Equipos externos de la Diputación de Gipuzkoa inmunizarán a los usuarios del centro de día de la directora antivacunas

Instalaciones del centro de día Aiton-Etxea de Oiartzun (Gipuzkoa)

La vacuna contra la COVID-19 llegará "con total normalidad" al centro de día Aiton-Etxe de Oiartzun a pesar del intento de su directora de boicotear la administración de las dosis de Pfizer a los alrededor de 40 usuarios de esta instalación privada pero con plazas concertadas. Como publicó este periódico el 1 de enero, esta profesional cuestionó la eficacia de la vacuna -la rebajaba a medicamento- y alertó incluso de sus supuestos "graves" efectos secundarios, por lo que decidió unilateralmente no inocularla, como hizo em 2020 con la de la gripe. Por ello, remitió a los interesados en protegerse contra el coronavirus a que se buscaran la vida pidiendo cita en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza).

La directora antivacunas de un centro de día de Gipuzkoa se niega a inmunizar a los 40 mayores a su cargo

La directora antivacunas de un centro de día de Gipuzkoa se niega a inmunizar a los 40 mayores a su cargo

La Diputación de Gipuzkoa -competente en materia de residencias y servicios sociales- ha confirmado ya que arrancará este viernes la inmunización de los usuarios de los 63 centros de estas características del territorio, que cuentan con 1.825 plazas. El pasado viernes ya se empezó a inmunizar a los profesionales, aunque en este caso con AstraZeneca siempre que sean menores de 55 años. No hay un "calendario" definido para la llegada de la vacuna a Aiton-Etxe pero portavoces forales insisten en que no se harán excepciones con este centro. Ya se mantuvo una reunión específica cuando saltó la polémica por el escrito antivacunas de la directora y el centro terminó acatando que equipos de vacunación externos fuesen a las instalaciones para vacunar a los mayores.

Precisamente la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha presentado en el Parlamento Vasco en su habitual comparecencia semanal de los miércoles para analizar la evolución de la pandemia un nuevo documento con el detalle de los grupos de vacunación y el avance del proceso en cada uno de ellos. Euskadi sigue a la cola de todas las comunidades autónomas en porcentaje de vacunas utilizadas y la oposición ha vuelto a exigir más ritmo. "No avanzamos. No hay criterios claros. Nadie entiende el ritmo tan lento", ha dicho Laura Garrido (PP+Cs). "Descontrol, caos y mala gestión", ha sintetizado en una de sus intervenciones Rebeka Ubera (EH Bildu). Mientras, Jon Hernández (Elkarrekin Podemos-IU) ha rescatado la encuesta del Sindicato Médico de Euskadi (SME) publicada por este periódico que mostraba que el 80% de los facultativos consideraban "mala" o "pésima".

Formalmente, todavía no se ha completado el proceso de inmunización en ninguno de los grupos. El primero, el de las residencias de mayores está bastante avanzado -"95%-100%", según los datos de la consejera- pero recursos similares como lo son las viviendas comunitarias, que en Álava tienen un peso muy importante en la red asistencial y que han vivido grandes brotes, se hallan al 75% y está pendiente el arranque con grandes dependientes, el servicio de ayuda a domicilio o los propios centros de día. El segundo, la Sanidad pública, está protegido al 28,2% en un colectivo de 42.000 personas. Un 29,9% ni siquiera tiene la primera dosis aún, aunque Sagardui ha defendido que la "primera línea" ya está a punto de ser completada. El tercero es la Sanidad privada, en la que se ha incluido a las empresas subcontratadas de las ambulancias de Osakidetza (1.400 personas que amenazan con ir a la huelga por este retraso) y al personal de farmacias (4.400), además de a los 5.000 sanitarios de clínicas y consultorios. El proceso acaba de arrancar ahí y el 16,5% tiene una sola dosis y ninguno la pauta completa.

El grupo cuatro (mayores de 80 años) ha arrancado este miércoles. En Euskadi, eso sí, tiene características diferentes. Por falta de vacunas de Pfizer para un colectivo de más de 160.000 personas se ha empezado con las de más de 100, que son alrededor de 1.880. Terminada esa fase, se pasará a los nonagenarios, que son 39.000, si bien se ordenarán de más a menos años.

Vacunas en Educación desde el viernes y se prepara el proceso en el transporte público

Mucho más avanzado parece el proceso en el grupo cinco, el de los trabajadores esenciales, que además es llevado a cabo por personal ajeno a Osakidetza formado expresamente para ello. Es un proceso paralelo con AstraZeneca, no autorizada aún para mayores de 55 años aunque Sagardui ha confiado en que pronto pueda estarlo para evitar la discriminación a profesionales en activo de 55 a 65 años, que están en el limbo. El 38,5% de los 4.700 ertzainas en esa franja de edad tiene ya la primera dosis en una semana y ya se piensa en seguir con 3.000 policías municipales, 2.800 policías nacionales y guardias civiles, 1.200 bomberos y 600 funcionarios de Prisiones.

No obstante, los primeros en ser vacunados serán los profesores, un proceso que arrancará este viernes. Les vacunará Mutualia, un equipo externo previamente formado e inmunizado. Las primeras dosis se inocularán terminada la jornada lectiva (a partir de las 16.00 horas) y se aprovechará también el fin de semana. Son 12.000 las personas que inicialmente serán vacunadas, un grupo constituido por docentes de Infantil, Haurreskolak y Educación Especial y por monitores de comedor. En esencia, se protegerá primero a los que tienen contacto con estudiantes que no emplean la mascarilla en todo momento. Además, Euskadi ya ultima un listado de trabajadores del transporte público (ferrocarriles, autobuses, metros o tranvías) para ir preparando un nuevo grupo de vacunación.

"Son colectivos amplios que iremos atendiendo en la medida de la disponibilidad de vacunas", ha enfatizado Sagardui, que siempre da a entender que Euskadi no está a la cola por un problema de capacidad sino de falta de suministros. De hecho, ha remarcado serían necesarias 324.000 dosis de Pfizer solamente para los mayores de 80 años cuando "todas las recibidas en dos meses ni siquiera se acercan". En ese sentido, ha defendido seguir el proceso paralelo de AstraZeneca con los trabajadores esenciales -cuya segunda dosis se retrasa hasta dentro de diez o doce semanas- y ha pedido calma a la población en general porque, llegado el momento, será Osakidetza quien se ponga en contacto y diga la hora y el lugar para el pinchazo.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2021 - 20:11 h

Descubre nuestras apps

stats