Educación puntuará más la proximidad al colegio o al trabajo para obtener plaza escolar

Extremadura ha modificado el decreto de admisión de alumnos en centros educativos

La admisión del alumnado en centros sostenidos con fondos públicos contempla más peso del criterio de proximidad del domicilio o lugar de trabajo del progenitor (de ocho a 10 puntos) y, como novedad, se ponderan los alumnos en situación de acogimiento (4), víctimas de violencia de género o de terrorismo (2), los partos múltiples y familias monoparentales (1 en cada caso).

Además, en el caso de Bachillerato y Formación Profesional se tendrá en cuenta el expediente académico del alumno, de tal forma que sumará cuatro puntos si tiene una nota media de 9 en adelante; tres puntos, entre 8 y 8,99; dos puntos, entre 7 y 7,99; y un punto, entre 6 y 6,99.

Estas son algunas de las novedades del decreto 128/2021, de 17 de noviembre, que regula la admisión del alumnado de Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato en centros públicos y concertados que ha detallado en rueda de prensa el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya.

Con el decreto, publicado este jueves en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), se "unifican" todas las etapas educativas en una misma norma, se "actualizan" las condiciones de escolarización, que rigen desde hace 15 años (con decretos de 2007 y 2012), y se da respuesta a "nuevas realidades" en un proceso en el que, según Amaya, "entre el 95 y el 98 por ciento de los alumnos obtienen plaza en el primer destino que eligen sus familias".

Discapacidad o necesidades específicas

Basado en un equilibrio entre la "libertad" de elección de las familias y garantizar la escolarización "en condiciones de calidad y equidad educativa", el decreto establece que los alumnos con algún tipo de discapacidad o con necesidades específicas de apoyo educativo puedan "optar a todos los centros" de la localidad, con reserva de plazas y distribución equilibrada entre los centros; y se apuesta por "la singularidad de la escuela rural".

Además, regula por primera vez la información que deben tener las familias a la hora de elegir un centro: características, sus proyectos educativos, actividades complementarias, extraescolares, etc; y, como novedad, en todas las etapas educativas las familias podrán formular la solicitud de manera telemática, para lo que se dispone de puntos de apoyo, además de la manera tradicional.

También es novedoso que las familias "cuando puedan elegir entre más de un centro, sabrán cuál es la puntuación que obtienen para cada uno".

Los puntos

En cuanto a los criterios, por cada hermano matriculado en el centro se otorgan cuatro puntos y por tener algún progenitor trabajando en el mismo, un punto; la proximidad del domicilio familiar o lugar de trabajo de alguno de los progenitores o tutores se eleva a 10 puntos; y se considera la renta per cápita de la unidad familiar -en lugar de anual como hasta ahora- de acuerdo al IPREM, con puntos desde 0,5 a 2.

Se darán cuatro puntos si el alumno está en situación de acogimiento familiar y en el caso de que el alumno, algún progenitor o hermano tenga reconocida una discapacidad, se otorgarán de dos a cinco puntos en función del grado de la misma, si esta se sitúa entre el 33 % y el 64 %, o igual o superior al 65 %.

El criterio de pertenencia a familia numerosa legalmente reconocida sumaría un punto, igual que en el caso de pertenencia a familia monoparental y por parto múltiple, donde todos los nacidos en ese alumbramiento tendrían la puntuación más alta que sumase alguno de ellos, por ejemplo, debido a una discapacidad.

La condición reconocida de víctima de violencia de género o de terrorismo supone 2 puntos; y otra importante novedad es la inclusión como criterio de admisión del expediente académico del alumno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats