eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Rajoy evita hablar de Fernández Díaz': "Vengo a hablar de lo que importa a los españoles"

El presidente del Gobierno en funciones dice que hay "teorías" sobre quién ha podido realizar la grabación y difundirla "a cuatro días de las elecciones"

Descarta que se vayan a producir dimisiones, y explica que ha acudido a un acto público "a hablar de temas que importan a los españoles"

El presidente en funciones garantiza que va "a seguir haciendo todo igual"

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy, durante su intervención hoy en Santa Olalla del Cala (Huelva).

Rajoy, durante su intervención hoy en Santa Olalla del Cala (Huelva).

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que resta credibilidad a la grabación entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y el director de la Oficina Antifraude Catalunya, Daniel de Alfonso, para buscar casos de corrupción que pudiesen imputarse al entorno del líder de ERC, Oriol Junqueras, señalando que lo que le preocupa es que se haya hecho pública la misma.

En declaraciones a los periodistas antes de su intervención en un acto público en la localidad onubense de Santa Olalla del Cala, Rajoy ha dicho que sobre la autoría de la grabación "sólo hay teorías", y no ha querido profundizar en el tema porque "he venido aquí a hablar de los temas que preocupan a los españoles".

Mariano Rajoy, en una breve intervención ante los periodistas, en la que no ha contestado a una pregunta sobre si los españoles pueden estar tranquilos cuando es grabado sin saberlo el propio ministro del Interior, ha rechazado que haya una "conspiración" contra los independentistas catalanes, para ironizar con que "alguien ha puesto en circulación una curiosa teoría de conspiración contra el independentismo catalán cuando lo que ha habido es una reunión entre dos personas que tienen entre sus obligaciones, y quizás la más importante, perseguir el delito".

Preguntado sobre el efecto que pueda tener en el voto hacia el PP el próximo domingo, ha asegurado que "todo esto es una historia que no va a producir ningún efecto en ninguna campaña", para recalcar que lo que le preocupa es que la grabación se haya hecho pública "dos años después y a cuatro días de la celebración de unas elecciones. Eso es lo que hemos ordenado investigar y creo que tenemos posibilidades reales de llegar a saber quién ha hecho esta suerte de grabaciones". Enseguida, no obstante, ha dicho que sólo hay "teorías" sobre la autoría, "y como presidente, no puedo poner en circulación rumores". Rajoy no ha querido incidir más en la grabación, que sí ha escuchado, a tenor de que ha comentado que "hay ocasiones en las que no se oye muy bien".

Las medidas por el empleo "van a ser las mismas"

Mariano Rajoy ha eludido hablar de este asunto posteriormente, ya en el acto público en una plaza de la localidad, en el que ha defendido las medidas sobre el empleo que ha aplicado durante su mandato, "que van a ser las mismas" si gobierna de nuevo, para poner el acento en los 500.000 empleos anuales que crearía con vistas al año 2019.

"España ha alcanzado mucho pero queda mucho por hacer, y el reto para los próximos 4 años es el empleo. Fueron siete años seguidos destruyendo puestos de trabajo, pero en 2014 y 2015 las cosas fueron mejor", ha asegurado Rajoy, que ha espetado: "Conseguir empleo no es solo bueno para las personas. Las personas que tienen empleo son las que pagan las pensiones, y consumen".

Mensaje también para los que piensen que puede haber un cambio en las políticas generales del Gobierno para los próximos cuatro años si el PP gobierna, porque "no voy a hacer nada distinto de lo que hice los dos primeros años, que fueron muy duros. Cogimos las cosas en un estado muy complicado, y tengo la firme convicción de que irá todo mejor".

Antes, ante los periodistas, Rajoy se había mostrado convencido de que en el Reino Unido ganará la opción de permanecer en la UE porque "es la mejor para todos los británicos y los europeos", asegurando que el proyecto de la UE seguirá adelante.

Antes de intervenir Rajoy, le precedieron la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, y el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, aunque la perla de la mañana, bajo un sol de justicia, la dejaba el alcalde anfitrión del acto, Antonio Plaza, asegurando que Mariano Rajoy es la persona a la que "dejaría a sus hijos en vacaciones o que manejase su cuenta corriente".

Los mineros de Aguablanca, vetados

Los que no pudieron acceder a la plaza donde se realizaba el acto fueron unos 30 mineros de la mina de Aguablanca, de Monesterio (Badajoz), cuyo paso fue impedido por la Guardia Civil. Fuentes de los mineros han explicado que han sido bloqueados en la entrada de la población, donde estaban haciendo "ruido" para que no se olviden de su problema, ya que 400 empleos dependen de la explotación de Aguablanca.

Su intención era acudir al acto a escuchar a Rajoy e intentar hablar con él, ya que el futuro de la mina depende de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que debe aprobar el Estado para poder llevar a cabo la explotación en galerías. Las mismas fuentes ha indicado que no habían pedido el permiso correspondiente porque su objetivo no era manifestarse, sino intentar hablar con Rajoy para que se agilice la DIA.

La localidad onubense de Santa Olalla de Cala, cercana a Monesterio, también está afectada por el posible cierre de la mina.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha