Euskadi alerta de que no podrá administrar primeras dosis de Pfizer durante "dos semanas" si se usa para sustituir a AstraZeneca

Sagardui y Urkullu, este domingo en el vacunódromo de Vitoria, en el frontón de Lakua

Euskadi ha alertado de las consecuencias directas para el avance de la campaña de vacunación del acuerdo en la Comisión de Salud Pública -que previsiblemente será ratificado este miércoles por el Consejo Interterritorial que sienta al Ministerio de Sanidad y a las comunidades- para ofrecer una segunda dosis de Pfizer a quienes tengan menos de 60 años y tuvieran una primera de AstraZeneca, ahora solamente destinada a personas de 60 a 70 años. Destinar el limitado suministro disponible para atender a 83.000 personas en total y a 50.000 de manera urgente porque ya han pasado doce o más semanas desde que recibieran la primera vacuna obligaría a renunciar a dar nuevas citas a personas de 50 a 59 años durante "dos semanas", ya que también habría que garantizar la dosis de recuerdo a quienes han sido ya vacunados con Pfizer.

La alerta roja de la COVID-19 en Euskadi se reduce a 10 de los 251 municipios aunque sigue a la cabeza de todas las comunidades en incidencia

La alerta roja de la COVID-19 en Euskadi se reduce a 10 de los 251 municipios aunque sigue a la cabeza de todas las comunidades en incidencia

"No podríamos dar primeras dosis", ha protestado en el Parlamento Vasco Sagardui, que en todo caso no ha especificado si planteará otra alternativa para evitar este problema. Otras comunidades han propuesto que voluntariamente puedan solicitar AstraZeneca quienes lo deseen. En el caso vasco, se ha consultado con la comisión autonómica de vacunación y al consejo de enfermedades infecciosas, también por el componente "ético" que suponen todos los tratamientos médicos. No obstante, se apunta a Euskadi ha colaborado en el estudio CombiVac y ha destacado que la mezcla de marcas no perjudica la inmunidad y no genera efectos adversos graves, y se incide en que es la práctica ya implantada en países como Francia, Dinamarca, Suecia o Finlandia.

Sí que ha adelantado que un porcentaje importante de las personas que se quedarán sin AstraZeneca, el antídoto de Oxford, generalmente jóvenes profesionales de servicios esenciales como docentes o agentes policiales, podrían renunciar a la dosis de recuerdo, lo que facilitaría la logística. Esta semana ha llegado un cargamento del entorno de 80.000 unidades de Pfizer. Euskadi confía en que durante el mes de junio llegue semanalmente un 50% adicional o incluso más, hasta 127.000. Además, tiene almacenadas para reserva de contingencias 26.400. Sagardui ha advertido al Ministerio de Sanidad de que hay que adoptar las decisiones también pensando en la disponibilidad de vacunas.

Sagardui también ha lamentado que haya pocas certezas sobre el suministro de AstraZeneca y ha dado a entender que tampoco estarían garantizadas todas las segundas dosis para personas de 60 a 69 años si no llegan nuevas remesas antes de finales de junio: "Necesitamos vacunas en los próximos meses para personas de 60 a 69 años". Se da la circunstancia de que con esta vacuna, durante la Semana Santa, Euskadi cambió su estrategia de almacenar el 50% de todos los envíos precisamente para garantizar que todo el que tuviera una primera dosis recibiera la segunda en tiempo y forma, según se defendía en el inicio de la campaña.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2021 - 15:14 h

Descubre nuestras apps