potenciar el turismo de interior y después resulta que nos tienen completamente abandonados. Así no se puede mantener ese turismo”. El alcalde se muestra indignado porque no hay forma de que Iberdrola le dé una solución. Es más, ha intentado hablar con algún responsable de la empresa, pero le pasan de un departamento a otro mientras Vall d’Alcalà sigue sumando horas sin luz.

Para Martínez, “ésta es una situación crítica, de emergencia”. Tanta que, vista la actitud de la compañía eléctrica, el munícipe ha decidido contactar con el servicio de Emergencias de la Generalitat para lograr una solución lo más rápida posible.

Iberdrola se escuda en que es un problema general provocado por la virulencia de la pasada borrasca y que hay otros municipios afectados. Pero para el alcalde, en todo esto anida un problema de fondo que tiene que ver con esa situación de abandono de las zonas del interior que denuncia: la compañía mantiene las instalaciones de la localidad “en una situación muy precaria, con muchas deficiencias”.

Ahora mismo, la solución pasaría por instalar un grupo de generadores, como ya se hizo en temporales anteriores, pero Iberdrola ni siquiera da el paso para desesperación de los vecinos.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2020 - 12:33 h

Descubre nuestras apps

stats