La portada de mañana
Acceder
Los socios del Gobierno aprietan para que cumpla sus compromisos
Sanitarios con COVID persistente: una dolencia poco reconocida
Opinión – Tira para adelante, Pedro, por Antón Losada

PNV y PSE-EE se valen de la mayoría absoluta para sacar adelante los primeros presupuestos de la legislatura en Euskadi

La portavoz del PNV, Itxaso Berrojalbiz, este jueves en el Parlamento

Sin sorpresas. La mayoría absoluta de PNV y PSE-EE ha superado en el Parlamento Vasco el último trámite y el pleno de la Cámara -aunque la pandemia ha dejado fuera a 32 electos- ha aprobado las cuentas de 2021, las primeras de la tercera legislatura de Iñigo Urkullu y la herramienta económica principal junto con los esperados fondos europeos para contener la crisis económica originada por la pandemia. Es también el presupuesto autonómico más alto de la historia: 12.442 millones de euros. La oposición, resignada, ha considerado “legítimo” que el Gobierno haga uso de sus 41 de 75 escaños pero se ha preguntado en voz alta si una sola de las 1.289 enmiendas de EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU, PP+Cs o Vox era “salvable”.

Gasto y deuda históricos, más gasto sanitario por la COVID-19 y el triple de fondos para el PSE-EE: el presupuesto vasco de 2021 en ocho claves

Gasto y deuda históricos, más gasto sanitario por la COVID-19 y el triple de fondos para el PSE-EE: el presupuesto vasco de 2021 en ocho claves

“Esa mayoría les lleva a una actitud autocomplaciente. Este Gobierno está superado por la realidad. Este Gobierno tiene mayoría absoluta. Nos lo dejan claro una y otra vez. Una y otra vez. Es legítimo. Pero es un Gobierno débil. Sus debilidades son cada vez más evidentes. Ganará el Gobierno pero perderá la gente. Eran presupuestos insuficientes en diciembre, obsoletos en enero y caducados en febrero”, ha protestado el representante de EH Bildu, Josu Estarrona. Ha recordado que en el pleno monográfico sobre el diseño de los fondos europeos que percibirá Euskadi solamente fue aceptada una iniciativa de los otros partidos.

Para Luis Gordillo, de PP+Cs, la “soberbia” del Ejecutivo roza el “acoso”. “No hay nada ilegítimo en esto, ¿eh? Pero luego ya echarle la culpa a la oposición de no adherirnos…”, ha apostillado en defensa de más de 800 propuestas. Desde la bancada de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi ha mencionado que su grupo fue el que más lejos llegó en las conversaciones con el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, para sondear un posible pacto. Según la portavoz de la coalición de izquierdas, aquello fue un “simulacro de negociación” porque “no existió intención de modificar ni un ápice un presupuesto insuficiente”. Vox se ha decantado por un discurso nacionalista: "Somos el epicentro de la hispanidad".

La portavoz económica del PNV, Itxaso Berrojalbiz, ha dado la vuelta a la tortilla y ha preguntado si de más de 12.000 millones en partidas no había ninguna satisfactoria para la oposición. No ha orillado que EH Bildu sí avaló los presupuesto en Navarra -ha denunciado que a cambio obtuvo financiación para sus municipios- y en España -ha ridiculizado que sacaron solamente 10 millones- y ha asegurado que la negociación con Elkarrekin Podemos-IU fue más cortés que lo que ha dibujado Gorrotxategi. Berrojalbiz ha subrayado también que, salvo PP+Cs, ningún otro partido defendió una por una sus propuestas cuando las cuentas pasaron por la comisión de Economía y Hacienda antes de saltar al pleno. La exconsejera Sonia Pérez ha tomado la palabra en nombre del PSE-EE y ha recordado que “ocho de cada diez euros” del presupuesto total se destinan a gasto social.

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2021 - 13:37 h

Descubre nuestras apps

stats