eldiario.es

Menú

Intereconomía salva su emisión en Valencia gracias a la concesión ilegal de Camps

La cadena, con graves problemas económicos, anuncia que sólo se verá en televisión de pago excepto en la Comunidad Valenciana y Madrid

- PUBLICIDAD -
Imagen que anuncia la próxima programación en el dial de Intereconomía.

Imagen que anuncia la próxima programación en el dial de Intereconomía.

Intereconomía, la cadena de televisión que emitía “El Gato al agua”, ha anunciado que próximamente se mudará a la televisión de pago y sólo se verá en abierto en Madrid y la Comunidad Valenciana, donde emite gracias a la concesión de cinco licencias de TDT por parte del gobierno presidido por Francisco Camps que luego fue anulada por el Tribunal Supremo.

Intereconomía dejó de emitir el miércoles por la noche. La empresa dueña del grupo está al borde de la quiebra desde hace meses. Ha convertido su periódico impreso, La Gaceta, en una publicación online, y los trabajadores de la televisión llevan meses , incluso años, sin cobrar.  

En ese duro contexto, la televisión se ha ido a negro después de que el propietario de la licencia de TDT nacional a través de la que emiten, Net TV, una sociedad que comparte con Vocento, editor de ABC, reclamara el pago de sus deudas. Intereconomía, sin embargo, asegura que será emitiendo.

"Intereconomía (….) seguirá emitiendo en abierto en Madrid y Comunidad Valenciana en TDT, y compatibilizará esta emisión con la emisión en todas las plataformas de pago de toda España", ha explicado la compañía a través de una nota de prensa. No es seguro que la empresa consiga volver a poner en marcha la televisión, pero si lo hace, en la Comunitat Valenciana seguirá utilizando una licencia ilegal.

El Supremo tumba las licencias de Camps

El Tribunal Supremo declaró en 2012 nulas las licencias de TDT otorgadas por Esteban González Pons, conseller del gobierno de Francisco Camps, por falta de "la objetividad e imparcialidad que es propia de los órganos técnicos de la Administración" durante los trámites.

El alto tribunal atendió así los recursos –desestimados antes por los tribunales valencianos- de Tele Elx, una televisión local que se quedó sin licencia pese a sus cerca de 20 años de vida en Elche, la tercera ciudad valenciana en población.

Las licencias concedidas por Camps -42- fueron a parar en su mayoría a a medios afines al PP. Guillermo López García, profesor de la Universitat de València, estima que al menos “30 de las 42 licencias se otorgaron a grupos cercanos ideológicamente al Partido Popular”. José Luis Uribarri, un implicado en el caso Gürtel, se llevó 13. Libertad Digital, Vocento o la empresa editora de El Mundo también fueron agraciadas.

Intereconomía, por supuesto, no se quedó fuera del reparto. Consiguió cinco licencias comarcales -Alcoi, Elda, Orihuela-Torrevieja, Sagunt y Torrent- que le permiten tener cobertura en casi toda la Comunitat Valenciana.

A pesar del fallo del Tribunal Supremo, el gobierno valenciano no se plantea convocar un nuevo concurso para adjudicar, dentro de la legalidad, las licencias irregulares. El sector, destrozado por la crisis –han desaparecido o emiten contenidos enlatados estilo teletienda gran parte de las televisiones-  tampoco parece tener mucho interés en pujar por las concesiones.

Así las cosas, si Intereconomía vuelve a emitir, lo hará a través de una emisora pirata o que, al menos, sobrevive en un limbo jurídico. Y mientras, Canal 9, cerrado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha