eldiario.es

Menú

El annus horribilis de Rita Barberá

La dimisión forzada de su mano derecha, el espectáculo del ‘caloret’, ‘Ritaleaks’, su ausencia en el debate preelectoral y el incidente en un mercado llegan cuando las encuestas señalan que el PP podría perder la alcaldía de Valencia

- PUBLICIDAD -
Rita Barberá advierte del "clima de violencia social que crece en espiral"

El latinajo annus horribilis fue popularizado por Isabel II de Inglaterra en 1992, año en que la desgracia se abatió sobre su familia. 2015 bien podría ser un año pésimo para Rita Barberá, que según  todas las encuestas podría perder la mayoría absoluta en el ayuntamiento de Valencia, que preside desde 1991. Estos son algunos de los hitos que han marcado los últimos meses de la vida política de Barberá.

22 de febrero. Atenta contra el valenciano en la crida de la fiesta fallera, el día en el que nació el fenómeno del ‘caloret’. Barberá encendió las redes sociales tras un discurso deshilachado, dubitativo o incoherente en el que demostró su escaso dominio de uno de los idiomas oficiales de su ciudad. 

3 de marzo Barberá se burló de las víctimas del accidente del metro durante una mascletà en fallas y desde el balcón del ayuntamiento. La alcaldesa reaccionó de esa manera ante la protesta de la intifalla, que ese día se solidarizó con la lucha de la asociación que quiere dignidad y justicia para los afectados por el accidente ferroviario.

16 de marzo. Alfonso Grau, vicealcalde y hombre de la máxima confianza de Barberá, dimite. Pese a  la chulería con la que se defendía,  será juzgado por el caso Nóos por contratar a Iñaki Urdangarín. Ha sido procesado por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, fraude a la administración, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y falsedad de documento oficial por los contratos que firmó como presidente de Valencia Turismo con el Instituto Nóos.

26 de marzo. La alcaldesa salta de nuevo a la actualidad por una foto suya en el AVE. Aparece descalza y con los pies sobre el asiento de delante, contraviniendo las normas de Renfe y, según algunos, las del decoro.

Rita Barberá, descalza en el AVE.

Rita Barberá, descalza en el AVE.

23 de abril. Ritaleaks. Compromís desvela que Barberá y su equipo de gobierno habrían gastado cientos de miles de euros en hoteles de lujo y comidas en restaurantes de alto nivel. La alcaldesa reacciona amenazando con denunciar al partido de Mónica Oltra y Joan Ribó. No consta, de momento, ninguna reclamación judicial.

8 de mayo. María José Alcón, una exconcejal de Barberá –y número 16 de su lista para las elecciones de mayo- renuncia tras desvelarse una conversación suya que  la vincularía con la trama corrupta del PP valenciano que conseguía mordidas de empresas a cambio de contratos públicos.

11 de mayo. Barberá es el único candidato a la alcaldía que no acude a un debate electoral –con las críticas del resto de partidos y el organizador del acto, la SER- pero luego se enzarza en una discusión de mercado con una vecina que le afeó su gestión al frente de Valencia.

¿24 de mayo? Barberá, alcaldesa desde 1991, suma cinco mayorías absolutas consecutivas. Todos los sondeos descartan una más, y su relación con Ciudadanos, el único partido que la podría sostener en el gobierno, es más que tensa. De ser el fin a sus 24 años de gobierno, el 24 de mayo podría ser el cúlmen del annus horribilis de Rita Barberá.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha