La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Isabel Sáez, directora de 'Chicas prepago': "El trabajo sexual está envuelto en una perversa hipocresía"

Rodaje de 'Chicas prepago'

Con motivo de la celebración el pasado 2 de junio del día internacional de las trabajadoras sexuales, realizamos una entrevista a Isabel Sáez Pérez, directora feminista del corto 'Chicas prepago' para hablar sobre la visibilización del colectivo y su trabajo de cineasta.

Isabel, ¿de dónde sale la idea de este corto?

Fue un camino no intencionado. En un principio, yo buscaba explorar la erótica audiovisual desde una perspectiva feminista… Me parecía que esta inquietud artística podía aplicarse a los books de fotos que muchas trabajadoras sexuales usan para promocionarse. Poco a poco me fueron interesando cada vez más las historias de esas chicas a las que les hacía fotos. A ellas también les gustaba poder hablar con alguien que no era de su entorno pero que tampoco les juzgaba. Vi claro que quería hacer algo con esas entrevistas.

 Entonces podemos considerar esto una meta-entrevista, ¿no?

¿La entrevista a la entrevistadora? Sí, jejeje, no lo había pensado, pero me gusta esa idea. Yo me siento más entrevistadora, documentalista que directora de ficción. 'Chicas Prepago' es un falso documental, es una transcripción de una entrevista real, todos los diálogos son reales. Sin embargo, cuenta con actrices, decorados y ciertas escenas que son pura imaginación.

Para algunas personas puede resultar chocante que llevaras a cabo ese trabajo, ¿crees que las trabajadoras sexuales son un colectivo estigmatizado? 

Desde luego. Este corto es un falso documental para preservar la intimidad de las protagonistas. Si ese estigma no existiese, ellas no tendrían miedo a presentarse ante la cámara.  

¿A qué crees que se debe?

El trabajo sexual está envuelto en una perversa hipocresía. Ya sólo la relación de ideas: mujeres y sexualidad supone una carga de estereotipos peyorativos. Como sociedad, hemos aceptado dos únicas opciones sobre quién ejerce el trabajo sexual: o son 'malas mujeres' o son víctimas. Ambos discursos nos muestran a mujeres que viven de una manera precaria y que sufren constantes abusos, los cuales quedan más o menos 'justificados' por sus condiciones de vida. A ninguna de estas personas se les permite elaborar un discurso en torno a su situación que se salga de esta dicotomía. Es decir, se les permite reivindicar su posición de víctimas, pero no se les permite reivindicar sus derechos. Así las trabajadoras sexuales sufren un doble estigma: se oculta su existencia y se les impide organizarse para mejorar su propia situación

Estamos en un momento donde no solo los sectores tradicionalmente más reaccionarios atacan al colectivo, sino que también una parte del feminismo se ha manifestado en contra del trabajo sexual pactado ¿qué retos supone la presentación de Chicas Prepago en este contexto actual?

El reto al que se expone 'Chicas prepago' es a que no se entienda la labor documental del proyecto. Para mí, es muy importante aclarar que las personas a las que yo entrevisté ejercían la prostitución por cuenta propia. Es decir, entendían esta práctica como un intercambio económico bajo su consentimiento y sin personas intermediarias que tomasen decisiones por ellas. Mi intención no es alimentar ni tensar el debate, si no poner sobre la mesa historias de vida en primera persona. Esta es la historia de Luz y Nerea, sé que hay historias de vida muy diferentes, y por supuesto que también hay que entender esas realidades. Esta es simplemente, una más.

Para debatir sobre un tema ajeno, es importante hacer un trabajo de investigación. Cuando participé en el documental 'Zauriak: locura, cuerpo y feminismos', entrevistamos a mujeres, bolleras y trans respecto a su experiencia personal en las instituciones psiquiátricas. No pretendíamos decir que esa era la realidad única y exclusiva.

 En este corto mezclas realidad y ficción, algo que no ocurría en tu último largometraje 'Zauria(k)_locura, cuerpo y feminismos', ¿por qué este cambio de formato?

Me interesaba mucho esta 'subjetividad' como directora, porque, aunque se trate de la transcripción de una entrevista, cuando yo les hacía determinadas preguntas, en mi cabeza sin querer ponía imágenes de estas mujeres en las situaciones de las que me hablaban. En base a esas imágenes yo hacía nuevas preguntas.

Me parecía divertido introducir esos 'flashes' mentales, esa conexión con el imaginario común que yo he tenido a lo largo del desarrollo de este corto. Creo que, al evidenciar los estereotipos respecto al tema, que también estaban en mi cabeza, se puede hacer evidente el estigma, hacernos consciente de él y romperlo. 

Habitualmente en tus equipos de rodaje priman las mujeres, ¿hay alguna intencionalidad en ello o surge así?

Toda la intencionalidad, jaja. Creo que hacer cine feminista no sólo se consigue en el contenido, sino también en la forma. Los rodajes pueden ser muy duros, son muchas horas de trabajo y el feminismo también aporta una manera de trabajar en grupo. Creo que para contar una historia que nos afecta sobre todo a nosotras, es importante que el equipo tenga una sensibilidad similar con el tema.

Además, hay pocas mujeres en el sector… 

 Sí, el cine, como en casi todos los ámbitos laborales y artísticos, tiene un gran techo de cristal que poco a poco, y a mazazos vamos rompiendo. Aun así, sigue siendo difícil que los departamentos más técnicos estén liderados y compuestos por mujeres.

¿Cuándo y dónde podremos ver 'Chicas prepago'?

Por el momento, se está distribuyendo en diferentes festivales de cine a nivel estatal e internacional. Pero la intención es poder acudir a tantos sitios como nos inviten. Es sobre todo una herramienta para el debate y el aprendizaje, por lo que esperamos estar recorriendo todo tipo de salas y centros culturales a partir de este otoño.

Gracias Isa por 'visibilizar esa otra ciudad' que tiene cualquier urbe y darnos esta herramienta para la reflexión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps