El nuevo Gobierno de la capital se propone recuperar el patrimonio murciano

Estado del yacimiento arqueológico de San Esteban en marzo de 2021

El nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia, compuesto por PSOE y Ciudadanos, ha tenido ya un mes y medio para ir tomando el pulso a todas las tareas pendientes en las distintas áreas de la Corporación. Hace un par de semanas le tocó el turno a las asociaciones conservacionistas del patrimonio de la capital. “Nos reunimos con el alcalde Serrano, que escuchó nuestras propuestas atentamente y tomó nota”, explica Sergio Pacheco, presidente de Huermur, pendiente ahora de entrar al detalle de sus propuestas con los concejales de área y los técnicos municipales. “En los 6 años anteriores de gobierno popular no se dignaron a recibirnos”, se lamenta.

Una etapa, la popular, en la que -según Pacheco- “todo han sido anuncios vacíos y propaganda en materia de conservación del patrimonio y de la huerta de Murcia; en el momento que rascabas, no había nada”. En su opinión se han cometido “verdaderas aberraciones, como en la Plaza Circular o el cauce del Río Segura, que se está hormigonando”. Y han echado de menos actuaciones “efectivas y reales”. El patrimonio de la capital, se lamenta, “está hecho pedazos, hay planes urbanísticos que hemos impugnado en los tribunales y se han seguido ejecutando”. El plan general de ordenación -denuncia- es de 2001, de la época del ladrillazo. “Ballesta decía que era el mayor protector de la huerta cuando su concejal continúa urbanizando y destrozando la huerta”.

El futuro del yacimiento de San Esteban

El yacimiento de San Esteban fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Zona Arqueológica en 2011. Una asignación que, señalan desde el Ayuntamiento de Murcia, le otorga la máxima protección del Patrimonio Histórico Español. El antiguamente llamado Arrabal de la Arrixaca es reconocido también como Zona Verde (EV), algo que desde el Consistorio afirman que es compatible con su condición de yacimiento arqueológico que “no es una calificación urbanística, sino un atributo adicional”, además de que preserva el espacio de la edificación. Además, el Ayuntamiento expresa que el Plan Especial para darle mayor cobertura está redactado, y solo falta que sea aprobado.

La totalidad del recinto del Plan Especial Conjunto Histórico-Artístico (PECHA) donde está ubicado el recinto de San Esteban, recuerdan desde el Consistorio, tiene la consideración de yacimiento arqueológico a los efectos de la necesidad de investigación previa y de la protección automática de todo el subsuelo, tanto bajo los espacios públicos como privados e incluso edificables. Cualquier actuación en y sobre los restos arqueológicos requiere la autorización expresa de la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma de Murcia.

El Ayuntamiento lanzó en 2019 una campaña de propuestas de ideas para aplicar en el yacimiento. El equipo ganador propuso un jardín en el que se incluiría un segundo nivel, algo que puede chocar con su condición de BIC, ya que su contemplación también está protegida. No obstante, desde el Consistorio apuntan que el proyecto final aún no se ha aprobado, y que los finalistas trabajan en la redacción del documento que posteriormente se sacará a licitación pública.

Desde el Ayuntamiento explican que fue un concurso promovido y adjudicado por las tres administraciones públicas: la central, la autonómica y la municipal. Además, aseguran que la iniciativa resultante “mantiene y protege, como no puede ser de otro modo, los restos arqueológicos proponiendo una cubierta de los mismos que, a su vez, constituye un espacio libre verde de uso público”.

Desde la asociación conservacionista Huermur se muestran “extrañados”: según apuntan, el Arrabal carece de Plan Especial y sin él no se puede aprobar "ningún proyecto ni ninguna obra". El presidente de Huermur, Sergio Pacheco, señala que la Ley de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia establece que cuando se declara un espacio BIC con la categoría de Zona Arqueológica como es San Esteban, “hay un plazo de 2 años improrrogable para aprobar el PE; el yacimiento se declaró en 2011 y tendría que haberse aprobado en 2013”. A 2021, “no existe un PE que ordene el yacimiento y, por ejemplo, donde se contemplan zonas verdes en realidad son zonas arqueológicas y no se puede poner una plaza encima como se pretende en el proyecto”.

Proteger las acequias mayores

Otra de las exigencias de las asociaciones conservacionistas es relativa a la protección de las acequias. El nuevo equipo de Gobierno recuerda que tanto el Plan General de Ordenación Urbanística Vigente, como la condición de Bien de Interés Cultural de las Acequias mayores, las protegen de posibles desperfectos. No obstante, no se dispone, a través de estas normas, de una herramienta que obligue a la reapertura de las acequias mayores que hayan sido entubadas o cimbradas. Tampoco se refleja “quién ha de asumir esta recuperación para dejar el cauce abierto, lo cual es fruto de numerosas controversias”.

Los servicios del Consistorio, señalan, realizan descimbrados puntuales en zonas de actuación, dentro de los límites presupuestarios que tienen asignados. “El Ayuntamiento no autoriza entubamientos, y en caso de incumplimiento se inicia el correspondiente expediente sancionador, conforme a la normativa aplicable”, expresan.

Desde Huermur, su presidente Sergio Pacheco señala que el problema es que hasta ahora los expedientes se iniciaban pero “pocas veces se llevaban a término”. La Consejería de Cultura, apunta, establece en la incoación de las dos acequias mayores que se deberán desentubar aquellos tramos en los que sea posible. “Por ejemplo, todo lo que está detrás de la Rueda de La Ñora hasta la Rambla de la Ventosa, entubado sin licencia; pero el hecho es que todos los entubamientos de los últimos seis años están denunciados pero no levantados”. Por ello, cuando se declaren definitivamente las dos acequias como BIC “tendrá [el Consistorio] una herramienta jurídica para ordenar el levantamiento de los tubos”, explica.

El Rey Lobo, la Fuensanta y edificios protegidos

El Plan Especial de Protección de la fortaleza del Rey Lobo se encuentra en “fase de avance”. Desde el Ayuntamiento aseguran que se han informado las sugerencias presentadas en la fase de exposición pública y se va a proceder a la elaboración y aprobación inicial del documento con las incorporaciones que se consideren oportunas. “Pretendemos darle la máxima celeridad”.

El presidente de Huermur señala que Monteagudo se declaró sitio histórico en 2007, pero sigue solo con el avance del plan “y además es una chapuza; presentamos alegaciones y ahora veremos qué se modifica”. Según Pacheco, la zona de Monteagudo es un caos urbanístico, de construcciones irregulares, naves industriales… “un desastre, donde se actúa sin orden ni control, y de forma descoordinada por parte de las tres administraciones”.

Sobre el plan de urbanización vigente desde 2013 que planteaba 1.300 viviendas de hasta cinco alturas en la falda de la montaña de la Fuensanta, el Ayuntamiento recuerda que la Dirección General de Territorio y Arquitectura ordenó la revisión de oficio y, tras un recurso por parte de la promotora del expediente, se adoptó un acuerdo plenario, por unanimidad, que conllevó la suspensión del mismo. “Es un tema que esperamos poder estudiar e intentar solventar cuanto antes".

Desde el nuevo Ejecutivo se plantean como reto realizar las actuaciones necesarias para modificar el Plan General de Ordenación Urbanística para incorporar cuanto “antes distintos elementos y edificaciones” y aumentar el catálogo de inmuebles protegidos en el casco histórico.  Igualmente se va a impulsar a la modificación de oficio del Plan General a fin de incorporar un inventario, recientemente realizado y pendiente hoy de aprobación informe por la Dirección General de Bienes Culturales, a fin de incorporar distintos elementos arqueológicos, ambientales, arquitectónicos y etnográficos de la Huerta y Campo de Murcia. Este tema, que se transformó en moción hace un año, fue una propuesta de la Plataforma del Patrimonio Cultural de Murcia al Ayuntamiento que “ahí se quedó; lo que pedimos es que se estudie, se inicien los trámites pertinentes y se incluyan los edificios que al no estar protegidos se siguen demoliendo”, explican desde Huermur.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats