La portada de mañana
Acceder
El contrato secreto para vender armas a Arabia Saudí que autorizó Rajoy
Belarra: "Necesitamos el Podemos más fuerte para que Yolanda sea presidenta"
Opinión - La libertad de contaminar y otras batallas 'liberales', por Ignacio Escolar

La Región de Murcia implanta el toque de queda de 23 a 6 horas y prepara "otra batería de medidas" si la situación no mejora

El presidente de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras. EFE/Marcial Guillén/Archivo

La Región de Murcia ha celebrado un Consejo de Gobierno extraordinario tras el anuncio del estado de alarma y la comparecencia de Fernando López Miras de esta tarde de domingo. Al finalizar la reunión, el máximo representante regional en Salud, Manuel Villegas, ha comparecido en una rueda de prensa para poner nombre y marco temporal a las medidas que la comunidad ha tomado como respuesta a la situación excepcional. El toque de queda anunciado se aplicará de once de la noche a seis de la mañana en todo el territorio regional. Junto a esta restricción de la movilidad, que indica que sólo se podrá circular por la calle por causas justificadas en esa franja horaria se ha propuesto "reforzar las recomendaciones a los ciudadanos", fomentar el teletrabajo o "suspender las visitas a residencias".

En cuanto a medidas de carácter temporal, entre las más importantes destaca la recomendación de aplazamiento de celebraciones civiles como bodas o bautizos, la limitación de la ocupación en las terrazas de la hostelería, la limitación al 25% de los mercadillos en la vía pública, la suspensión de la celebración de eventos deportivos no profesionales, todas ellas durante, mínimo 14 días.

La ciudad de Murcia, según Villegas, es un asunto de urgencia que preocupa al gobierno. Con un aumento considerable de la incidencia en el municipio, casi 300 casos positivos al día, el consejero ha afirmado que ha hablado con su alcalde, José Ballesta, y ha anunciado que el próximo martes 27 se tomarán medidas específicas para la capital autónomica.

La situación se ha descontrolado en todo el país esta semana. Muchas comunidades autónomas han ido pidiendo en estos últimos días la declaración del estado de alarma, y algunas incluso se atrevieron a expresar su intención de establecer un toque de queda nocturno para limitar los movimientos en la madrugada. Es el caso de la Región de Murcia, cuyo presidente Fernando López Miras aseguró que se estaban estudiando los procedimientos legales para implantar en la Comunidad el toque de queda lo antes posible.

Con el estado de alarma, todo se ha acelerado. En una comparecencia en la tarde de este domingo, Fernando López Miras expresó su "lealtad" a la decisión del ejecutivo nacional, celebrando que se haya puesto fin a "ofrecer diecisiete respuestas diferentes a la pandemia", y anunció que implantarían el toque de queda junto con otras medidas "más restrictivas" que ya llevaban dos días manifestando y cuyo anuncio pospuso a la conclusión del Consejo extraordinario de Gobierno. Así lo han anunciado.

Esta tarde, López Miras pidió el "máximo esfuerzo" a la población ante el posible colapso del sistema sanitario, algo que también se ha comentado en los últimos días y en estos momentos se encuentra en una situación crítica. "Queremos evitar cualquier medida drástica, como el cierre de la hostelería. Pero no vamos a dejar de tomar cualquier decisión que garantice la salud", concluía. Las palabras de Villegas han ido en el mismo sentido, apelando a la responsabilidad individual y asegurando que hay otra "batería de medidas preparadas" si no mejora el panorama con las ya tomadas en este domingo en el que España ha ingresado en su cuarto estado de alarma y en el que la Región continúa sin descender del preocupante 15% de positividad en las pruebas PCR.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats