Azkuna Zentroa abre su trastienda de creatividad

Jonathan García, Tunipanea, con su instalación sonora.

El Azkuna Zentroa tiene una trastienda mágica en la que bulle la creatividad. Proyectos que experimentan unos con las formas, otros con las ideas, otros con la música y la danza, que tienen detrás nombres y apellidos de artistas que usan los espacios del edificio remodelado de la antigua Alhóndiga para dar rienda suelta a su imaginación y plasmarla en esculturas, performace, coreografías y composiciones artísticas multidisciplinares cuyo proceso de creación se realiza sin que los ciudadanos que acceden al centro sepan lo que se cuece en el 'laboratorio de ideas' que es el Azkuna. Por eso, como ya es tradición, este espacio cutural arranca la temporada con una jornada de puertas abiertas que este jueves ha permitido al público acercarse a una treintena de proyectos que están tomando forma tras sus muros.

La Justicia cierra la puerta a ampliar la investigación de las filtraciones en las oposiciones médicas vascas de 2018

La Justicia cierra la puerta a ampliar la investigación de las filtraciones en las oposiciones médicas vascas de 2018

Todos distintos, pero todos interconectados con la necesidad de experimentar nuevas fórmulas desde las que abordar el arte y también la reflexión sobre la vida, la crisis, las formas, la música, la lectura o las redes sociales. Se trata de proyectos de artistas de diferentes perfiles y trayectorias, con proyectos que se encuentran en distintas fases, algunos apenas arrancando, otros ya casi maduros.

Por ejemplo, en una de las salas del Azkuna la realidad de las redes sociales y los condicionamientos que imponen despierta conciencias de la mano de Victoria Ascaso con un proyecto denominado 'So Sad Today'. Un proyecto de investigación transdisciplinar en torno a culturas digitales, que se centra en la fricción entre las identidades en el mundo físico y las desarrolladas en los mundos digitales de cada persona,

La creación musical a través de instrumentos nada convencionales, explora lo aleatorio en un medio como es la instalación sonora de la mano de Jonathan García, Tunipanea, con el proyecto 'El íntimo ritmo del azar: Diálogos etre máquinas imperfectas'. La escultura se impone ante el visitante con el proyecto 'Ur Aitzak', de Elena Aitzkoa, que consta de ocho esculturas que se irán creando paulatimanente, ligadas a la voz y a la poesía.

También la literatura tiene un espacio, pero de un modo nada convencional. 'La ola y la mente' es el proyecto que capitanea la investigadora Isabel de Naverán, que busca ensayar una escritura que es a la vez dispositivo de escucha y metodología de investigación.

También la crisis en sus diversas vertientes tiene cabida para la reflexión a través del proyecto Behatokia de Uranbat, oficina de investigación y mediación en procesos de regeneración urbana, que pretende ser una especie de ágora para que la ciudad se manifieste en este contexto de crisis multidimensional.

Estos proyectos y muchos más, hasta treinta, vienen de los diferentes programas que se desarrollan en el centro. Por ejemplo, de residentes de Babestu, investigadores y artistas asociados a AZ o colectivos de residentes Tractora Koop. E y Urbanbat. Unos proyectos que se plantean a veces a largo plazo, de hasta dos o tres años, porque la base es “generar una comunidad artística importante” y poner en valor la creación artística como plataforma para generar “una sociedad mejor, más justa y democrática”, como han señalado en el arranque de la jornada el concejal de Cultura y Gobernanza del Ayuntamiento de Bilbao, Gonzalo Olabarria, y el director de Azkuna Zentroa, Fernando Pérez, que han destacado que esta jornada es una de las más importantes del año porque permite que los artistas se acerquen a públicos muy diferentes.

La jornada de puertas abiertas de este jueves ha servido para ser el escenario del estreno en Euskadi de 'Neti Neti', el último proyecto artístico de la coreógrafa Amalia Fernández.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats