La portada de mañana
Acceder
El rechazo de Sánchez a tocar el pacto de la reforma laboral abre la vía Ciudadanos
Arde un árbol en la Amazonía para que coma un cerdo de macrogranja en España
Opinión - 'Entre el oasis catalán y la omertá', por Neus Tomàs

PSOE y Unidas Podemos dan portazo a la prensa en la puesta de largo del acuerdo de gobierno

Un acuerdo "histórico" entre sonrisas y sin preguntas de la prensa

Suma y sigue. Nuevo portazo a la prensa. Esta vez en el Parlamento. PSOE y Unidas Podemos negaron la entrada a los medios de comunicación en la puesta de largo del acuerdo para el primer gobierno de coalición en democracia. Mas bien lo impuso Pedro Sánchez a su socio. Iglesias no estaba por la labor, aunque accedió finalmente a ello por motivos obvios. Y todo, pese a que el presidente en funciones se había comprometido a detallar el contenido del pacto antes de la fecha de su investidura. Lo hizo, sí, pero por plasma, el mismo por el que atizó con dureza a Mariano Rajoy en sus tiempos de jefe de la oposición. Y eso que el popular lo hacía para retransmitir sus discursos en reuniones de partido. Sánchez, para anunciar acuerdos que él mismo considera históricos.

El secretario de Estado de Comunicación critica a los periodistas que siguen a Sánchez por su "tendencia enfermiza a preguntar"

El secretario de Estado de Comunicación critica a los periodistas que siguen a Sánchez por su "tendencia enfermiza a preguntar"

la sala donde se estampó la firma solo permitieron la entrada de los reporteros gráficos. Después, simularon ante las cámaras que se dirigían a los periodistas, a quien, a pesar de no dejarles hacer su trabajo, se llegó a agradecer su presencia.

"Hasta que no os marchéis de aquí, no podemos empezar", espetaron los servicios de prensa de Ferraz a las decenas de redactores que acudieron a la sala en la que los dos líderes sellaron con su firma el acuerdo. Ambos se jactaron de que ese pacto tiene el "progreso" como eje fundamental. Incluso en el documento que sienta las bases del próximo gobierno hay un apartado en el que se dice textualmente: "Desde el escrupuloso respeto a la libertad de expresión e información, impulsaremos una estrategia nacional para la lucha contra la desinformación, que incluirá la elaboración de guías, mejores prácticas y cursos para combatir la desinformación en internet y redes sociales".

No es la primera vez que Sánchez rehuye a los periodistas. Desde el 10 de noviembre solo ha ofrecido ruedas de prensa en actos de carácter internacional, y siempre con limitación de preguntas, incluida la comparecencia en La Moncloa tras recibir el encargo del Rey como candidato a la Presidencia. En aquella ocasión los informadores mostraron su disconformidad con la decisión presidencia de permitir tan solo dos preguntas, y no obtuvieron más respuesta que la crítica del secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, que les tachó de "activistas" y "tertulianos"

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats