eldiario.es

9

València permitirá los patinetes en zonas peatonales y creará zona verde de aparcamiento exclusivo para residentes

La nueva ordenanza de Movilidad prohibirá que circulen por las aceras, pero los permite a un máxima de 10 kilómetros por hora en zonas de viandantes, ciclocalles y calles 30 de un solo carril.

Las bicis podrán ir en contradirección en algunos casos, las motos no podrán circular por el carril bus y para estacionar en las aceras no podrán circular con el motor en marcha.

Un usuario del anillo ciclista en patinete

Un usuario del anillo ciclista en patinete

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de València, Giuseppe Grezzi, ha presentado este lunes las líneas básicas del borrador de la nueva Ordenanza de Movilidad, que saldrá a exposición pública para que ciudadanos y entidades puedan presentar alegaciones entre este mes y el que viene, una vez se apruebe en el pleno municipal.

Uno de los aspectos de la normativa que más expectación había levantado era la regulación sobre los patinetes eléctricos, máxime tras la irrupción durante una semana del servicio de alquiler compartido de la firma Lime, desmantaledo por la Policía Local al no contar con ningún tipo de permiso municipal.

Al respecto, Grezzi ha explicado que la ordenanza establece Vehículos de Movilidad Personal (VMA), como patinetes eléctricos o overboard, de tipo A y de tipo B en función de su potencia y la velocidad máxima que pueden alcanzar (hasta 20 kilómetros por hora los de tipo A y hasta 25 kilómetros por hora los de tipo B). En ninguno de los casos podrán circular por las aceras.

Sin embargo, los de tipo A podrán circular por zonas peatonales a una velocidad máxima de 10 kilómetros por hora, a un máximo de 15 kilómetros por hora en los carriles bici que estén sobre la acera, y a 20 kilómetros por carriles bici habilitados sobre la calzada, como el anillo ciclista. Además, podrán circular por la calzada en áreas de prioridad residencial, en calles 30 de un solo carril y en ciclocalles.

Los patinetes de tipo B tendrán las mismas condiciones, salvo que al tener una potencia mayor no podrán circular por zonas peatonales.

Sobre empresas como Lime de alquiler compartido de vehículos (motos, patinetes o coches), la ordenanza establece que cualquier empresa que utilice la vía pública para operer, deberá obtener un permiso municipal, previo pago de una tasa, que en este caso está ultimando la Concejalía de Espacio Público, en coordinación con la de Hacienda.

En cuanto a las bicicletas, el cambio más significativo es que los ciclistas no estarán obligados a circular siempre por el carril bici, sino que establece que circularán "de forma preferente" por los itinerarios ciclistas, ya que, según Grezzi, "hay tramos de carril bici que aún no están conectados entre sí y por tanto es inevitable que en determinados momentos las bicis vayan por la calzada".

Por otro lado se introduce la posibilidad en bicicleta se pueda circular en contradirección en las calles residenciales, zonas 30 y zonas de coexistencia de usuarios.

También en las de limitación 30, aunque en este último caso solo si existe señalización expresa autorizándolo. Se contempla esa posibilidad, que los técnicos
pueden autorizar con un estudio previo, come siempre hacen.

Para las motos, la principal novedad es que no podrán circular por el carril bus y que, en los casos en los que puedan aparcar en las aceras, deberán apagar el motor hasta llegar a la zona de estacionamiento.

Por último, la ordenanza establece la posibilidad de implantar Áreas de Prioridad Residencial con unas condiciones específicas en cuanto a accesibilidad y velocidad de circulación (normalmente son limitadas a 20 kilómetros por hora), así como zona verde de estacionamiento exclusivo para residentes, algo que se ha solicitado en zonas como Ciutat Vella, Benimaclet o Russafa.

Críticas vecinales

Tras conocer los primeros detalles de la ordenanza, la Presidenta de la Federación de Vecinos de València, María José Broseta, ha comentado que las limitaciones para los patinetes en las calles peatonales en cuanto a velocidad, distancia con respecto al peatón y tipología son "confusas y de difícil aplicación para la Policía Local".

Broseta se ha mostrado contraria a la posibilidad de que los patinetes puedan circular por calles peatoanles, ya que considera que es "abrir la puerta a que estos vehículos se adueñen de estas zonas, creando problemas de seguridad, algo que ha causado muchos problemas en ciudades como Barcelona, donde finalmente han sido prohibidos en toda Ciutat Vella".

La dirigente vecinal ha insistido en que "los viandantes ya deben esquivar las terrazas, todo tipo de mobiliario de diferentes negocios, el top manta, los vehículos de carga y descarga, las bicis y ahora los patinetes".

Por este motivo, ha explicado que "los usuarios de bicis y de patinetes deberían ir andando junto a su vehículo en calles peatonales hasta enlazar con algún carril bici, ciclocalle o calle 30, pero estas vías deben ser solo para los peatones".

Broseta ha aplaudido la creación de la zona verde de estacionamiento exclusivo para residentes, una modalidad que ya se aplica hace años en otras ciudades como Madrid o Barcelona.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha