De Bucha a Mariúpol: el mapa de la masacre de civiles en la invasión rusa de Ucrania

La retirada de las tropas rusas de la región de Kiev y otras áreas del noreste de Ucrania está revelando el alcance de la destrucción y el sufrimiento de la población civil tras 43 días de ofensiva. La ocupación rusa ha dejado un reguero de ejecuciones, violencia e intimidaciones documentadas por medios y organizaciones internacionales, que han denunciado posibles crímenes de guerra que Moscú niega.

Los supervivientes de la ocupación rusa en una calle de Bucha: "¿Por qué nos han hecho esto?"

Los supervivientes de la ocupación rusa en una calle de Bucha: "¿Por qué nos han hecho esto?"

Se han documentado violaciones, detenciones arbitrarias, ataques con armas de efecto indiscriminado, bombardeos de infraestructuras civiles, tácticas de asedio y saqueos de bienes como comida y ropa. Naciones Unidas ha confirmado la muerte de al menos 1.611 civiles, principalmente por bombardeos de artillería pesada y ataques con misiles y aéreos, pero se da por hecho que la cifra real es mucho mayor. Los datos de la ONU abarcan toda Ucrania, incluyendo las regiones del Donbás, Donetsk y Lugansk, al este. De esos más de 1.600 civiles, 67 fallecieron en el territorio controlado por las autoproclamadas repúblicas prorrusas. Desde el inicio de la ofensiva, también han muerto siete periodistas en Ucrania

En el siguiente mapa, localizamos algunos de los principales ataques que han afectado a civiles desde el comienzo de la invasión rusa. Puedes consultar los detalles en el texto.

Ataques rusos a civiles en Ucrania

Borodianka

Gostomel

Bucha

Vorzel

Brovary

Irpin

KIEV

Bielorrusia

Chernigov

Rusia

Sumy

Polonia

Lutsk

Kiev

Trostianets

Ojtirka

Járkov

Leópolis

Río Dniéper

Izium

Dnipro

Mykolaiv

Rumanía

Mariúpol

Odesa

MAR DE AZOV

Jersón

Áreas bajo control ruso

MAR NEGRO

Áreas de avance del ejército ruso

Zonas en las que Ucrania

recuperó el control

FUENTE: ISW

Ataques rusos a civiles en Ucrania

Chernigov

Sumy

Lutsk

Trostianets

Járkov

Kiev

Ortijka

Leópolis

Río Dniéper

Izium

Dnipro

Mykolaiv

Áreas bajo

Mariúpol

control ruso

Odesa

Jersón

Áreas de avance

del ejército ruso

MAR NEGRO

Zonas en las que

Ucrania recuperó

el control

FUENTE: ISW

Borodianka

Gostomel

Bucha

Vorzel

Brovary

Irpin

KIEV

1. Bucha

Bucha, que se encuentra a 37 kilómetros al noroeste de Kiev, estuvo bajo la ocupación de las fuerzas rusas durante más de un mes tras la invasión del 24 de febrero. Tras su liberación se ha convertido en el símbolo del horror de la guerra. 

Tras la retirada rusa, los periodistas de medios internacionales han sido testigos de lo que quedaba tras la marcha de los soldados: decenas de cuerpos sin vida vestidos de civil tirados en las calles, muchos con disparos a quemarropa y las manos atadas; cuerpos apilados en una fosa común, cadáveres enterrados en los patios interiores de las casas. También han recopilado testimonios sobre los horrores vividos bajo la ocupación rusa: cuerpos arrollados por los tanques, soldados matando a tiros a ancianos y francotiradores disparando a personas que intentaban escapar. Ucrania denuncia que algunas personas han sido torturadas. Según el alcalde de esta localidad, 320 civiles han muerto a manos de las tropas rusas. En unos 50 casos tenían signos de haber sido ejecutados.  

Vecinos mayores y enfermos, que no pueden ir a ninguna parte, están solos en sus pisos, “sin calefacción, sin agua, sin electricidad”, según Cruz Roja. Y también en Bucha, como en otras localidades recuperadas de la región de Kiev, las autoridades denuncian la presencia de minas y artefactos explosivos improvisados dejados por las tropas rusas.

2. Irpin

El 6 de marzo las fuerzas rusas bombardearon durante varias horas una intersección en una carretera que cientos de civiles utilizaban para huir ante el avance del ejército ruso. Human Rights Watch señaló días después que la naturaleza repetida de los ataques, que según el alcalde causó la muerte de ocho personas, “sugiere que las fuerzas rusas violaron sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario de no llevar a cabo ataques indiscriminados o desproporcionados que dañen a los civiles, y no tomaron todas las medidas posibles para evitar víctimas civiles”. Una vez retomado el control de la ciudad, el alcalde dijo que la mitad de Irpin está destruida y que mientras duraron los ataques, los vecinos se limitaban a enterrar a los muertos en los patios y en el parque. Las autoridades creen que hay entre 200 y 300 muertos y se teme que haya gente debajo de los escombros de las casas. 

3. Brovary

Brovary, a unos 20 kilómetros al este de Kiev, fue recuperada por las fuerzas ucranianas a principios de abril. Al anunciar la liberación del distrito, las autoridades locales habían advertido de que en el territorio, al igual que el de Bucha o Vyshgorod, las tropas rusas habían dejado minas y artefactos explosivos. El jefe del servicio estatal de Emergencias de Ucrania, Volodímír Demchuk, denunció que las tropas rusas han usado artefactos explosivos improvisados camuflados por objetos de uso cotidiano, como juguetes con el objetivo de golpear a la población civil en las ciudades de la región de Kiev ocupadas. Demchuk explicó que hay unos 500 especialistas en desactivar artefactos explosivos listos para trabajar en estas zonas. 

4. Gostomel

En Gostomel, situada al noroeste de Kiev y que cuenta con un importante aeródromo, las tropas rusas se retiraron tras 35 días. Hay al menos 400 personas desaparecidas, según las autoridades locales. El ex ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, informó el pasado miércoles de que, tras recuperar la ciudad, se encontraron 11 cadáveres en un garaje. “Los vecinos dicen que los francotiradores dispararon a la gente y luego metieron a los muertos en el garaje”, ha declarado en su cuenta de Facebook Avakov, según ha recogido el diario ucraniano Ukrayinska Pravda. Amnistía Internacional ha hablado con un hombre que, durante los primeros días de la ocupación rusa, conducía repartiendo comida y medicinas a las personas escondidas en los refugios. El 3 de marzo su vehículo, en el que viajaban otras dos personas y el alcalde de la ciudad, Yuryi Prylypko, fue alcanzado por disparos que llegaban desde un edificio tomado por las fuerzas rusas. El alcalde y otro hombres murieron.

5. Borodianka

Borodianka, otra ciudad recuperada por Ucrania tras intensas hostilidades, es ahora un paisaje de edificios carbonizados y completamente destruidos. Se teme que haya cientos de muertos bajo los escombros. El alcalde ha hablado de al menos 200 muertos. 

La fiscal general de Ucrania, Irina Venediktova, informó este jueves de que se han recuperado 26 cuerpos de solo dos edificios de apartamentos. 

Las autoridades y los vecinos han dicho en los últimos días que temen que haya cientos de víctimas en esta ciudad cercana a la capital, recuperada por las fuerzas ucranianas y convertida en un paisaje de edificios destrozados y carbonizados tras la ocupación rusa. “Es difícil predecir cuántas víctimas habrá en este momento”, dijo Venediktova. “El enemigo atacó insidiosamente la infraestructura de viviendas por la noche, cuando la mayor parte de las personas estaba en casa. El objetivo eran exclusivamente civiles: aquí no hay instalaciones militares”.

6. Vorzel 

Amnistía Internacional ha documentado testimonios sobre al menos dos civiles a los que las fuerzas rusas mataron a tiros. Human Rights Watch denuncia que el 6 de marzo, soldados rusos lanzaron una granada de humo en un sótano y luego dispararon a una mujer y a un adolescente de 14 años cuando salieron del sótano en el que se habían refugiado.

7. Kiev

En la capital, varios edificios residenciales han resultado dañados por los ataques. El Ayuntamiento calcula que 167 edificios de diferentes tipos se han visto afectados, así como 44 escuelas. Associated Press ha documentado ataques que afectaron a hasta cuatro instalaciones médicas y varios ataques contra vehículos civiles. Las autoridades locales cifran en 89 los civiles muertos en 40 días de invasión rusa.

8. Mykolaiv 

El 4 de abril, un equipo de Médicos sin Fronteras fue testigo de los bombardeos de las fuerzas rusas a dos instalaciones sanitarias en Mykolaiv, un hospital pediátrico y un centro oncológico. Al salir de la zona, el equipo de MSF vio personas heridas y al menos un cadáver. Según Human Rights Watch, las fuerzas rusas dispararon repetidamente municiones de racimo contra la ciudad durante ataques separados el 7, 11 y 13 de marzo. En un recuento del 31 de marzo, las autoridades locales informaron que al menos 134 personas, entre ellas seis niños, habían muerto desde el inicio de la ofensiva. El 22 de marzo, un misil alcanzó un hospital psiquiátrico.

9. Chernígov

El 3 de marzo, una pequeña plaza de la ciudad de Chernígov, a unos 144 kilómetros al norte de Kiev, fue alcanzada por múltiples bombas, causando graves daños a los edificios y matando a civiles que estaban haciendo la cola para conseguir comida en un ataque documentado por Amnistía Internacional. Según la administración regional en el ataque murieron 47 personas. 

Según las organizaciones humanitarias, los vecinos estuvieron semanas sin agua después de que la infraestructura para el suministro fuera destruida por los bombardeos. El alcalde de la ciudad Vladislav Atroshenko este domingo que el 70% de la ciudad quedó destruida tras semanas de ataques incesantes. A finales de marzo, las autoridades locales informaron que la mitad de sus 280.000 habitantes habían abandonado la ciudad y que había al menos 200 civiles muertos. Solo en un día, el 16 de marzo, habrían muerto 53 personas. 

10. Járkov

Los bombardeos rusos se ensañaron con el centro de la ciudad de Járkov, la segunda ciudad de Ucrania, convirtiendo lugares simbólicos en escombros, como el edificio de época soviética de la Administración central. Amnistía Internacional ha documentado cómo las fuerzas rusas llegaron a la periferia norte de Járkov en los primeros días de la invasión, y rápidamente pusieron en marcha tácticas de asedio, intentando rodear la ciudad y disparando armas de poca precisión contra zonas pobladas. La organización internacional ha verificado cómo tres descargas de sistemas de lanzacohetes múltiples alcanzaron la parte norte de la ciudad el 28 de febrero y mataron a al menos nueve personas, entre ellos menores de edad. También ha confirmado que hubo un ataque con bombas de racimo el 4 de marzo. 

Associated Press ha documentado que el 10 de marzo la oficina regional de la Cruz Roja de Ucrania resultó dañada durante un bombardeo generalizado en la ciudad. Una foto muestra un cohete de racimo clavado en el suelo fuera del edificio. El alcalde de la ciudad, Igor Terejov, ha dicho que más de 1.500 casas han sido destruidas. Human Rights Watch también ha documentado el uso de municiones en racimo en la ciudad y ha recogido el testimonio de una mujer que dice que un soldado ruso la violó repetidamente, con golpes y cortes en la cara, en una escuela de la región de Járkov donde ella y su familia se habían refugiado el 13 de marzo. Al día siguiente, la mujer huyó a Járkov.

11. Izium

Amnistía Internacional, que ha documentado tácticas de asedio en la ciudad, denunció a mitad de marzo que la población civil estaba al borde de un “desastre humanitario”. Los vecinos de la localidad describieron el terror de la población, atrapada en sus sótanos sin apenas comida o agua y bajo ataques constantes que han destruido o dañado viviendas, escuelas, jardines de infancia, centros médicos y tiendas de alimentación. Imágenes satelitales del 12 de marzo examinadas por AI muestran cráteres y daños en las proximidades de lugares que, según Open Street Maps, eran colegios y hospitales.

12. Sumy

La región de Sumy ha sido una de las más golpeadas por la ofensiva rusa hasta que las tropas se retiraron el pasado 4 de abril. El 8 de marzo, las autoridades locales denunciaron la muerte de al menos 21 personas, entre ellas dos niños, tras un bombardeo en una calle residencial de la capital de la región, en el noreste del país.

13. Ojtirka

Al menos tres personas murieron en un bombardeo en la localidad de Ojtirka, la misma en la que Amnistía internacional documentó que el 25 de febrero un centro preescolar fue alcanzado con municiones de racimo, mientras se encontraban civiles en su interior.

14. Trostianets

En Trostianets, a 30 kilómetros de la frontera con Rusia, donde los tanques rusos entraron en las primeras horas de la invasión, el diario The Guardian ha encontrado pruebas de ejecuciones sumarias, torturas y saqueos sistemáticos durante el mes que duró la ocupación. El alcalde, Yuriy Bova, ha afirmado que es pronto para conocer la cifra exacta de muertos civiles. “Con seguridad, más de 50; pero probablemente no centenares”. 

15. Mariúpol

Mariúpol, puerto estratégico en el mar de Azov, ha sido escenario de los peores horrores de la guerra bajo el asedio ruso y los constantes bombardeos. El 9 de marzo, las imágenes de la devastación del hospital materno infantil dieron la vuelta al mundo. Al menos tres personas murieron y 17 resultaron heridas, según informaron las autoridades locales. Entre los fallecidos se encuentran una mujer y su bebé. Una semana después, un nuevo ataque ruso golpeó el Teatro Dramático de Mariúpol, donde más de 1.000 personas se habían resguardado de los intensos bombardeos. Las autoridades creen que hasta 300 personas fallecieron allí.

Hay imágenes de cadáveres yaciendo en las calles, se han cavado fosas comunes para enterrar a los muertos y los residentes han dado sepultura a sus propios vecinos en patios. El Ayuntamiento dice que más de 5.000 personas han perdido la vida en los ataques y que más del 90% de la infraestructura de la ciudad ha sido destruida. Se trata de cifras que no han podido ser verificadas. La batalla por el control de la ciudad sigue.

Los testimonios de los ciudadanos que han logrado salir de la ciudad hablan de una situación apocalíptica. Las autoridades ucranianas acusan a las fuerzas rusas de destruir las líneas de suministro y telecomunicaciones y de bloquear por completo la ciudad. Decenas de miles de personas se han quedado atrapadas desde hace varias semanas sin comida, medicinas, gas o electricidad. No hay agua corriente y muchas personas han recurrido a derretir la nieve o utilizar el agua de los radiadores. Los civiles solo han podido salir por sus propios medios, principalmente en coche o caminando. Kiev ha acusado a Moscú de impedir sistemáticamente la evacuación y la llegada de ayuda humanitaria. 

16. Jersón

En la ciudad de Jersón, en manos de las fuerzas rusas, ha habido denuncias de protestas dispersadas con disparos. Associated Press recoge también cómo, en los primeros días de la invasión, una ambulancia fue golpeada, así como el mercado central de la ciudad.

Fuentes: AP, Reuters, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Kiev Independent, War Crimes Watch Ukraine.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats