Qué se queda fuera del acuerdo del Congreso sobre la acogida de refugiados en España

Una famlia de refugiados sirios reposan en un parque de la ciudad marroquí de Nador a la espera de lograr cruzar la frontera de España y Marruecos/ Foto: Pedro Armestre - Save the Children

Todos los grupos parlamentarios han aprobado diez compromisos sobre la respuesta de España a la crisis de refugiados en la Unión Europea. El texto definitivo se trata de una enmienda común a una proposición no de ley registrada por el Partido Socialista, basada a su vez en un plan de propuestas de la misma formación. Desde este estudio al documento posteriormente consensuado, se han quedado por el camino las iniciativas más ambiciosas, como la creación de vías legales de entrada a Europa, la suspensión de las devoluciones en caliente o el lanzamiento de una misión de salvamento en el Mediterráneo.

Los refugiados de los que el Gobierno no habla

Los refugiados de los que el Gobierno no habla

Aunque votaron a favor de la proposición no de ley, todos los grupos parlamentarios excepto el popular y el socialista mostraron durante el debate de este martes sus "diferencias" con respecto al texto aprobado. Ricardo Sixto, de Izquierda Plural, destacó la necesidad de crear vías legales de entrada a la Unión Europea. Jon Iñarritu de Amaiur recordó el bloqueo de cientos de sirios a las puertas de Melilla y el "hacinamiento" de estas personas en las ciudades autónomas. Desde el PNV recordaron la legalización de las devoluciones en caliente.

Nada de eso aparece en el acuerdo pero algunas de las medidas que determinados grupos parlamentarios echaron en falta sí estaban incluidas en el plan inicial del Partido Socialista. "La Proposición no de Ley se presentó como una base mínima para facilitar el diálogo y el acuerdo de todos los grupos", afirman fuentes del PSOE a eldiario.es.

Estas son algunas de las medidas incluidas en el plan socialista que no aparecen en el texto aprobado por el Congreso.

Emisión de visados humanitarios para refugiados desde embajadas. Abrir la puerta a la solicitud de visados con los que los refugiados pudiesen viajar a Europa para pedir asilo sin necesidad de arriesgar su vida. Es una de las medias enmarcadas la apertura de mecanismos legales de entrada para refugiados, para que aquellos que huyen de sus países de origen tengan otras opciones de solicitar protección más allá de la vía irregular. En la actualidad, los consulados de España pueden emitir este tipo de documento pero se aplica de forma arbitraria y puntual, dependiendo de la decisión de cada cónsul. No está incluido ni en la proposición no de Ley registrada por el PSOE ni en la finamente aprobada

Programa de reasentamiento permanente. En la línea de la creación de vías legales de entrada, el PSOE hablaba del impulso de un programa de reasentamiento con cuotas obligatorias para los países de la Unión Europea. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA), así como ONG especializadas han reiterado durante años la necesidad de aplicar estas medidas a nivel europeo. Nada de esto aparece ni en el texto registrado ni en el aprobado.

Creación de una misión europea de salvamento marítimo. Como respuesta a las incesantes muertes de inmigrantes y refugiados en el Mediterráneo en su intento de alcanzar Europa, el PSOE propone como medida a corto plazo la modificación del mandato de la Agencia de Fronteras de la UE (Frontex) para añadir a sus tareas una misión específica de salvamento marítimo. No hay rastro de esta medida ni en la proposición registrada ni en la aprobada.

El cese de las devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla. El Partido Socialista incluyó en su plan de respuesta a la crisis de refugiados la suspensión de las expulsiones inmediatas de inmigrantes y refugiados en las fronteras españolas. Estas prácticas, que incumplen el derecho al asilo de las personas devueltas, se aplicaban también durante las legislaturas socialistas. El Gobierno del Partido Popular las ha regulado a través de una reforma de la ley de Extranjería pero incumplen el derecho internacional. Esta petición sí aparece en la proposición no de Ley registrada por el PSOE, pero desapareció tras la aprobación de la enmienda común.

El texto aprobado este martes se trata de un acuerdo de mínimos de escasa concreción con el objetivo de agilizar los "trámites burocráticos para ordenar la acogida e integración de refugiados", apoyar una "política integral de asilo en la UE", reforzar la "cooperación con terceros países y con los países en conflicto", potenciar las "vías diplomáticas" para impulsar la paz en los países en conflicto o "continuar avanzando" en la aplicación de la legislación europea en materia de refugiados, entre otras medidas.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2015 - 21:46 h

Descubre nuestras apps

stats