Sancionan a un vecino de Bermeo por maltrato animal tras hallar en su propiedad dos yeguas "abandonadas y desnutridas"

Una de las yeguas en estado de desnutrición hallada en una finca privada entre Bakio y Bermeo

Un vecino de Bermeo ha sido expedientado por la Diputación Foral de Bizkaia y se enfrenta a una multa de entre 3.001 y 60.000 euros por "infringir gravemente" las normas de salud y bienestar animal al tener en una finca de su propiedad a dos yeguas en estado de "desnutrición y abandono".

El expediente sancionador se ha realizado después de que un grupo de personas aficionadas a montar a caballo encontraran el pasado domingo, 22 de agosto, en una finca privada ubicada entre Bakio y Bermeo a dos caballos en estado de "desnutrición y abandono", según denuncian desde el Colectivo Antitaurino Animalista de Bizkaia.

"Los descubrieron e intentaron atenderles, pero solo les pudieron dar agua puesto que no tenían pienso ni nada más. No tenían agua ni comida, estaban desnutridos y abandonados y lo pusieron en conocimiento de la Diputación", indica a este diario Kontxi Reyero, presidenta del colectivo que ha denunciado al propietario de la finca ante la Diputación mediante un escrito.

Según informan desde la Diputación de Bizkaia, a instancias de una Patrulla Rural de la Ertzaintza, un veterinario del Servicio de Ganadería "se personó en dos ocasiones" en la finca en la que se encontraban los animales. La primera, el 23 de agosto, según apuntan desde la institución "no se pudo localizar al propietario de los terrenos", mientras que al día siguiente, el 24 de agosto y acompañado por una patrulla de la Policía Municipal de Bermeo, el veterinario "realizó un análisis del estado de los animales durante el cual constató que una de las yeguas tenía un problema en los cascos y que la otra, de edad cercana a los 20 años, presentaba un estado de carnes muy deficiente".

Tras la inspección, el propietario de la finca no ha podido acreditar la titularidad de los animales. "La yegua más joven cuenta con un microchip a nombre de otra persona y no se aportó identificación que acreditara la compra por parte del vecino de Bermeo al que se le ha abierto expediente. En el caso de la yegua mayor, ni siquiera tenía microchip ni otros documentos identificativos", indica la Diputación a través de un comunicado.

"No sabemos a quién pertenecen las yeguas, pero en las fotos que sacaron se ve que una de las yeguas tiene una letra "E" en una pata, que es la marca de la yeguada y tenemos la intuición, pero no lo podemos asegurar, de que son del Ejército. O el Ejército los ha vendido a un aldeano o son del Ejército", asegura Reyero.

Después de que el veterinario realizara la intervención, analizaron la posibilidad de trasladar los animales a instalaciones forales. Sin embargo, descartaron esa posibilidad debido a que "el traslado podía causar mayores daños a la yegua mayor y alteraciones en la etología de ambos animales, que podrían perjudicar su bienestar", detallan desde la Diputación de Bizkaia, quienes confirman que el Servicio de Ganadería realizará un seguimiento de la situación. Por su parte, el vecino expedientado cuenta con un plazo de una semana para iniciar el "tratamiento terapéutico" de los problemas de salud de las dos yeguas y regularizar la situación de estos animales.

Etiquetas
Publicado el
26 de agosto de 2021 - 18:36 h

Descubre nuestras apps