eldiario.es

Menú

La Generalitat toma el control del área de la Ribera 18 años después con servicios que no ofrecía la gestión privada

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, escenifica el fin del hospital privatizado de Alzira, que a partir de hoy cuenta con cirugía pediátrica, tratamientos de hepatitis C o neuroradiología

"Las privatizaciones no son para siempre, con una buena gestión y ganas todo es posible", asegura Carmen Montón

La entrada de la gestión pública se realiza sin incidentes, con 99 atendidos en urgencias y un parto

- PUBLICIDAD -
La consellera Carmen Montón, de rojo, y la gerente del área de salud de la Ribera, Isabel González.

La consellera Carmen Montón, de rojo, y la gerente del área de salud de la Ribera, Isabel González.

Domingo de resurrección. La Conselleria de Sanidad no podía haber elegido un mejor día para la recuperación para el sistema público de la primer área de salud privatizada por el expresidente Eduardo Zaplana hace ahora 18 años. La administración pública vuelve a entrar en un espacio perdido por el mantra del ahorro con una potente apuesta de incremento de los servicios asistenciales en el área de la Ribera, que da servicio a 250.000 valencianos. 

Así, los vecinos de las comarcas de la Ribera Baixa y la Ribera Alta podrán recibir tratamientos de hepatitis C, cirugía pediátrica o neuroradiología, que con la gestión privatizada eran derivados a otras áreas de salud públicas para ahorrar costes. Además, la consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha anunciado la apertura de los consultorios turísticos de Cullera y Sueca, que atienden a los ciudadanos que pasan sus vacaciones en estas zonas.

Montón ha explicado que el traspaso de poderes tras el fin del contrato con la concesionaria Ribera Salud que finalizó anoche a las 12 horas se ha producido con "total normalidad". "Las privatizaciones no son para siempre, con una buena gestión y ganas todo es posible", ha aseverado la consellera de Sanidad, que con este hito cumple uno de los principales compromisos de l'Acord del Bontànic.

La consellera de Sanidad ha explicado que la entrada de la gestión pública ha sido normal y que se han registrado a 99 pacientes en urgencias y ha habido un parto, el primero desde que la Generalitat ha recuperado el control. "No ha habido incidentes asistenciales", ha dicho Montón.

La tarde del domingo se firmó con Ribera Salud el acta de recuperación de los servicios asistenciales y se abre un plazo de 45 días para estudiar que el traspaso ha sido correcto y elevar el acta a definitiva. Entonces sí, el compromiso político se habrá fraguado definitivamente. 

La nueva gerente, Isabel González, y su equipo ya pilotan el hospital y se han ampliado tanto los servicios como el personal con más de 300 profesionales, que "antes se había reducido por los gestores privados". "Ha sido un proceso planificado y ordenado y se ha ejecutado con total rigor", ha sentenciado.

La recuperación de la gestión pública en el área privatizada de la Ribera es un hito para la izquierda, porque es la primera vez en España que tras una externalización sanitaria se recupera para el sistema público. Existen privatizaciones en prácticamente todas las comunidades autónomas y ha sido la valenciana la pionera en iniciar el proceso de reversión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha