Los casos activos caen en Euskadi un 10% en cuatro días y la Sanidad vasca asegura que "los indicadores están mejorando rápidamente"

Ignacio Garitano, en su comparecencia ante los medios de comunicación

Con prudencia porque "las cifras son muy altas" y porque Euskadi todavía "no está en un buen escenario" epidemiológico en cuanto a la expansión del coronavirus se refiere, pero las autoridades sanitarias vascas creen que "los indicadores están mejorando rápidamente". Ello se ha traducido en una caída por vez primera en semanas del registro de casos activos, que han pasado de 14.029 el jueves 12 de noviembre -día considerado ya como el pico de incidencia de esta segunda ola- a 12.699 este lunes (casi un 10%), según los datos aportados por el coordinador del plan de vigilancia y control de la pandemia en Euskadi, Ignacio Garitano.

Las dos caras de la pandemia en Euskadi: mínimo de positivos en un mes y máximo de hospitalizados de la segunda ola

Las dos caras de la pandemia en Euskadi: mínimo de positivos en un mes y máximo de hospitalizados de la segunda ola

Con todo, Garitano ha pedido no caer en la "autocomplacencia" y el propio Gobierno vasco ya viene alertando en diferentes foros de que en los próximos días se presentarán medidas especiales de cara a Navidad. Esta semana se revisarán las últimas restricciones, que incluyeron el cierre de la hostelería. "Son cifras todavía preocupantes que están muy por encima de cualquier objetivo establecido por Europa", ha remarcado Garitano. La presión asistencial, por ejemplo continúa creciendo porque ahora se notan las consecuencias del aluvión de contagios de las últimas semanas. Este lunes se ha marcado el récord de pacientes hospitalizados desde el mes de agosto.

Garitano, que es responsable del equipo de rastreadores, ha destacado también la "capacidad diagnóstica" del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), aunque ha admitido que "no se puede saber dónde se ha contagiado una persona". Lo ha justificado porque es imposible determinar el punto exacto de contagio de una enfermedad respiratoria, aunque otras comunidades autónomas sí desglosan con más nitidez sus datos. La estrategia vasca pasa por realizar cribados en poblaciones con alta incidencia o, más bien, entre sus vecinos de 13 a 40 años. Los últimos datos arrojan 38 casos aparecidos en Eibar tras la realización de 3.164 pruebas PCR (1,20% de positividad), 70 en Basauri después de 5.207 diagnósticas (1,34%) y 8 positivos más en Villabona y Zizurkil entre 1.127 test (0,71%).

469 casos activos en residencias y cinco fallecidos más

En las residencias vascas, por otro lado, los casos activos son 469 entre los mayores, el 3,69% del total de infectados en Euskadi y 18 más que los 451 con los que se cerró el fin de semana. En Gipuzkoa la tendencia es descendente pero en Bizkaia el saldo es de 29 positivos más (sin contar los cinco adicionales entre trabajadores). Continúan apareciendo nuevos focos. El más relevante es el de Nuestra Señora de los Desamparados en Karrantza. 22 de los 62 mayores internos en el centro han contraído el Sars-Cov-2, así como cuatro de los 49 gerocultores. Según los datos de la Diputación, solamente uno de los positivos es sintomático. Asimismo, el coronavirus ha vuelto a colarse, de momento con un solo caso, en Egogain de Eibar, donde hubo 13 fallecidos en la primera ola.

En Bizkaia ha habido un fallecimiento en las últimas 48 horas. A este deceso se suman cuatro adicionales en Gipuzkoa, en las residencias Arangoiti de Beasain y Bermingham, Julián Rezola y Txara II de Donostia. El total de muertes en residencias durante la pandemia bordea ya los 800, 797 según las estimaciones de elDiario.es/Euskadi. 178 de ellas se han producido en esta segunda ola, de agosto hasta noviembre. Se pueden consultar en el especial interactivo de elDiario.es/Euskadi los casos positivos y fallecidos en todas las residencias vascas tanto en la primera como en la segunda ola.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2020 - 21:18 h

Descubre nuestras apps

stats