Pepe Vélez, candidato a la secretaría general de PSOE en Murcia: “Para insultarme me han llamado rural”

El actual delegado de Gobierno en la Región y aspirante a secretario general del PSRM, Pepe Vélez

A los pocos días de que Diego Conesa revelara públicamente que no optaría a la reelección como secretario general del Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM) el pasado septiembre, Pepe Vélez (1966), como es conocido el actual delegado del Gobierno y antiguo alcalde de Calasparra, se declaró con "fuerza e ilusión" para asumir esa responsabilidad. Vélez se enfrentará el próximo sábado en el Congreso regional de la formación a la senadora socialista por Murcia Lourdes Retuerto, quien también aspira a liderar el Partido Socialista en la Región.

En el anuncio en su candidatura a las primarias, el delegado de Gobierno reafirmó su compromiso con Conesa: "Nos unió la necesidad de cambiar la dinámica de este Partido, también en la Región y hoy, cuatro años después hemos de decir que el PSOE ha conseguido recuperar la capacidad de ganar unas elecciones". El calasparreño apoyó abiertamente a Pedro Sánchez durante las primarias del PSOE.

Ha reunido casi la mitad de los avales de los militantes socialistas frente a los 216 entregados por Retuerto, ¿cree que las urnas arrojarán un resultado muy diferente?

Los avales nos los han dado los compañeros y compañeras es una manera de hacer evidente el apoyo al proyecto. Son un respaldo y a uno le ilusiona y le da fuerzas para seguir trabajando. Pero lo que vale es lo que salga de la urna. No podemos pensar que ya está todo hecho, ni muchísimo menos. Es un proceso largo, excesivamente largo -casi dos meses- y tienes que estar con fuerzas. De dónde vas a sacarla si no es de tus propios compañeros y compañeras del partido.

¿Por qué le dijo a Lourdes Retuerto que llegaba cuatro años tarde durante el debate de las primarias que mantuvieron el pasado martes?

Porque iniciaron su campaña, aunque ahora están virando, diciendo que aquí no se había hecho nada y que se había hecho un mal trabajo y que tenía que ponerse todo en marcha a partir de que cambiase el día 20 la secretaría general. Yo no estoy de acuerdo con eso. Uno puede decir frases muy bonitas como “hay que patearse la calle”, pero tenemos muchísimos alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas, y militantes que llevan muchísimo tiempo con el aún actual secretario general Diego Conesa. Cómo se puede decir que no se ha hecho nada. 

Ustedes se han pateado la calle, entonces.

Por supuestísimo. Qué alcalde o concejal no se ha pateado la calle. No se puede decir eso. Es una falta de respeto. Lo que sí pienso es que hay que mejorar lo que se hace bien y cambiar lo que se hace mal. Tenemos que estar preparados para cuando los murcianos nos digan que quieren que gobernemos. Creo que lo vamos a estar, pero tenemos que tender todos los puentes necesarios para que al final estemos todos juntos. Poner en tela de juicio el trabajo del resto es un error.

Hay que mejorar lo bueno y cambiar lo malo: ¿qué errores se han cometido en el PSRM?

Hay que ilusionar más a nuestra propia militancia. Hemos tenido momentos de frustración y hay que cambiarlo por la esperanza. El principal momento fue ganar las elecciones y no poder gobernar. Alguien engañó a sus votantes y les dijo que quería cambiar su Región. Al final apostaron por el PP, a sabiendas de que necesitarían a Vox. Fue una desilusión, pero los compañeros de la actual directiva ayudaron a levantar los ánimos con su trabajo. La decepción volvió con la moción de censura que fracasó por los tránsfugas, que venden su alma al diablo con tal de mantener el poder y el sillón. Eso fue muy triste. Tenemos que hacer ver a la gente que quien incumple lo firmado no tiene valor. Los compañeros socialista cumplen con su palabra.

Uno puede pensar que para el electorado medio de la Región se haga lo que se haga, incluso ganando, el PP seguirá gobernando.

Eso lo tenemos que cambiar. Me resisto a vivir en una Región que aparentemente es democrática porque se vota cada cuatro años, pero donde no tenemos la libertad que se necesita para poder mejorar en democracia. Tenemos un Gobierno que solo le preocupan los intereses de unos pocos. Un Gobierno que nos ha llevado a un pozo de más de once mil millones de euros de deuda. 

Una catástrofe para la Comunidad, con las pensiones y salarios de los más bajos de España; una sanidad donde les importa poco que falten profesionales, incluso cuando reciben dinero del Gobierno de España para mejorar sus condiciones. Una comunidad en donde unos pocos de los que mandan en la Región se pueden saltar las listas para tener la sanidad inmediata. Cuando nos hemos encontrado que ha faltado muchísimo profesorado de refuerzo pese a que el Gobierno central envió ese dinero, y sin embargo envían a sus niños un día a su casa con el problema que provocó a sus familiares. Tenemos una Región con los mayores índices de pobreza infantil de España: solamente 2 de cada 100 niños que han pedido beca de comedor lo pueden obtener.

La moción de censura sí triunfó en la capital: ¿dos años será tiempo suficiente para que se note el cambio de color en el Ayuntamiento de Murcia?

Creo que la gente se está dando cuenta. El Ayuntamiento de ahora escucha a la gente. Durante muchísimos años hemos encontrado uno donde realmente la ciudadanía no podía acudir, dónde no les atendían. Dónde solo estaba lo que para ellos era importante. Y era el interés de unos pocos.

Volviendo al debate, el mayor escollo fue cuando Retuerto propuso a la secretaría del militante y cuando apuntó que había que escuchar las posturas más disidentes dentro del partido.

Quien tiene que ver que todas las secretarías son del militante son ellos, creo que por su falta de experiencia o por el desconocimiento de lo que es el PSOE. Tienen que trabajar junto a la militancia, junto a ellos. No solamente dando explicaciones sino también escuchando las propuestas de las militancias para que cada secretaría lleve a cabo esas propuestas.

¿Y con respecto a escuchar las posturas disidentes?

Más que posturas disidentes son compañeros y compañeras que tienen unas sensibilidades que no solo escuchamos, sino que también las incorporamos. El partido está muy unido y queremos dar un revulsivo de ilusión y mejorar las cosas que podemos hacer para que la gente se ilusione. El partido lleva buen rumbo pero queremos darle el rumbo cierto.

Su lema, de hecho, es 'un rumbo cierto' y subraya la fortaleza de su candidatura ¿Está la sociedad murciana falta de certezas?

Estamos en un territorio en el que la incertidumbre y la confrontación se vive a diario, aparte de la falta de participación y de información. Evidentemente no tenemos transparencia en las acciones del gobierno. Nos contaba hace poco el Gobierno regional que se ha gastado 50 millones de euros en el Mar Menor y es mentira. Presupuestaron 50 millones en la liquidación del presupuesto de 2020 y solo ejecutaron 12 millones. También sabemos que presupuestaron 4,5 millones para instalaciones mineras y se gastaron cero. Esta Región necesita una regeneración democrática urgente. 

¿Cree que fue esa una de las razones por las que se pintó de verde la Región -Vox- en las últimas elecciones generales, por la falta de certidumbre?

La gente se da cuenta de lo que es Vox frente al PSOE. Vox desprecia a todos los que no tienen sus ideas y retroalimenta el odio de los murcianos y de las murcianas. Nosotros somos diferentes. No nos sobra nadie, ni siquiera los de Vox, en esta Región porque creemos en la participación y en la democracia. Creemos que todo el mundo puede tener ideas diferentes a las nuestras. Queremos construir esa Región dónde todo el mundo quepa. 

Algunos de los dirigentes históricos del PSOE han podido sentirse marginados durante estos últimos cuatro años.

No coincido con esa percepción. He hablado en este tiempo con muchos compañeros y compañeras del partido que han tenido puestos importantes. He observado una complicidad con un proyecto ganador como el que estamos proponiendo, agrupación por agrupación, y he visto algo que me ha alegrado mucho: compañeros históricos del partido muy comprometidos con este impulso de ilusión. Se nos ofrecen para colaborar y para sumar.

¿Cómo se puede potenciar la labor de los alcaldes socialistas de la Región?

Están haciendo una gran labor y se la estamos reconociendo, pero necesitan más apoyo de la Ejecutiva y eso es lo queremos. Ellos nos vienen pidiendo durante los últimos tiempos más apoyo jurídico y estratégico y estar más presentes en los territorios. La pandemia ha ayudado poco. Ese vacío que hemos tenido en este tiempo de crisis sanitaria, tenemos que recuperarlo con mucha más presencia. La dirección general tiene que trabajar desde el municipalismo. 

¿Comparte la perspectiva de género y el feminismo en su manera de ver el PSRM?

 El machismo es violencia y es retroceder. Además, no todas las mujeres son feministas, por desgracia, pero todo socialista de corazón debe ser feminista. El feminismo es igualdad y el machismo es desigualdad. Siempre hemos creído en la igualdad, siendo o no obligatorio, y lo he demostrado cuando fui secretario general de agrupaciones. Por eso no entendemos que el otro proyecto pueda poner en duda eso, cuando siempre lo hemos demostrado con hechos. Las palabras no valen. No sé si ellos podrán decir lo mismo que yo. Si pueden, me alegro, y si no, que cambien. 

¿Qué le parece que se hayan archivado tantas denuncias contra dirigentes del PSRM interpuestas por el PP?

Yo soy el líder de soportar denuncias, querellas y demandas. Al final lo único que han logrado es reforzarnos por tanta denuncia absurda. He ganado decenas y decenas. Al final solo he tenido que demostrar mi inocencia. Lo que no han podido ganar en las urnas de mi municipio, lo quieren judicializar en la vida política. Aquí llevamos muchos años padeciendo como el PP juega a esto. Eso les debilita.

Hay gente que viene a hacer política como un modo de vida. Eso supone que al final quieren amarrar a todo el mundo para que esto sea como un cortijo del PP. Yo estoy en política para trabajar por la gente, y cuando no lo tenga claro me iré. 

¿Qué cree que aporta su experiencia como alcalde de Calasparra y delegado del Gobierno?

Siempre es bueno tener experiencia y, sobre todo, la municipal, porque es la administración que más cerca está de las personas. Eso hace que conozcamos la vida tan sacrificada de muchas familias y nos ayuda a entender a los políticos que tenemos que trabajar para vivir mejor. 

¿Percibe en su partido o en la clase política en general clasismo hacia las personas que proceden de pueblos?

A mí para insultarme me han llamado rural y, en lugar de insultarme, me halagan. La inmensa mayoría de la población en la Región es rural, porque son gente normal, trabajadora, sencilla y honesta. Me considero una persona normalísima. Los que critican eso son los que piensan que están por encima de todo el mundo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats