La portada de mañana
Acceder
La Audiencia investiga al Banco de Chile por blanqueo de capitales de los Pinochet
Mapa - Nueve provincias superan el 10% de hospitalizados por COVID-19
Opinión - La ausencia de Pere Aragonès, por Javier Pérez Royo

La cúpula de Kutxabank cobra 3,3 millones en sueldos y dietas, mientras debate cómo reducir plantilla

Mario Fernández (a la izquierda) saluda a su sucesor, Gregorio Villalabeitia.

La cúpula de Kutxabank cobró el año pasado un total de 3,3 millones de euros en sueldos y dietas. Son los datos del Informe de Gobierno Corporativo de 2014 remitidos por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, tal y como es su obligación. Los 15 miembros del Consejo de Administración de Kutxabank se repartieron el año pasado 1,3 millones de euros. El entonces presidente, Mario Fernández, percibió 463.000 euros, mientras que el vicepresidente, Xabier Iturbe, se llevó 277.000 euros. Los 551.000 restantes se los repartieron en dietas los otros 13 miembros del consejo, a razón de más de 41.000 euros cada uno.

El presidente de Kutxabank cobra más en un día que el sueldo medio de un trabajador en un mes

El presidente de Kutxabank cobra más en un día que el sueldo medio de un trabajador en un mes

El sueldo que cobró Mario Fernández es, en cualquier caso, mucho menos que los 800.000 que cobrará este año su sucesor Gregorio Villalabeitia, lo que supone un aumento del 73 %. Es el sueldo del responsable de un banco cuyos orígenes y objetivos están ligados al desarrollo de una obra social eficaz.

Los otros dos millones hasta completar los 3,3 millones que percibió la cúpula de Kutxabank se destinaron a las retribuciones de los cinco miembros de la alta dirección. El director general Ignacio Sánchez-Asiaín fue el que más cobró, pero no han trascendido las cifras.

Unos sueldos y unas dietas que se conocen justo cuando Kutxabank se está planteando reducir gastos para ganar en rentabilidad. En el horizonte de Kutxabank sobrevuelan planes de ajuste de plantilla para mejorar la rentabilidad del banco. En los dos años de vida de la entidad financiera, ya se ha reducido en unas 1.500 personas. El coordinador de la sección sindical de CCOO, Eloy García, ha planteado que cualquier ajuste se haga mediante prejubilaciones pactadas y aboga por un plan de rejuvenecimiento de la plantilla. García se opone a los recortes salariales, a pesar de que un empleado de Kutxaban tiene un coste medio de 75.000 euros. El representante de Comisiones asegura que esa cantidad se deben a los trabajadores de más edad, ya que el sueldo bruto básico para un recién llegado es de unos 24.000 euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps