Verdon, el jugador del Alavés acusado de violencia de género, abandona el club cedido rumbo a Bélgica

El jugador del Deportivo Alavés, Verdon

Oliver Verdon, el jugador del Deportivo Alavés detenido el pasado agosto por la Ertzaintza por un delito de violencia de género, ha sido cedido por el club al K.A.S Eupen, un equipo de la primera división de Bélgica, según ha confirmado el equipo albiazul. No obstante, desde el club no han concretado a este periódico si la marcha del jugador es por motivos del delito o por razones meramente deportivas.

Detenido por violencia de género el jugador del Deportivo Alavés Verdon

Detenido por violencia de género el jugador del Deportivo Alavés Verdon

"Son decisiones que dependen de la dirección deportiva. De todos modos, entiendo que este tema está pendiente de juicio, el club ya mostró su postura cuando todo ocurrió y, por el momento, lo que hicimos público ayer fue su salida cedido al club belga y poco más. No entro a valorar si es por temas deportivos o no. El jugador, por el momento, sé que es propiedad del club porque fichó por el club, pero no te puedo decir más porque lo desconozco, la verdad", han indicado a eldiarionorte.es fuentes del Deportivo Alavés.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles 14 de agosto, cuando según fuentes oficiales, Verdon y su pareja mantuvieron una fuerte discusión que terminó con una agresión por parte del futbolista. El suceso tuvo lugar en el hotel donde temporalmente residían desde que el futbolista llegara a Vitoria, el pasado junio, el Gran Hotel Lakua. Alertados por el personal del hotel, una patrulla de la Ertzaintza se personó y arrestó al deportista por violencia de género. También abrieron diligencias por violencia doméstica contra su pareja, aunque no fue detenida. Tras pasar varias horas en el calabozo, la Policía trasladó a Verdon a los juzgados de Vitoria. Finalmente, el deportista salió por su propio pie del Palacio de Justicia, agarrado de la mano de su pareja, tras quedar libre con cargos hasta que se celebre el juicio. En un comunicado en francés difundido por varios medios de comunicación, Verdon indicó que "todo estaba bien" y culpó a la prensa de difundir "falsos rumores".

Con el fin de restarle importancia a lo ocurrido, su novia publicó en la cuenta de Instagram del futbolista un vídeo explicando que "No es verdad. Como podéis ver, no tengo marcas en el cuerpo. Ha sido una discusión como la de otras parejas". El vídeo proseguía asegurando que "los problemas y la concienciación que hay en España con los hombres que pegan a las mujeres" fue lo que hizo que el personal del hotel se asustase y llamase a la policía.

Verdon tiene 23 años y llegó a la ciudad el pasado junio como fichaje para la temporada 2019/2020. A raíz de lo sucedido, el Deportivo Alavés publicó un comunicado afirmando que "está en contra, rechaza y condena expresa y firmemente cualquier tipo de violencia, y en especial, la de género". No obstante, la publicación indicaba que se trata de un hecho "que afecta a su ámbito estrictamente personal y que en modo alguno guardan relación con la actividad deportiva del jugador ni con el Deportivo Alavés". "En consecuencia con ello, y de conformidad con los más elementales principios de defensa y presunción de inocencia, a la vista del resultado de las indicadas actuaciones judiciales, y con respeto absoluto a las mismas, se procederá a adoptar, en su caso, las medidas que procedan", remarcó el equipo.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2019 - 19:50 h

Descubre nuestras apps

stats